Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2009/03/12 00:00

    OPINIÓN: En la guerra no todo vale.

    La iniciativa de permitir que Karina y 'Saldaña' salgan libres como "gestores de paz" es censurable y vulnera un principio básico del Estado de Derechoy es una mala señal para las victimas, sus familias y el conjunto de la sociedad.

COMPARTIR

El Presidente Álvaro Uribe anunció que quedarán en libertad los guerrilleros de las Farc, Elda Neyis Mosquera García o Nelly Ávila Moreno, (Karina), y Raúl Agudelo Medina (Olivo Saldaña). La primera se desmovilizó en mayo del año anterior y Agudelo fue capturado en agosto de 2004. Ambos tienen cargos por delitos graves: secuestro, homicidios múltiples, homicidios fuera de combate,. Estos delitos fácilmente les pueden dar cuarenta años de presidio. Ambos se acogieron a la ley de justicia y paz y deben pagar penas entre cinco y ocho años.

El presidente Uribe los ha designado “gestores de paz” y ha suspendido la pena privativa de la libertad, en términos estrictos no es ni amnistía ni indulto, es salida bajo supervisión del gobierno.

Estas medidas se asumen dentro de una estrategia de guerra; motivar la deserción y mostrar a los guerrilleros en filas que el gobierno es “generoso” y pueden vislumbrar un futuro en libertad y por qué no, pueden pensar en una vida en Paris, como hoy la hace el guerrillero 'Isaza' con su compañera sentimental, de quien otro guerrillero desmovilizado, Rojas –quien asesinó a Ivan Ríos y hoy pelea por la recompensa- señala de haber participado en varias acciones contra la Fuerza Pública, con un importante saldo de muertos.

Esta iniciativa del gobierno es censurable, vulnera un principio básico del Estado de Derecho; hay que sancionar el delito, más si estos son de sangre, con la vulneración no solamente de la vida en combate, sino de civiles en total estado de indefensión, como es el caso de Karina y Olivo Saldaña. Es más, es una mala señal para las victimas, sus familias y el conjunto de la sociedad.

El gobierno se salta todos los mecanismos legales instituidos y principios básicos de la convivencia democrática, con tal de enfrentar a las Farc, no importa si para ello debe negar el derecho a la justicia, que queda bastante morigerado en la Ley de Justicia y Paz, que en aras del equilibrio entre justicia y el logro de la paz, podemos aceptar como válido, pero ya saltarse este mínimo de justicia es una afrenta.

El presidente Uribe, se inventa cuentos chinos; Olivo Saldaña y Karina no van a desmovilizar a un solo guerrillero. Si estos se desmovilizan es por la presión militar de la Fuerza Pública, las penurias físicas y emocionales de la vida guerrillera, el autoritarismo de los mandos militares o la pérdida de la ilusión en un triunfo que no va a llegar.

El presidente Uribe, mancilla los derechos de las víctimas y de la sociedad, aleja el horizonte de la reconciliación y vulnera el estado de derecho al debilitar o desconocer abiertamente las disposiciones de la justicia. Las víctimas piden que no extradite a HH, el único paramilitar que venia colaborando de manera decidida con la justicia y que en cada ampliación de indagatoria implicaba a políticos y empresarios con la criminalidad de las AUC. Pero no. Es extraditado, alejando las posibilidades de verdad, justicia y reparación, así sea en las módicas cuotas que hemos visto en el proceso de la Ley de Justicia y Paz en ya casi cuatro años de su vigencia.

No es buena señal este tipo de iniciativas; Karina, Olivo Saldaña y HH, deben pagar sus deudas con las víctimas en Colombia, cumpliendo sus penas, ya de por si suaves en Justicia y Paz, colaborando con el esclarecimiento de los hechos en los que participaron y reparando a las víctimas, hasta donde les sea posible.

Lo que esta al orden del día es fortalecer el Estado, sus instituciones, la independencia de los poderes y buscar la paz, sin vulnerar los derechos de las víctimas.

lcelis@nuevoarcoiris.org.co


*Luis Eduardo Celis es coordinador del Programa de Política Pública de Paz de la Corporación Nuevo Arco Iris






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.