Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/11/20 00:00

    Paz es igual a verdad, justicia y reparación

    Verdad, justicia y reparación, son los verdaderos postulados para obtener una paz perdurable.

COMPARTIR

Si el proceso de paz logra encausarse por los postulados de: verdad, justicia y reparación, podemos estar seguros que saldremos al otro lado. Cada uno encierra sinnúmero de factores, pero los tres tienen vasos comunicantes entre sí, y en su conjunto cumplen con un solo objetivo: el de justicia con reparación a las víctimas de la violencia. 

Aquí no se puede admitir la verdad a medias, ni tampoco presunciones o imaginaciones muy propias de lo que es la verdad simple, que la mayoría de las veces aparece, pero se desvanece, puesto que no resiste la carga de la prueba, vale la pena investigar cada caso en particular. 

Para lograr el objetivo de: verdad justicia y reparación, se hace indispensable, pasar de la verdad verdadera, a la verdad jurídica, con el fin de afianzar a todas las personas que han sido víctimas de la violencia. 

Cuando empezamos a hablar de justicia, es porque se ha dicho la verdad, y por lo tanto los sujetos activos tienen que empezar a asumir responsabilidades, con el fin de llegar al tercer y último postulado cual es el de la reparación.  

Aunque los críticos y escépticos digan lo contrario, estos postulados tienen dos componentes esenciales: comunidad y desarrollo, que son los  escenarios válidos sobre los cuales hay que activar las estrategias de común acuerdo con las partes, para poner fin a cualquier tipo de conflicto.   

Por consiguiente, es bastante equivocado, cuando nuestros gobernantes, acuden a consejerías o diagnósticos internacionales para obtener recomendaciones orientadas a conseguir  la paz, considero que las causas del conflicto son muy propias de nuestra idiosincrasia, y de nuestro medio, que hay que buscarlas en las injusticias que se cometen a diario con las clases menos favorecidas. 

Lamentablemente el sector más afectado por este hecho, es el del campesino, prueba de ello, es el paro nacional agrario, que durante el año que termina ha dejado una serie de sinsabores al Gobierno Nacional, y que después de varios meses, aún no lo ha podido apaciguar plenamente. 

Acorde con esta situación, los negociadores de las FARC, llegaron al primer acuerdo de la agenda de diálogo, pero es claro que aún, ni el mismo gobierno sabe cómo se van a desarrollar todas las exigencias plasmadas en ese primer punto: desarrollo rural integrado.

El gobierno, ya ha presentado al Congreso de la República, - con mensaje de urgencia-, un proyecto de ley, que recoge todas las exigencias de los campesinos, pero, lamentablemente, a la fecha, no se sabe sobre la suerte que pueda correr en su trámite legislativo, por la vacaciones de fin de año.

A través de esta columna, hemos insistido y lo continuaremos haciendo, que si el gobierno, quiere prestar mayor atención al sector rural, lo primero que debe hacer es, acercarse más a él, eliminado toda una cadena de intermediarios innecesarios, que para lo único que sirven es para quedarse con buena parte de los recursos asignados para el desarrollo de las actividades agropecuarias. 

Si queremos conseguir una paz, estable para nuestro país, se hace indispensable, una política de mucha agresividad agropecuaria, dotando al campesino de los más elementales instrumentos a que tiene derecho, para el desarrollo de sus duras faenas.

Por eso se requiere que el Estado, aplique con carácter urgente el programa de desarrollo rural integrado, que para nuestro concepto desde el punto de vista de comunidad y desarrollo comprende los siguientes aspectos: 

1º- El regreso del campesino al campo: son millones los que se encuentran fortaleciendo los cinturones de miseria de las áreas urbanas, en virtud a que fueron desplazados por grupos ilegales, o decidieron abandonar sus parcelas, porque no encontraron apoyo gubernamental. 

Es triste ver campesinos que siembran su cosecha y finalmente no tienen a quién venderle los productos. En muchos casos son víctimas de los acaparadores y especuladores que se las arrebatan a precios ínfimos, o muchas veces los tienen que dejar abandonados en las plazas de mercado. 
El seguro de cosecha del cuan tanto se ha hablado, es un tema impostergable. Ahora con las inclemencias de los cambios climáticos, se requiere proteger a nuestros campesinos contra las inclemencias del tiempo.   

2º- Vivienda campesina: no ha pasado de ser simples anuncios, y se tiene conocimiento que en algunas regiones se está aplicando la conveniencia política. Son cientos los proyectos de vivienda rural que se encuentran anunciados o inclusive con financiación, pero la falta de planeación ha impedido hacerlos realidad. 

3º- Servicios públicos domiciliarios: las viviendas campesinas deben estar dotadas de servicios básicos de agua, luz y alcantarillado.

3º- Programas de salud para el campesino y sus familias. 

4º- Seguro social campesino, incluyendo los recolectores y cosecheros.

5º- Seguro de cosecha. 

6º- Programas de agro industrialización: en los tiempos del TLC, la agricultura primaria no tienen canales de comercialización, se requiere de proyectos agroindustriales que de valor agregado a los productos.  

7º- Comercialización de los productos. Mejorando las vías de penetración.

8º- Manejo de las cadenas productivas y las alianzas estratégicas: esta dependencia del Ministerio de Agricultura merece toda la atención del gobierno, lamentablemente ha tenido un desempeño muy mediocre, sus funcionarios por falta de preparación, no han asumido el verdadero rol que los corresponde, generando eslabones de cadenas productivas y alianzas estratégicas con los mercados: TLC.

8º- Finalmente se requiere con carácter urgente, levantar el potencial exportador vía TLC, junto con el mapa productivo.   

urielos@telmex.net.co
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.