Sábado, 30 de agosto de 2014

Pasarela Colombia Guillermo Torres

| 2013/07/27 00:00

Pasarela Colombia

por Daniel Samper Ospina

Se hace evidente el gusto del diseñador por los esqueletos, en especial en zonas de conflicto.

Buenas noches, señoras y señores. Iniciamos esta edición de Colombiamoda con la presentación en pasarela de la marca Puro Centro, del diseñador  antioqueño Álvaro Uribe Vélez: una colección que combina el look de print militar con una serie de candidatos descoloridos, en la que sobresalen la ausencia completa de transparencias y el delicado gusto por los estampados: porque precisamente estampados quedarán sus candidatos en las próximas presidenciales. 


Se hace evidente el gusto del diseñador por los esqueletos, en especial en las zonas de conflicto; el uso del poncho y el carriel como expresión de un estilo de vida, y el predominio de telas suaves, como el lino (Moreno de Uribe). En este momento su creador luce en pasarela la famosa tanga para tres huevos, confeccionada en un escurridizo poliéster panameño; lo sigue José Obdulio Gaviria, que exhibe un overol de la marca Pat Primo de Escobar. 


Cierran el desfile Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo y demás párvulos que exhiben la línea infantil para la temporada 2014-2018: diseños de talla menor, en los que se resalta la ingenuidad, y cuyos cortes obedecen a un mismo patrón: que es, justamente, Álvaro Uribe. (Los accesorios corren por cuenta del joyero Pacho Santos, famoso por sus perlas inolvidables, dentro de las que destaca pedir que electrocuten estudiantes: todo un ejemplo de buen gusto).


Pasamos al segundo desfile de la noche: la colección Premium de la marca Interbolsa, de Tomás y Rodrigo Jaramillo, quienes por primera vez lucen ante el público su impactante línea de trajes clásicos: sobresalen los bolsillos grandes, las mangas anchas y los cortes de cuello blanco, a la vez que el gusto por la paja como material predominante; los accesorios, que permiten a los modelos ir de gorra sin que ello riña con su reputación social, y el generoso corte de las telas, desarrolladas por Fabricato exclusivamente para esta línea, permiten a los diseñadores de esta empresa familiar taparse los unos a los otros con holgura.


Brillan las sedas, impermeables incluso a la Justicia, gracias a las cuales los trajes se pueden manchar sin que haya sanciones. Y se distinguen los lujosos bolsos intercambiables, o interbolsos, de diseño vanguardista y sofisticado: un conjunto ideal para los amantes de la acción. Incluso la de Millonarios.


Y llegamos, finalmente, al run away más esperado de la noche: la pasarela Santos, con que el exmandatario busca superar su colección Verano-Ola invernal del pasado, y exhibir su línea de corbatas, dentro de las que se destaca Lucho Garzón: un modelo famoso justamente por sus prendas.


Presenta hoy su colección Otoño-Primavera árabe, en la que prima el aire chic de protesta social. En esta primera salida observamos a 12 campesinos de Cauca con un look étnico, inspirado en el nómada urbano, esto es, en el desplazado de hoy, seguidos de cerca por corpulentos modelos envueltos en telas de camuflaje: una tendencia que regresó para quedarse. (Dentro de los modelos militares no se encuentra el joven Esteban Santos, temeroso de que su padre interrumpa la pasarela y lo salude de beso en el cachete delante de sus amigos de batallón). 


Accesorios como la papa-bomba vintage de los campesinos o las carabinas vanguardistas de los soldados ofrecen una mezcla explosiva que marcará tendencia, al menos en las encuestas. Y seguramente a la baja. 


Pasamos ahora a este lounge wear versátil y relajado que exhiben estos mineros entrados en paro. Como se puede ver, el negro es el color de la temporada. Resaltan los elementos en oro, los tonos mercurio y las siluetas minimalistas marcadas por el hambre, que le dan a esta colección un toque ecléctico, con aires bastante barrocos. Y bastante berracos. (Traemos a Colombiamoda campesinos y mineros porque es la única manera de que el presidente Santos los vea: lamentamos cualquier incomodidad).


Y vamos, ahora sí, con el Prete-à-porter del primer diseñador del país, inspirado en el romanticismo de La Habana. Salen a la pasarela sus top models preferidos: los negociadores de paz, que lucen un recatado traje retro, que no deja ver casi nada, en una evocación nostálgica del secretismo de los años 60. (Nótese la descomplicada batola de Luis Carlos Villegas, ideal también para personas en estado de embarazo).


Tras ellos desfila Gina Parody con sus gafas tipo hipster, cuyo gran marco sirvió de inspiración para el marco para la paz; Piedad Córdoba, con un turbante confeccionado en papel higiénico doble hoja, sinónimo de glamour en las pasarelas de Caracas; el senador Robledo, a quien esta semana, y de manera increíble, Santos de la Renta trató de disfrazar de terrorista, y Juan Fernando Cristo en ropa interior elaborada en trapo rojo, como todo un sostén del liberalismo.


Cierra el desfile de esta versión de Colombiamoda el presidente Santos en persona, vestido con los bóxer y la franela de su línea de piyamas para tierra caliente lanzada en Valledupar. El muslo blanco combina con el tobillo inflamado en un juego de volúmenes refrescante. La camiseta tiene un corte de manga idéntico al que la gente comienza a hacerle a su gobierno. Es una lástima que nadie se atreva a decirle a este emperador de la moda que en realidad está desnudo. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×