Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/07/06 19:42

La academia embrujada

Sería bueno que la academia y los intelectuales examinaran qué tan “intelectuales” fueron en los años del “Embrujo Autoritario”

La academia embrujada

Ella + dos son académicos. Llevan horas enfrascados en una controversia. No consiguen ponerse de acuerdo sobre la eficacia o ineficacia de combatir una mentira mediante el empleo de la verdad. A ella le parece que sus colegas son pedantes. Ellos consideran que ella es una fanfarrona. Los tres deciden tomar una pausa e irse al extrarradio de la ciudad en donde hay un estanque de aguas turbias en los que chapotean unos animalejos que no se saben si son peces agonizantes o anfibios. Los tres están felices.

Un hombre sentado sobre una piedra los mira. Con el pulgar y el índice agarra un cachito de marihuana y se lo lleva a los labios. Dos últimas caladas y lo tira. Ella + dos se acercan al borde del estanque. Ella resbala y cae al agua. Ellos, confiados en el poder de la palabra, le hablan pero no encuentran el medio de sacarla del estaque. Entre frase y frase uno de los hombres resbala y cae al agua. El tercer hombre -en toda historia hay un tercero- intenta una ridícula maniobra y también resbala. El fondo del estanque es resbaladizo y no hay manera salir por la propia industria. Ella + dos piden ayuda. El hombre que está sentado en la piedra se levanta, toma una rama y sin mojarse y sin tocarlos los saca de las aguas turbias.

Hace unos años una parte abundante del mundo intelectual y académico colombiano fue seducido por una gran mentira: la guerrilla de ‘Tirofijo’ estaba derrotada y no había nada que negociar con ella. La mayoría de los llamados “tanques de pensamiento” externos e internos escribían “papers” sobre el punto de inflexión del conflicto y hubo alguno que sentenció la muerte del Bloque Oriental de las FARC luego de la muerte del “Mono Jojoy”. En beneficio de los académicos hay que reconocer que el miedo también hizo lo suyo y no era fácil pensar, decir y escribir después del asesinato de profesores como Alfredo Correa de Andreis, que no se dejaron liar por el llamado “Embrujo Autoritario” que se apoderó del país, de las palabras, del himno y la bandera.

En el 2008, en el esplendor del “Embrujo Autoritario” escribí un extenso artículo titulado “Escenarios de Confrontación y Negociación con las FARC”. Había vivido en las entrañas de la guerrilla por muchos años y veía como una misión imposible someter a una organización con una dilatada experiencia en las tácticas de guerrilla pura, amén de su extraordinaria capacidad para asimilar operaciones militares complejas en su contra y de resolver con plena autonomía los problemas logísticos en una guerra prolongada y extendida en el tiempo y el espacio. Muchos intelectuales pensaban lo contrario y preparaban a la opinión pública para un escenario de sometimiento similar a los ofrecidos a las organizaciones mafiosas.

Hoy día la percepción es distinta y el mundo académico y universitario parecen remar en una misma dirección. Vivimos en una especie de pausa que sería bueno que los intelectuales la aprovecharan para examinar qué tan “intelectuales” fueron en los años del “Embrujo Autoritario”. Preguntarse entre otras cosas cuál fue el real impacto de las FARC en la historia de Colombia y Latinoamérica y averiguar cómo un ejército campesino consiguió sobrevivir al moderno siglo XXI. Indagar las razones por las cuales un ejército, dotado con unas ideas básicas, forzó una negociación más allá del dualismo (“amenaza terrorista” y “violación de los Derechos Humanos”).

Por estos días en los que han disminuido las amenazas a los intelectuales, sería fabuloso que volvieran la mirada hacia otros lados. Una mirada hacia la potente realidad colombiana. Una mirada que vaya más allá de la pedantería y la fanfarronería. A veces es terapéutico, incluso para salvar la reputación, aceptar que el hombre sentado en la piedra con su cerebro apaciguado por la cannabis es la pura realidad que se acerca hasta el borde del estanco y ofrece una rama.

En twitter: @Yezid_Ar_D

Blog:https://yezidarteta.wordpress.com/author/yezidarteta/

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.