Sábado, 30 de agosto de 2014

.

| 2013/01/11 00:00

¡Pare de sufrir! Usted está en uno de los países más felices del mundo (otra vez)

por Sebastián Felipe Villamizar Santamaría*

La última encuesta de WIN-Gallup sobre la (in)felicidad en el mundo contraataca. Colombia ocupa el primer lugar en felicidad de 54 países.

Una de las grandes conclusiones de la encuesta es que, a pesar de la crisis económica, la gente en general en el mundo dice ser feliz. Es decir, que el dinero no tendría mucho que ver con qué tan feliz alguien se sienta. Entonces, si no es la plata, ¿por qué los colombianos fueron los más felices en 2012? Yo sí que no creo en lo que dice RCN, que es por “la alegría de los colombianos [que] tiene ese toque que los hace sobresalir” y que es porque somos el país donde hay “más reinados, fiestas y puentes festivos del mundo”. A mí los festivos me hacen feliz, sí, pero no sé qué tanto los reinados; y no sé qué tanto habrían pensado en esto los que contestaron la encuesta. 


Ese porqué somos tan felices se complica al saber que Latinoamérica es la región más feliz del mundo (71 puntos), seguida por el Sudeste Asiático (47 puntos). Y por favor, RCN, no digan que es porque los latinos somos 'más calidos y alegres' (y además que sabemos bailar salsa muy bien), porque conozco muchos latinos que no son ni cálidos, ni alegres ni bailamos salsa. ¿Qué tienen en común ambas regiones para que les dé esto? ¿Será el clima ecuatorial, las condiciones de vida de la gente que vive ahí, la extracción de materias primas?


Ya en el 2011 éramos el sexto país más feliz del mundo según esta encuesta del Barómetro Global de Esperanza y Felicidad del grupo WIN-Gallup International. Al 30 de diciembre del 2012, subimos al primer lugar. Por cada 100 encuestados del país, hay 77 felices con su vida, dos infelices, 20 que no estaban ni felices ni infelices, y uno que no sabía/no respondió. Si me hubieran hecho esa pregunta, creo que yo sería ese 1%. Claro, la felicidad (y sobre todo la felicidad percibida) es bien difícil de medir.  En esta encuesta quedamos de terceros en el 2012; y en esta otra, de 34 en el 2006. Todas tienen una batería de preguntas distintas, pero existe un supuesto de que, a mayor riqueza, mayor felicidad en un sistema económico como el nuestro. Por eso la de Gallup también pregunta sobre la esperanza en la situación económica del país. Aquí, Colombia quedó en el puesto 17 de los más esperanzados en la economía, es decir, que hay un par de personas más que creen que habrá prosperidad que las que no. 


Entonces, si en el 2012 somos los más felices del mundo, habría que pensar qué pasó en este año. El balance del 2012 en Colombia es uno que se sigue tambaleando todavía. Tuvimos Merlanos y Falcaos. Tuvimos leyes Lleras 2.0 y los primeros pasos de aprobaciones de matrimonios igualitarios. Tuvimos escándalos en las cortes y el senado y el inicio de unas conversaciones (preliminares) a un (posible) proceso de paz (del que no se sabe qué pasará). Hasta tuvimos gente bailando el Gangnam Style en la calle y una llama con mala ortografía que se volvió muy famosa en Internet. La lista de altibajos da para mucho más, pero ustedes se hacen la idea. Yo no sé si los que respondieron la encuesta pensaron en esto; seguramente yo sí lo habría hecho y por eso no sabría/no respondería si creería que mi vida es feliz. 


No tengo una razón para decir por qué el resultado de la encuesta, y ella tampoco nos da mucho más material para trabajar. Por ahora, lo que puedo hacer es especular qué pasaría en el 2014, cuando salga el nuevo reporte. Especular qué pasará con el cumpleaños número cuatro de la solicitud de adopción de las dos mamás en Medellín, que fue el 6 de enero. ¿Serán los derechos igualitarios la causa de la felicidad en el 2013? O especular qué pasará ahora con los finales de las novelas del prime time. ¿Será que el regreso de los Umaña a Bogotá o las canciones de Rafael Orozco van a ser la causa de la felicidad en el 2013? O especular qué pasará ahora con los territorios que están quedando en manos de las grandes compañías mineras y por los que, a pesar de todo, nadie da razón. ¿Será que la explotación de los recursos naturales van a ser la causa de la felicidad del país en el 2013?


Ni idea. Sólo sé que Coca-Cola la tiene clara. La causa de la felicidad es que un cajero en una calle cualquiera dé un billete de 100 euros. Tal vez si Coca-Cola llenara de esos cajeros las calles de Chocó, Providencia, y la Sierra Nevada, serían menos de dos infelices que contestaron la encuesta.


*Investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (www.dejusticia.org)                                                                                                                                      

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×