Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/10/20 00:00

Objetivo de las multinacionales

La senadora Leonor Serrano presentó un proyecto de Ley que busca regular la reproducción asistida en Colombia. La iniciativa ha sido fuertemente criticada por un grupo de ciudadanos que la denominaron como 'Hitlerismo biológico' y acusaron de ser la apertura de las multinacionales a la explotación del genoma humano en Colombia. Lea el punto de vista de José Galat, rector de la Universidad La Gran Colombia.

Objetivo de las multinacionales

Proyecto de Ley 29 - Cámara y Ponencia P.L. 46 - Senado abren las puertas a las multinacionales que explotan el genoma humano.

Entre los años de 1816-1818 Mary Shelley escribió la novela Frankestein, más tarde llevada al cine con la actuación de Boris Karloff, en la que un médico logra crear vida humana artificialmente porque considera que el poder que brinda la ciencia está más allá del bien y del mal. Las palabras que la autora pone en boca de Frankestein anticiparon las del filósofo Federico Nietzsche, quien proclamó que la voluntad de poder del ser humano debería llevarlo a crear un superhombre. Adolfo Hitler aplicó estas lecciones al experimentar con seres humanos vivos en búsqueda de una raza superior. En 1980, Mark Dem publicó el libro "Les enfants artificiels" que describía las experiencias que en los laboratorios se estaban adelantando después de que se logró la primera fecundación in vitroy el primer "bebé probeta"; las investigaciones de estos continuadores de Hitler eran tan escalofriantes que el Nobel de la biología, Karl Lorenz denunció: "Si nosotros permitiéramos a los ingenieros sociales fabricar hombres genéticamente programados que no protesten, la libertad humana no existiría ya".

En los años noventa, el Parlamento Europeo aprobó una resolución sobre los "Problemas éticos y jurídicos de la manipulación genética y de la fecundación artificial", con ponencia de los juristas Willi Rothley y Carlo Casini, en la que se pide:

"..la prohibición penal del mantenimiento de la vida por métodos artificiales, de embriones humanos con el fin de efectuar, en el momento oportuno, extracciones de tejidos o de órganos..., que se persiga penalmente toda utilización de embriones o fetos con fines comerciales e industriales, lo cual se aplica ... a la importación de embriones. ... y respecto a la fecundación artificial in vivo e in vitro... Estableciendo como criterio primario para la regulación de esta materia el derecho de autodeterminación de la madre y el respeto de los derechos y de los intereses del hijo, que se pueden compendiar en el derecho a la vida y a la integridad física, psicológica y existencial; en el derecho a la familia, en el derecho a recibir cuidado de los padres y a crecer en un ambiente familiar adecuado, en el derecho a la propia identidad genética. ... Expresa su convicción de que no puede abusarse bajo ningún concepto de los métodos de fecundación extracorporal para seleccionar determinados embriones.

En 1995 el genoma humano se había convertido en un negocio multimillonario merced a la acción de las multinacionales: "Un solo gene, si expresa una proteína que puede ser utilizada como una droga, puede representar unos beneficios anuales de 500 millones de dólares (José María Fernández Rua, ABC, El Tiempo, 10-07-95), a lo que añadió en 1998 el biólogo Hugo Hoesnigsberg: "Estamos enfrentados a fuerzas económicas y políticas que están luchando por el predominio de los recursos genéticos y que ejercerán el mayor poder sobre la economía mundial..." (El Tiempo, 20-12-1998).

Esta lucha se puso de relieve merced a la intervención de la empresa comercial Celera Genomics en el proyecto del genoma humano, en el que, con sentido humanista participaron en competencia con dicha firma comercial los gobiernos de Estados Unidos y de otros países.

Por la misma época el neurocientífico de la Universidad de Harvard, Evan Snyder, logró implantar células madres en cerebros de adultos, con lo que se abrió la posibilidad de curar enfermedades como el Alzheimer y a la vez la de producir órganos humanos sin los problemas del rechazo cuando se implantan. Estas células se encuentran en los seres humanos cuando tienen la edad de ser embriones. Las empresas que dispongan de mayor número de embriones para extraerles las células madres y experimentar encabezarán la competencia en el negocio de genoma humano. Al respecto señala Francis Fukuyama que, "La empresa Geron... junto con Advanced Cell Technology, ha puesto en marcha un programa de investigación centrado en las células madre embrionarias. Las multinacionales del genoma están buscando países que tengan legislaciones que les faciliten su negocio y en donde puedan encontrar sin dificultad "material genético" para sus investigaciones con seres humanos vivos en edad de embriones, producidos mediante fecundación in vitro.

En nuestro país, los proyectos de ley para abrir espacios a las multinacionales del genoma que quieran venir a explotar el patrimonio genético colombiano, afloraron en los artículos 132 y 134 del Proyecto de Ley del nuevo Código Penal que fueron rechazados por las causas antes mencionadas; el Código Penal vigente sanciona a quienes quieran investigar con embriones cuando no sea para buscar la salud de la persona que vive ese momento de su desarrollo personal.

En el presente año, los Proyectos de Ley 29 Cámara y Ponencia del P.L. 046 Senado, abren las puertas para que las multinacionales puedan operar en el país sin traba alguna. De llegar a aprobarse estos proyectos, el país se convertiría en una especie de "zona franca" para las mayores atrocidades en el campo de la investigación y de la comercialización con seres humanos vivos en las primeras etapas de su desarrollo. Al autorizar la fecundación in vitro "heteróloga" -(la que se hace con los gametos de un tercero diferente de los esposos, los de un donante anónimo) las entidades que se dediquen a este negocio pueden almacenar espermatozoides y óvulos, engendrar hijos en probeta, congelarlos y luego, a muchos de ellos, usarlos vivos como se hace hoy con ratones en los laboratorios. Todo esto viola los derechos humanos de los niños objeto de estas manipulaciones.

*Rector de la Universidad La Gran Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.