Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1985/09/30 00:00

    PANORAMA ES ASI

COMPARTIR

En el principio existieron muchas revistas de variedades que pasaron por la televisión sin pena ni gloria, pero un jueves cualquiera Producciones JES lanzó al aire Panorama y su estilo pegó tanto que como por arte de magia empezaron a nacer realizaciones semejantes. Primero fue Romántico (la misma idea pero especializada en televisión), luego apareció Don Domingo (una imitación fallida) y ahora se anuncian nuevas revistas dirigidas por Jimmy Salcedo, Pacheco y el Gordo Benjumea. Panorama puede estar orgulloso, porque su ejemplo ha dejado honda huella. Ya sé que en materia de televisión no hay grandes inventos. Ya sé que en Estados Unidos, México y otros países se hacen revistas similares. Ya sé que Panorama ha sido acusada de "enlatado simulado", porque presenta videos musicales, entrevistas con los grandes del cine y otras curiosidades made in ..., pero ese detalle no desvirtúa sus logros, muchos de los cuales se sintetizan en tres puntos: agilidad, creatividad y actualización.
La agilidad se logra con pequeñísimos detalles: una cortina musical oportuna, los letreros que se arman a la vista del televidente, el anuncio de lo que viene y, fundamentalmente, la filosofía de "ir directo al grano" sin mayores arandelas. Cuando hay una entrevista no se admiten visitas, ni sartales de piropos, antes de presentar al entrevistado. Se habla con la sintaxis del telegrama obligado a expresar mucho en pocas palabras, y si la conversación es con los grandes "divos" (El Puma, Julio Iglesias, Lucía Méndez), entonces se agiliza por edición, a base de congelados y giros visuales.
La creatividad está presente en la forma de hacer los informes y en el enfoque mismo de algunas secciones. Vamos a los ejemplos: Lucía Madriñan coge su micrófono y se para en cualquier calle del país (Ibagué, Medellín, Bogotá...) para preguntarle a los transeúntes "¿cómo se hace un besito?" Las respuestas son múltiples, van desde la señora que en tono solemne da una definición algo didáctica: "un beso se hace uniendo los labios de dos bocas que se aman", hasta la otra que no encuentra cómo decirlo, y resuelve lanzar un beso al aire mientras dice: "así". Lucía continúa preguntando aquí y allá como toreando al televidente para que grite "¿y a dónde conduce esta encuesta tan boba?", pero entonces viene la sorpresa: desde la planta de una fabrica de galletas cierto operario con gorro de panadero explica cómo se hacen esos besitos tostados y redondos que todos comemos cuando vamos a cine. ¿Fue creativa la introducción? ¿Generó unas expectativas? ¿Sorprendió en su desarrollo? Hasta el menos imparcial lo nota. Y no es esa la única forma como Panorama recrea la información, también lo hace introduciendo con relativa frecuencia secciones novedosas: "buscando amigos", "mesa redonda sobre las parejas en los noticieros de televisión", "los sueldos de los cantantes famosos..." y otras. Hace algunas semanas, para la encuesta callejera se escogió un costumbrismo propio de Medellín. De frente al micrófono "n" número de paisas estuvieron de acuerdo al afirmar que "no hay como la arepa antioqueña con quesito Y mantequilla". Sus respuestas fueron expontáneas, sencillas y muy directas. Dijeron más de la idiosincracia antioqueña que lo que hubiera dicho un texto armado sobre los paisajes de ese departamento, con imágenes de carrieles, ruanas tropicales y sombreros típicos.
A más de esto, Panorama es una revista que vive al día. Se informa de ciertas novedades técnicas (un televisor de bolsillo, el carro computarizado, los artistas que cantan por los niños del mundo...) y también tiene una sección crítica orientada por el periodista Yamid Amat.
Sé que mis amigos me van a llamar parcializada cuando lean este comentario. Acepto cualquier reproche, pero me sostengo en que Panorama es un magazine muy agradable de ver. Otto Greffestein lo hace de maravilla como presentador, logra comunicarse, es bastante mesurado, se nota cómodo ahí. Lucía Madriñan cumple con lo que debe. Es ella misma. No le preocupa imitar a nadie y eso le luce. Por éstas y otras razones Panorama ha llegado al lugar en que esta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.