Opinión

  • | 1991/12/16 00:00

    PERIODISMO Y POLITICA

    La tendencia moderna de la prensa es independizarse cada vez más de su origen político para pasarse a la función de fiscalizar al Estado.

COMPARTIR

CON LA LLEGADA DE JUAN MANUEL Santos al Ministerio de Comercio Exterior ya se ha producido la primera apertura. La de la polémica de si es moral, o inmoral pero legítimo, o ilegítimo pero posible, que los periodistas hagan política.

La escuela purista, que tiene raíces en los EE.UU., y de la cual en Colombia son exponentes muy comprometidos periódicos como El Espectador, y periodistas sueltos como Daniel Samper, María Teresa Herrán o Alberto Donadío sostiene que los periodistas metidos a la política generan una confusión por la simultaneidad de papeles que ejercen.

Desde luego, pienso que la escuela purista no puede estar en contra de que los periodistas hagan eventualmente un poco de política y regresen al periodismo. Al fin y al cabo lo que está de por medio es en esencia un asunto de libertad personal, y sería absurdo suponer que el periodista no pudiera cambiar nunca de oficio, prefiriendo en algún momento de la vida dejar de observar los toros desde la barrera para pasar a lidiarlos en el propio ruedo.

Suponso que a lo que se opone esta escuela es a la llamada
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1818

PORTADA

La coca se dispara

Más de 150.000 hectáreas de coca sembradas, la cifra más alta de la historia, es el gran desafío para el posconflicto y para el futuro de la violencia en Colombia.