Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2008/05/03 00:00

    Persuasivos

    Como si faltaran pruebas de la persuación, el cuñado de Amín, y hermano de la hoy notaria, recibió un atractivo nombramiento en el exterior

COMPARTIR

Sostiene el presidente, refiriéndose al caso Yidis, que "el gobierno persuade, no presiona, ni compra conciencias". Los hechos muestran cómo operó la persuasión para aprobar la reelección. A Yidis Medina no le dieron todo lo que ella asegura que el gobierno le prometió, pero sí una parte. Esas prebendas -burocráticas y contractuales- que recibió la dueña del voto definitivo dejaron una huella imposible de borrar. También otros congresistas recibieron prebendas, a cambio de su voto en la comisión primera de la Cámara.

Hasta ahora el gobierno no ha explicado por qué después del voto de Yidis, a favor de la reelección, un partidario de ella fue nombrado coordinador de la Clínica Primero de Mayo, la entidad del Seguro Social en Barrancabermeja. Hace unos meses, cuando Carlos Correa Mosquera, el hombre cuota de Yidis, fue removido del puesto, ella misma fue a reclamar su reenganche a la ESE Francisco de Paula Santander en Cúcuta, de la cual dependía la Clínica de Barranca.

Además, otra recomendada de Yidis fue encargada de la notaría segunda de Barrancabermeja. El decreto de nombramiento, firmado por Sabas Pretelt y por el presidente Álvaro Uribe, pone al frente del despacho notarial a Sandra Patricia Domínguez Mujica en junio del año 2005. Allí estuvo hasta diciembre del mismo año. La entonces recomendada de Yidis es hoy jefe de control interno de Caprecom, cuya junta directiva preside el ministro de Protección, Diego Palacio.

En otra entidad vinculada al Ministerio de Protección Social, la Empresa Territorial para la Salud (Etesa), el principal asesor de Yidis Medina recibió un contrato, justo seis meses después del paso de la reelección en la primera de Cámara. La orden fue expedida a favor de César Augusto Guzmán Areiza por 31.500.000 pesos.

Para que ustedes tengan una idea de la cercanía entre el señor Guzmán y Yidis, basta decir que fue él la persona que la acompañó a grabar el video en donde dejó su testimonio sobre la forma como fue "persuadida" para votar a favor de la reelección.

El gobierno, más empeñado en desviar la atención de la declaración de Yidis, que en dar las explicaciones a las que está obligado, insiste una y otra vez en que ella declaró bajo juramento en la Procuraduría, el Consejo de Estado y la Corte Suprema, que no había recibido ofertas, ni prebendas a cambio de su voto.

Lo que no cuentan es que un miembro del gobierno nacional fue quien contactó a Yidis Medina con una abogada que orientó sus declaraciones para que sacara limpios a los altos funcionarios. La abogada es Clara María González Zabala, ex registradora nacional del estado civil, persona muy cercana al hombre del "articulito", Fabio Echeverri, y activista a favor de la reelección presidencial. Durante toda la semana he buscado a la abogada González para preguntarle quién le pagó sus honorarios y si recibió alguna instrucción especial para asesorar a la hoy detenida, pero no ha sido posible hablar con ella.

Junto con Yidis y Teodolindo, otro congresista fue vital para la aprobación de la reelección. Se trata de Jaime Amín, quien entonces era el hombre de confianza de José Name en la Cámara.

Pues bien, en los meses siguientes a la aprobación de la reforma, en abril 19 de 2005, la esposa de Jaime Amín, Claudia Margarita Betancourt Valle, fue nombrada notaria sexta de Barranquilla, cargo en el que permanece.

Como si faltaran pruebas de la "persuasión", el cuñado de Amín, y hermano de la hoy notaria, recibió tres días después un atractivo nombramiento en el exterior. El 22 de abril de 2005, Javier Ernesto Betancourt Valle presentó ante el gobierno de Estados Unidos su acreditación como cónsul de negocios generales de Colombia en Nueva York. Allá sigue.

No entiendo por qué ahora los uribistas odian a Yidis. No hay que olvidar que gracias al voto de ella y al de Jaime Amín, entre otros, tenemos hoy cuatro años más de este gobierno que tanto ha luchado "contra la corrupción y la politiquería".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?