Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2017/04/13 09:10

    ¿Revocar a Peñalosa o jugar con candela?

    Basta con preguntar a los "simpatizantes" de la revocatoria, y enemigos de la gestión del actual alcalde, si conocen por lo menos tangencialmente el Plan de Desarrollo 2016 - 2019 y las razones por las cuales se considera que la administración no lo está cumpliendo.

COMPARTIR

Con argumentos jurídicos, Peñalosa busca argumentar ante los tribunales que el proceso de revocatoria está fundado en motivaciones abiertamente falsas, equivocadas y tendenciosas que no se ajustan a la constitución y a la ley.

Estos son los principales argumentos de Humberto Sierra Porto, ex-magistrado de la Corte Constitucional quien emprende en nombre del Alcalde Mayor esta batalla jurídica para evitarle a la ciudad el tortuoso camino de una incierta revocatoria, cuyo proceso podría costarle al país más de 90.000 millones de pesos.

Celebro que además de las campañas de información sobre lo que si se está haciendo y de lo que se pueda difundir (seriamente) a través de las redes sociales, donde mentir e inventarse cuentos se propaga más fácil y rápidamente que los hechos y la verdad, se pueda hacer un contrapeso serio y objetivo en contra de un movimiento que tiene un preocupante trasfondo político y electoral de cara a las elecciones presidenciales del 2018 y en medio del cual reina la confusión, la desinformación y las verdades inventadas.

Para nadie es un secreto que Petro se está jugando sus restos con un discurso electorero y populista con el que busca dar la pelea en las elecciones presidenciales del 2018.

Para muchos es impensable que marque en las encuestas y que a pesar de sus serios líos jurídicos pueda ser candidato, pero así son las cosas, por lo menos en este país del Sagrado Corazón.

Su estrategia es sencilla y busca llevarlo a la presidencia, a costa de Bogotá y de sus habitantes, veamos :

Su alcaldía fue mala y su gestión deplorable. Petro no cumplió con una gran parte de su Plan de Desarrollo. Su discurso entorno al agua, a la niñez y a la vejez no pasó de ser eso, un discurso.

Petro necesita a toda costa que a Peñalosa le vaya mal. Si a Peñalosa le va mal, si la ciudad no avanza, si el metro no se construye y si no lo dejan gobernar, podrá reivindicar que su gestión no fue tan mala como la pintan, o mejor, como lo indican claramente los indicadores de gestión, de ejecución, la falta evidente de gobernabilidad que caracterizó su administración las muy pocas obras, el escándalo de las basuras, para no citar sino unos pocos de los muchos frentes en los cuales se rajó el anterior alcalde.

La estrategia también es clara : tejer una cortina de humo. A través de la desinformación y la distorsión de la realidad el movimiento de revocatoria busca movilizar grupos de gente a quienes con videos, información falsa y tocando fibras específicas como la movilidad, el TransMilenio, el Metro y la salud (entre otros) se les conduce como borregos a convertirse en simpatizantes de una causa que no conocen, de un ideal que no entienden pero si de un propósito ajeno para el cual fueron manipulados.

Basta con preguntar a los "simpatizantes" de la revocatoria, y enemigos de la gestión del actual alcalde, si conocen por lo menos tangencialmente el Plan de Desarrollo 2016 - 2019 y las razones por las cuales se considera que la administración no lo está cumpliendo.

Este es centro del debate y sobre lo cual esperemos se pronuncien los tribunales : ¿ Existen bases jurídicas y hechos contundentes que justifiquen que el actual alcalde está incumpliendo su Plan de Gobierno ? Si la respuesta es afirmativa, el proceso debe seguir adelante. De lo contrario es claro que Petro y sus amigos están jugando con candela a costa de nuestra ciudad, del erario público y de la buena fe de los electores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.