Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2005/08/20 00:00

    ¿Puede cambiar el mundo?

    María Lucía Roa, representante en Colombia de Ashoka, habla sobre el crecimiento exponencial del movimiento de emprendedores sociales.

COMPARTIR

El mundo comienza a mirar con esperanza la creciente tendencia del emprendimiento social. Cada día son más las actividades y los proyectos desarrollados por personas ya no consideradas como utópicos soñadores, sino como pragmáticos y eficientes  gestores de soluciones para los diversos problemas de la sociedad.

En concordancia con este movimiento -creciente en el nivel mundial-, las empresas privadas empiezan a preguntarse cómo ejercer su compromiso de responsabilidad social, cómo vincularse a proyectos sociales. No por un sentido de 'caridad o filantropía', sino como parte de la obligación de contribuir a disminuir la desigualdad. Pero también pensando en la ventaja que constituye para las empresas el hecho de involucrar al mercado y al consumo consciente y responsable una franja calculada en 4.000 millones de personas en el nivel mundial, pertenecientes a los estratos de menores recursos.

Hay muchos ejemplos del auge de esta tendencia:

El libro de C. K. Prahalad sobre Las Oportunidades de Negocio en la Base de la Pirámide constituye un bien logrado ejemplo de cómo las empresas deben adaptar sus prácticas administrativas, contables y publicitarias, entre otras, para lograr involucrar al mercado a dicha población: como consumidores responsables y conscientes, pero también como aliados estratégicos en procesos de distribución y comercialización, enfoque del que se derivarán enormes beneficios sociales y económicos. Cita el autor casos concretos, como el de Voxiva, que constituyen muy bien documentados ejemplos.

El próximo primero de septiembre se realiza en México el foro Oportunidades de Negocio e Innovación en la Base de la Pirámide, con la participación de C. K. Prahalad y de Stuart Hart, dos de los más importantes teóricos del tema, así como de directivos de empresas como Cemex, Bimbo, Amanco, Microsoft, e importantes líderes y Emprendedores Sociales, entre los cuales figuran varios de Ashoka.

Algunos ejemplos de lo que constituye un emprendimiento social efectivo y eficiente aparecen en el libro Cómo cambiar el Mundo - Los Emprendedores Sociales y el poder de las nuevas ideas que acaba de llegar a Colombia, publicado por la Universidad de Oxford. El autor, David Bornstein, periodista canadiense, logra documentar impactantes e inspiradores ejemplos:

En India, una mujer, Jeroo Billimoria, creó en 1996 un sistema de atención telefónica para respuestas de emergencia para niños en peligro: Childline. Dos años después ya se había extendido a otras ciudades. En el otoño de 2002 estaba en 42 ciudades, había atendido 2,7 millones de llamadas y logrado prevenir el peligro en que miles de estos niños se encontraban a causa del maltrato infantil, abuso sexual, hambre, entre otros. Actualmente, su plan es construir un consorcio internacional de líneas telefónicas de socorro infantil y seguir trabajando por lograr el establecimiento de nuevas políticas públicas que complementen el proceso.

Vera Cordeiro, en Brasil, es una médica que se propuso transformar el sistema hospitalario para la atención de la población de menores recursos. Ha logrado que además de la atención médica puntual al paciente, el sistema influya en las condiciones de vida de la familia, para evitar así la reincidencia de las enfermedades. La Asociación Renacer para la Salud Infantil ha extendido su trabajo a 14 hospitales públicos de Río de Janeiro, Sao Paulo y Recife, y ha proporcionado beneficios directos a más de 25.000 niños. Pero su trabajo no termina: su meta es llevar el modelo a todos los hospitales brasileños.

Jacob Schramm, en Estados Unidos, percibió el vacío del mercado universitario, que facilitaba el ingreso de jóvenes con altos promedios académicos, pero dificultaba el de aquellos con promedios normales, generalmente provenientes de familias de escasos recursos y deficiente preparación académica. Estos jóvenes no lograban transmitir en los procesos de solicitud que eran mejores y más capaces de lo que daban a entender las cifras. Fundó entonces College Summit (Encuentro en la Universidad) que, mediante talleres interdisciplinarios, prepara y orienta a los jóvenes para presentar sus solicitudes de ingreso. Durante el verano de 2003, College Summit impartía su taller número 124 y habían pasado por el programa casi 5.000 alumnos. El resultado era un significativo aumento en la tasa de matrículas: ¡de un histórico 46%, había pasado a un 79%!

En términos generales, el emprendimiento social debe ir acompañado de innovación, impacto, estrategia, calidad ética. El compromiso de estos emprendedores no es pasajero, es vital; no buscan reconocimiento personal, no se detienen ante ningún obstáculo, no consideran demasiado grandes los retos ni inaccesibles los medios para lograrlos. Tienen claras sus metas, pero son lo suficientemente flexibles para ajustar procedimientos. Poseen la intuición permanente para detectar cómo, combinando elementos, personas y metodologías, se puede lograr un nuevo y extraordinario resultado.

¿Está cambiando el mundo? Los más optimistas podríamos pensar que sí. Que se están encontrando nuevos sentidos a la vida, al ejercicio empresarial, al desarrollo personal. Que muchos están procurando llevar sus sueños a la realidad, por imposible que parezca. Y que algunos -por ahora- están tomando conciencia del compromiso para contribuir a alcanzar cambios sociales fundamentales para la convivencia y el desarrollo equitativo.

 *Representante de Ashoka en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.