Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/01/07 10:10

    Demandan nueva elección del gobernador de Caldas

    Valdría la pena que se recontaran los votos que eligieron al gobernador Guido Echeverri, puesto que la cifra descomunal de 200 mil sobrepasa los cálculos del histórico normal.

COMPARTIR

La demanda ya fue presentada y admitida por el Tribunal Administrativo de Caldas, en vista que sobre el mismo señor existen varias demandas penales, en la primera semana de inicio de actividades judiciales, el abogado demandante presentará solicitud de suspensión provisional.

Temblarán las estructuras: morales, sociales, económicas y políticas de Caldas y sus municipios, los desvergonzados senadores y representantes que avalaron nuevamente esta candidatura a sabiendas de sus inhabilidades, tendrán que dar claras explicaciones a las autoridades y sus electores, puesto que son considerados cómplices de semejante descalabro que se cierne sobre Caldas y sus municipios, para el caso que dicha elección, como la anterior, sea anulada.

Que los caldenses hubiésemos caído por segunda vez en la trampa eligiendo al señor Guido Echeverri cuando, además de su inhabilidad para ser elegido gobernador, tiene cuatro demandas penales pendientes: tres por celebración indebida de contratos y una por peculado por apropiación, es un caso tan insólito y vergonzoso para Caldas, Colombia y el mundo, que vale la pena proponerlo como el record Guinness de inmoralidad electoral.

¿Será que los más de doscientos mil ciudadanos que votaron por el señor Guido Echeverri el pasado 25 de octubre, tienen encrucijadas en su forma de discernir, pensar y ver las cosas, lo que les impide avizorar con claridad meridiana, la vergonzosa debacle que nuevamente se viene sobre Caldas y sus municipios?

Es de mal gusto que el vicepresidente Germán Vargas Lleras, hubiese asistido a la posesión del gobernador Guido Echeverri, como queriendo decir que las cosas están tan bien que no importa lo que se venga encima, esto no es más que un claro desafío a la institucionalidad y la forma de ver las cosas bajo las artimañas de la politiquería y la corrupción.

Este parece ser un guiño de la prepotencia del Estado, sobre la posible nulidad de la elección del señor Guido Echeverri, que para hacerse elegir por segunda vez montó toda una tramoya acompasada por los congresistas caldenses de la Unidad Nacional.

Desde que se inició la campaña para las elecciones del 25 de octubre pasado, destacados analistas han sostenido que la primera elección del señor Guido Echeverri, ocurrida en el 2011, la cual fue anulada por el Consejo de Estado por encontrarse inhabilitado, solo venció el 31 de diciembre del 2015, así lo conceptuó también por solicitud de la Procuraduría General de la Nación, la oficina jurídica de la Función Pública.

La pregunta del millón: ¿qué nos está pasando a los caldenses, que insistimos en martillar sobre el mismo yunque de la corrupción, dejándonos arrastrar por los vientos huracanados de la politiquería, y las componendas políticas de los gamonales, que no les importa un bledo la nueva debacle que se cierne sobre el departamento, en caso que el Tribunal Administrativo de Caldas anule la nueva elección del señor Guido Echeverri?

Bien vale la pena hacernos un juicio de responsabilidades, puesto que los casi doscientos mil votos -dudosos por cierto- que sacó el señor Guido Echeverri, es la clara demostración que en Caldas concurrimos a las urnas como humildes borregos que nos llevan para el matadero, sin darnos cuenta que con nuestra actitud estamos comprometiendo nuestro futuro y el de las presentes y futuras generaciones.

De ocurrir esta nueva debacle para Caldas, todos los caldenses de bien debemos movilizarnos al unísono, para pedir a los organismos de control ser lo suficientemente drásticos con las sanciones que se debe imponer a los responsables, que por cierto son los que ostentan nuestra representación en el Congreso de la República en nombre del movimiento de Unidad Nacional, desde donde se distribuyó toda la mermelada para aceitar la maquinaria de la corrupción electoral y que dio como resultado la elección de tan cuestionado personaje.

Fueron muchas los conceptos de destacados juristas que advirtieron sobre esta nueva inhabilidad y posterior demanda, pero lo más grave ocurre ahora cuando a sabiendas que tiene cuatro demandas penales pendientes, no se dignó ponerlas en conocimiento de la opinión pública, o sea que nuevamente el señor Guido Echeverri le mintió a sus electores, se hizo elegir a punta de engaños y mentiras.

Esperamos que esta vez el señor Guido no tenga la viveza de adelantarse a cobrar las reposiciones electorales, hay que alertar a la Registraduría Nacional del Estado Civil, y a los Organismos de Control, para que esto no ocurra, puesto que con casi doscientos mil votos que lo eligieron, de configurarse este reintegro, sumaria la no despreciable suma de siete mil millones de pesos, que es dinero de todos los contribuyentes.

Los caldenes no hemos aprendido la lección para votar con responsabilidad, atendiendo los dictados de nuestra conciencia; pesa más la politiquería que la sindéresis, el buen juicio y la razón, nuestro departamento está próximo a enfrentar una nueva debacle administrativa, con elecciones atípicas a bordo y un gobernador interino mientras se elige el reemplazo del señor Guido Echeverri, que a decir verdad, con esta nueva debacle electoral y al haber ocultado por segunda vez sus inhabilidades a los electores, se ha convertido en todo un problema para el departamento de Caldas.

Lamentablemente esto seguirá ocurriendo, puesto que tenemos un sistema electoral totalmente vergonzoso, obsoleto, y corrupto, basta con ver la cantidad de funcionarios que se posesionaron el pasado primero de enero con cuentas pendientes con la justicia, y que ya empiezan a caer abatidos en los estrados judiciales, dejando sus cargos expósitos y a la vanguardia de los mas vivos que aprovecharán para pescar en rio revuelto.

Pero en fin, como dirá el señor presidente Santos: bendita democracia, aunque vergonzosamente nos pagues.

urielos@telmex.net.co
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.