Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2012/07/07 00:00

    Otra coincidencia

    El nombre del coronel Ramírez no habría saltado a la palestra de no haber sido porque el ministro Germán Vargas Lleras pidió investigar si es cierta la existencia de un complot contra él.

COMPARTIR

El coronel Eduardo Ramírez Rozo, actual encargado de la seguridad del ex presidente Álvaro Uribe y de su familia, fue compañero de curso en la escuela de cadetes de la policía del mayor retirado Juan Carlos Meneses. Este último es el mismo ex oficial que ante la justicia ha acusado a Santiago Uribe Vélez de haber sido el jefe del grupo paramilitar de los doce apóstoles.
 
El dato no tendría nada de particular si no fuera porque el mayor Meneses, en el momento de hacer los señalamientos contra el hermano de Álvaro Uribe, dijo además que sentía miedo por afirmaciones de algunos oficiales que habían sido sus pares en la policía.
 
Según él, antiguos compañeros suyos que trabajaban en la seguridad del entonces jefe de Estado, dijeron en reuniones de oficiales frases como esta: “Vea hermano que ahí está Meneses, que es el que le sabe todo esto a Álvaro. Hermano, ojalá que Meneses no se estalle, no vaya a decir nada de Santiago”.
 
Poco después el mayor Meneses –según lo narra la periodista Olga Behar en su libro “El Clan de los doce apóstoles”- empezó a recibir llamadas amenazantes en las que le decían: “Vea hijuetantas, no vaya a abrir la boca, no se vaya a ir de sapo” y “cuídese que lo vamos a matar, no vaya a prestarse de sapo”. (Ver clan12.jpg)
 
Los dos únicos oficiales que cumplen la doble condición de haber sido compañeros de curso de Meneses y miembros de la seguridad del entonces presidente Álvaro Uribe son el teniente coronel César Mauricio Miranda Sarmiento y el teniente coronel Eduardo Ramírez Rozo.
 
El primero de ellos, el coronel Miranda, ya no hacia parte del grupo de seguridad presidencial cuando el mayor Meneses formuló sus señalamientos contra Santiago Uribe Vélez. Miranda era, en ese momento, comandante de la policía de Nariño, cargo en el que estuvo hasta hace unas semanas cuando anunció su retiro de la Policía Nacional.
En cambio el segundo, el coronel Eduardo Ramírez Rozo, hizo parte del esquema de seguridad del presidente Álvaro Uribe hasta el 7 de agosto de 2010. Ese mismo día se convirtió en el coordinador de la seguridad del ex presidente y de su familia.
 
Probablemente el nombre del coronel Ramírez no habría saltado a la palestra de no haber sido porque el ministro de vivienda Germán Vargas Lleras, le pidió esta semana a la fiscalía investigar si es cierta la existencia de un complot contra él detrás del cual estarían esmeralderos, el señor Santiago Uribe Vélez y un coronel de apellido Ramírez.
 
La colérica reacción del ex presidente Álvaro Uribe en apoyo a su hermano incluyó un capítulo para defender –y de paso identificar- al coronel Eduardo Ramírez Rozo. Tanto el ex mandatario como su hermano Santiago, coincidieron en responsabilizar al antiguo director de la policía, general Oscar Naranjo, del nombramiento del coronel Ramírez como responsable de la seguridad del expresidente y de su familia.
 
La verdad es un poco distinta. El propio presidente Uribe escogió a quienes manejarían su seguridad cuando dejara la Casa de Nariño. Además para premiar a los elegidos, el 14 de mayo de 2010, tres meses antes de terminar sus ocho años de gobierno, Uribe firmó un decreto en el que ordena una bonificación especial de 30 por cierto de sobresueldo a los encargados de la seguridad de los ex mandatarios y sus familiares. (ver decreto1700/2010bonificaciones.jpg)
 
El coronel Ramírez condecorado por Uribe  con la 'orden de la justicia' una semana antes de terminar su gobierno y designado coordinador de su seguridad y la de su familia, es casualmente el compañero de curso del principal acusador contra su hermano.
 
Santiago Uribe, cuyo nombre ha sido mencionado también en el plan para desacreditar al magistrado investigador de la parapolítica Iván Velásquez, admite conocer al coronel Ramírez pero  dice que jamás ha hablado con él de Germán Vargas Lleras.
 
Con elocuencia el hermano del ex presidente le dijo a la FM de RCN: “Un complot es una cosa muy seria. Una cosa que compromete demasiada gente y lleva mucho dinero. Yo no he participado en ningún complot en mi vida. No se si me toque hacerlo más adelante porque no se el destino de mi vida”. (Vea a continuación el video de la declaración a la FM)
 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.