Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2002/12/16 00:00

    Por los colombianos en el exterior

    La Fundación Colombianos en el Exterior propuso crear una consejería que dependiera de la Presidencia de la República con el fin de mejorar el estatus de las comunidades de compatriotas en otros países. Juan Carlos Ramírez, experto en temas internacionales escribe sobre el tema.

COMPARTIR

Las fronteras tradicionales entre los países tienden a ser permeables por los fenómenos reales y definitivos de la globalización, que incluye además de lo económico y las nuevas tecnologías , la globalización de la información y la posibilidad de participar en procesos y tomas de decisiones por medios virtuales. Progresivamente se está creando un nuevo orden internacional relativo al comercio, la seguridad, la protección de los derechos humanos y la conservación del planeta entre otros.

Por las circunstancias políticas y económicas, Colombia se ha expandido en el exterior, a través de la emigración de profesionales, técnicos y fuerza de trabajo, principalmente a Estados Unidos, España, Ecuador, Costa Rica y Panamá, generando experiencia y conocimiento los cuales deben ser

aprovechados en beneficio de ellos y para el resto de la sociedad.

Para esto se requiere un respaldo dirigido a promover las instituciones necesarias (normas legales y organización administrativa) y la creación de mecanismos de apoyo (oficiales y privados) para el mejoramiento económico y del estatus de las comunidades colombianas en el exterior. Y que mejor que una consejería para quienes están fuera que dependa directamente de la Presidencia de la República para precisamente enfatizar en estos termas de desarrollo económico, fundamentalmente los productivos, generadores de empresa, empleo y nuevo ingreso, extensibles hacia lo cultural, académico y científico, los cuales paralelamente redundarán en el nivel de aceptación de estos compatriotas.

De hecho se reconoce que los temas de producción y generación de empleo e ingreso están siendo integrados de manera coherente a las distintas áreas legislativas, administrativas conexas con la política y estrategia de mejoramiento de la seguridad nacional interna y externa que son la ocupación del gobierno del presidente Uribe. Cabe anotar que todas las economías y naciones que se han visto involucradas en conflictos generalizados han recurrido al arma de la revitalización y renovación de su aparato productivo.

Con mayor razón, Colombia y su actual gobierno deben entenderlo de esta manera, so pena de permanecer , como hasta ahora, por debajo de las exigencias del orden internacional.

De otra parte, se entiende que al interior de la población colombiana en el exterior pueden distinguirse dos sectores o grupos: Quienes se integran definitivamente a la sociedad, economía y culturas del país receptor, cuyas metas son la educación de los hijos y su trabajo definitivo y quienes mantienen lazos económicos, familiares estables y culturales privilegiados con la Patria, a la cual esperan regresar. En ambos casos es capital humano: gente trabajadora, recursiva y muy creativa, que bien se integran a la cultura, generación de nuevo conocimiento (ciencia) y al desarrollador de tecnologías para el desarrollo sostenible.

Por tanto, esta consejería podría actuar con base a dos áreas específicas:

Primera: Atención a las comunidades en el exterior mediante dispositivos de información, consulta y vínculo productivo con Colombia, para generar en lo posible un discurso unificado para simplificar las labores de entidades y asociaciones similares.

Segunda: Investigación de las situaciones y expectativas colectivas y los parámetros para las nuevas normas y legislaciones.

Al respecto, Jaime Angel Hurtado, estudioso del tema y autor de la temática para el doctor Alvaro Uribe en 1996, sobre "Seguridad y Democracia para Colombia", sugiere abarcar estas dos áreas de trabajo de la siguiente manera:

- Informar a las comunidades en el exterior, principalmente en Estados Unidos y Europa sobre las disposiciones legales y trámites de administración, que puedan resultar de interés para su vinculación económica, laboral y productiva con Colombia.

- Efectuar consultas electrónicas a dichas comunidades, sobre sus prioridades económicas, académicas, científicas, culturales y familiares, a fin de fundamentar planes de acción y maneras de involucrar a las comunidades con el país receptor.

- Abrir el Banco de Proyectos de inversión, comerciales, manufactureros y de servicios, a los cuales puedan asociarse, a fin de mejorar sus ingresos y su estatus social, a la par que ofrecer a empresas e inversionistas colombianos, la oportunidad de ampliar sus negocios y operaciones en el exterior.

- Ofrecer información sobre los hechos políticos, académicos, culturales y científicos originados en Colombia, para contribuir al mejor posicionamiento de nuestra Patria en el exterior, así como mantener informados a nuestros nacionales de sobre acuerdos bilaterales y multilaterales de migración, trabajo, seguridad social, educación y demás con el país receptor.

En conclusión, esta consejería será de utilidad para la administración colombiana y para alimentar el sistema de relaciones internacionales en lo tocante con el bienestar y progreso de nuestras comunidades en el exterior.

jcramirez@1hemisphere.com

*Experto en temas internacionales

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.