Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1997/09/01 00:00

PINOCHO

EL PRESIDENTE ESTA DICIENDO MENTIRAS POR FUERA DEL PROCESO 8.000, RELACIONADAS MAS CON SU GOBIERNO QUE CON ACUSACIONES DE CORRUPCION.

PINOCHO


Estábamos acostumbrados a que el presidente Ernesto Samper nos mintiera en relación con el proceso 8.000. Que no conocía a los Rodríguez, que no se reunió con ellos, que no recibió la plata, que no se fotografió con la 'Monita retrechera', etc.El país, ante estas versiones presidenciales, tomó partido. Unos le creyeron, otros no. Y ahí quedó el asunto, con un Presidente a bordo de un país dividido.
Pero ahora las cosas han cambiado. Porque el Presidente está comenzando a decir mentiras por fuera del proceso 8.000, relacionadas más con sus actos de gobierno que con las acusaciones de corrupción. Y en la última semana ha cometido dos de estas 'pinochadas', con graves repercusiones para el país.
La primera de ellas se produjo el lunes pasado, a través de los canales nacionales en la tradicional alocución oficial del Presidente. En ella Samper, refiriéndose a la situación económica, dijo: "Las cosas están comenzando a cambiar positivamente. Después de varios meses de crisis la economía se está comenzando a mover. Digamos que lo que sucede es que ya tocamos fondo. Lo que viene hacia adelante es ganancia". Lo peor, en opinión del Presidente, había pasado.
Pero entonces, a mitad de la semana, vino el informe del Banco de la República en el que se advertía categóricamente: "No obstante los esfuerzos que se han hecho en el campo de las finanzas públicas, la realidad es que la tendencia actual (del déficit) es insostenible en el mediano plazo". Y más adelante: "La sociedad en su conjunto debe ser consciente de que entre más se posponga el ajuste (fiscal) más alto será su costo en términos de bienestar".
El jueves en la noche el Presidente cambió su versión del lunes. Esta ya no era que la economía mostraba signos de recuperación, sino que Samper admitía la existencia de una bomba de tiempo en materia económica en el país. "La situación fiscal en el mediano y largo plazo sí es preocupante", dijo. Y para rematar, el Ministro de Hacienda encargado admitió que no está ya en manos de este gobierno darle una solución al problema fiscal del país.
De no haber sido por el informe del Banco de la República los colombianos habríamos quedado con la equivocada sensación de que los problemas económicos comenzaban a resolverse, cuando la verdad es que empeoran y serán heredados por el próximo gobierno. Una de dos: o el Presidente de la República estaba mal informado de la realidad, o tuvo la clara intención de modificarla.
Pero todavía faltaba otra perla: la del caso Mauss.
El misterioso alemán y su esposa habían sido detenidos hace algunos meses en Medellín en posesión de una mujer alemana secuestrada por el ELN, cuya liberación habían estado gestionando, aún se desconoce si a cambio de una suma de dinero . Si no hubo pago de dinero, ¿cómo se explican los dólares decomisados a los miembros del ELN que participaron en el secuestro capturados por el Gaula en noviembre pasado? Además, en el bolsillo de Mauss se encontró una carta firmada por Eduardo Mestre, a través de la cual se hizo evidente que se estaba hablando de una multimillonaria licitación de la compañía alemana Siemens en la Registraduría Nacional de Colombia. El encargado de coordinar dicha licitación era un primo de Horacio Serpa. No pudo comprobarse si se estaba gestando algún tipo de soborno para inclinar hacia la Siemens esta adjudicación, porque la misma, ante el escándalo, tuvo que ser declarada desierta.
Además, en poder de Mauss se encontraron varios pasaportes con distintas identidades. De vieja data, Mauss era conocido en Colombia por pagarle millones al ELN a cambio de que este grupo guerrillero permitiera construir un oleoducto de la Mannesmann.
La pareja de alemanes fue dejada en libertad hace unos días: la justicia colombiana fue incapaz de vincularlos jurídicamente con algún delito. No obstante, la sensación de que se trata de personajes oscuros y retorcidos no se ha desvanecido.
Casi simultáneamente con la liberación de la pareja, el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung publicó la versión de que Mauss había sido encargado por el gobierno colombiano para que sirviera de intermediario para la paz con el ELN.
El 30 de julio un comunicado de Presidencia dice: "En referencia al artículo del diario alemán, el gobierno aclara que las declaraciones del Presidente sobre una posible mediación internacional en el proceso de paz de Colombia se enmarcaron en un contexto general, y en ningún momento se señalaron personas en particular".
Pero el viernes primero de agosto La FM reveló la entrevista completa del periodista Michael Lennertz a Samper, en la que se basó el mencionado periódico. Pregunta el periodista: "Señor Presidente, ¿aceptaría usted la intermediación de Mauss en el proceso de paz?". Responde Samper: "El señor Mauss hizo al gobierno de Colombia una propuesta de intermediación con el ELN. Esa fue la razón de la visita del ministro Serpa a Alemania y de mi entrevista con el ministro alemán Schmidt-Bauer en Estados Unidos. Si es con ánimo altruista de conseguir la paz, bienvenido".
Conclusión: o Samper no se acordaba que aceptó en esta entrevista que el oscuro señor Mauss fuera el mediador de un proceso de paz con el ELN, o...

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.