Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/11/12 11:40

    Si lo obvio no está...

    Para que las inversiones del posconflicto en las regiones se puedan consolidar en un contexto de democracia viva es necesario que el sector petrolero se aproxime al proceso de paz.

COMPARTIR

Viajaron los empresarios a La Habana. No es cosa de poca monta. Cuando se habla de prepararnos para el posconflicto es buena señal que los empresarios representativos del poder económico formal y billetudo del país vayan a la fuente. Que en La Habana, expongan sus recelos frente a los avances que ha logrado la mesa y escuchen de voz de las FARC afirmaciones concretas sobre los alcances de lo convenido y los procedimientos de lo faltante. En fin de cuentas, éstas como todas las negociaciones de paz son una negociación entre élites, y dígase lo que se diga en este largo conflicto las FARC y la dirigencia nacional terminaron por parecerse bastante en sus formas de ejercer el poder. El viaje es una victoria del Presidente frente a quienes han sembrado cizaña en torno al proceso de paz. También es una victoria de todos al evidenciar que la proximidad de la firma del acuerdo pone en movimiento actores de poder económico.

Demuestra que la ilusión de la paz nos permea a todos y que a pesar de los odios y desconfianzas, la solución de esta guerra por la vía del diálogo, es preferida hoy por estos ricos a la prolongación del conflicto armado. Con ello las mayorías nacionales terminamos beneficiadas.

¿Qué se discutió en esta reunión de La Habana? No lo sabremos en detalle nunca, pero estoy convencido que los empresarios volverán más comprometidos frente al reto de modernizar la democracia colombiana, las formas del capitalismo y las relaciones económicas que tanto han de ser revisada en el país. ¿Por qué las FARC se lo exigen? No creo, lo harán en el entendido que si hay paz habrá obligación de modernizar las instituciones, las maneras de hacer las cosas y habrá que dar curso al espíritu constituyente del 91 a fondo. Tendremos de nuevo esa posibilidad como país.

Surge una duda. En el grupo que visita La Habana no aparecen los empresarios del sector petrolero y esto es relevante por muchas razones: este sector ha estado en el centro del conflicto por décadas, es un gran aportante a la economía, lo que lo hace un sector estratégico de la vida nacional. Adicionalmente, la relación entre esta industria, el gobierno, los movimientos sociales y comunitarios en las regiones donde el conflicto armado esta presente es de las más complejas en la estructura laboral, social y política del país. Según investigación publicada en el portal especializado Crudo Transparente por Sergio Guzmán de la Universidad Johns Hopkins, este sector no esta preparándose para abordar las tareas que el posconflicto impondrá de cara al cierre del proceso de negociación y firma del acuerdo final con las FARC en La Habana.

Éste seguramente será uno de los temas complejos a abordar por parte del nuevo ministro para el posconflicto Rafael Pardo.

Para que las inversiones del posconflicto en las regiones se puedan consolidar en un contexto de democracia viva para las autoridades, comunidades y empresas, es necesario que el sector petrolero se aproxime al proceso de paz.

Ecopetrol, Oleoductos Centrales S.A Ocensa por su presencia extendida en el territorio, por la experiencia adquirida en la relación con las comunidades deben ser referente para una discusión que exige apertura mental, disposición a redefinir y reescribir muchas de las prácticas y procedimientos institucionales surgidos en medio del conflicto armado y que son norma y cultura para agentes de gobierno nacional y local, empresas, trabajadores, contratistas, sindicatos y comunidades en la industria petrolera. Es urgente entonces preparar la industria del petróleo para la etapa del posconflicto.

Adendum: el fiscal Montealegre pretendió salir de su escandalo administrativo sobre el dolor de las víctimas del Palacio de Justicia. Ha recibido el rechazo de partidos, Gobierno, oposición, fuerzas militares y comunidad internacional. ¿Cómo pueden referirse los medios a él con respeto como jurista? Pies de barro.

@alvarojimenezmi
ajimillan@gmail.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.