Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/01/16 12:00

    El último paso de Obama con Cuba

    La lógica decisión del presidente de EE. UU. coincide en alguna forma con la política anti-inmigrantes anunciada por Trump.

COMPARTIR

El 12 de enero el presidente Obama, en un acuerdo concertado con Cuba, suspendió la política de “pies secos-pies mojados” y el programa de admisión de profesionales cubanos de la salud.

La medida de “pies secos-pies mojados”, adoptada después del derribamiento de una avioneta del grupo anticastrista de “Hermanos al Rescate”, consistió en que los cubanos que llegaran a los Estados Unidos, sin haber sido interceptados por los guardacostas en el estrecho de La Florida, tenían derecho a la residencia y a unos auxilios durante los primeros meses de su estadía.

El resultado fue que después de varios años, paulatinamente muchos vieron que las condiciones en Cuba no eran tan atroces y que La Florida, se llenó de cubanos que no “huían” sino que buscaban mejores condiciones de vida. Hasta el punto que incluso algunos voceros de la comunidad cubana en Miami, consideraron que esa masiva inmigración, no los favorecía.

Fidel Castro preguntaba con frecuencia, porqué los Estados Unidos no seguían la misma política con los mexicanos, los centroamericanos e incluso con los colombianos, acosados en ese entonces por la guerrilla, los paramilitares y las bandas armadas. Él mismo decía en torno de burla, que si así fuera, no sería extraño que en esos países pocos se quedarían, porque el resto emigraría a los Estados Unidos.

El programa de la admisión de profesionales cubanos de la salud, también fue suspendido. Desde el estruendoso fracaso del socialismo, Castro se convenció de que la lucha armada no era el medio para la conquista del poder y canceló la ayuda a los grupos armados en África y en América Latina, incluyendo los existentes en Colombia, a pesar de que algunos, entre ellos las FARC, seguían pensando lo contrario.

La estrategia cubana para seguir haciendo valer su influencia política y abrir una nueva fuente de ingresos, fue la de proyectarse en la cooperación en educación, en deportes y en especial en la atención médica hacia sectores deprimidos en los países latinoamericanos y africanos que nunca había contado con ella.

Para generar al gobierno cubano pérdidas por la inversión en la preparación de los profesionales y al mismo tiempo para cortarle las divisas que recibía por ese concepto, los Estados Unidos resolvieron dar asilo a todos los médicos cubanos que desertaran de las misiones que adelantaban en diferentes países.

Cuba sin embargo no se limitó a enviar médicos. Abrió en 1999 la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, en la que miles de estudiantes provenientes de áreas marginadas, de bajos recursos y alto rendimiento académico escogidos cuidadosamente por las embajadas de Cuba, entre ellos muchos colombianos, fueron becados para estudiar medicina con el compromiso de que una vez graduados fueran trabajar a zonas marginadas de sus países. Tenían dentro de las materias obligatorias marxismo-leninismo. Los estudiantes consideraban que el gobierno cubano les brindaba una oportunidad que en sus estados les había sido negada.

Cuba igualmente comenzó a ofrecer programas para alfabetización de adultos como el de “Yo sí puedo”, que incluso fue comprado por algunos departamentos y municipios en Colombia. Mientras que en deportes, centenares de entrenadores cubanos han preparado deportistas latinoamericanos, entre ellos muchos colombianos.
Con esa estrategia Cuba logró evidentes efectos políticos, que no se consiguieron mediante la acción de grupos armados dedicados a la intimidación y a la amenaza.

La lógica decisión de Obama, coincide en alguna forma con la política anti-inmigrantes anunciada por Trump, que difícilmente puede dar un paso atrás, cuando es uno de los aspectos fundamentales de su programa de gobierno.

(*) Profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.