Lunes, 1 de septiembre de 2014

QUE OCHO AÑOS NO ES NADA...

| 1990/12/31 00:00

QUE OCHO AÑOS NO ES NADA...

por MARIA ISABEL RUEDA

Llegó casualmente a mis manos un segmento de la indagatoria que Luis Otero, tristemente célebre por haber sido el jefe máximo de la toma del Palacio de Justicia, concedió en 1982 ante un juez durante un consejo verbal de guerra contra el M-19. Estas declaraciones, consignadas en el cuaderno 40, folios 326 a 391, contrastan brutalmente, por decir lo menos, con las respuestas ponderadas, equilibradas y tolerantes que Navarro ha utilizado en esta campaña electoral. Comparemos unas y otras, pues la antítesis no dejará de asombrarlos.
Otero 82: "El concepto burgués de pesar, compasión, dolor, no existe. Nada nos conmueve, el fin justifica los medios. Todo aquello que se oponga a la marcha hacia la toma del poder debe ser eliminado. No hay compasión porquienes mueren en una revolución justa o injustamente. Lo importante es vencer, y este objetivo no nos h quita o impide nadie. Las revoluciones se hacen con sangre y ésta debe verterla quien estorbe a los propósitos revolucionarios".
Navarro 90: "Democracia quiere decir esencialmente democracia política. De todo este derrumbe de las ideologías, lo que está quedando claro y nítido es la democracia, entendida como la entiende Rousseau: participación eficaz en las decisiones que tienen importancia en la vida de una sociedad".
Otero 82: "La extorsión es la mejor manera que hemos encontrado los revolucionarios para obligar a los ricos a que nos den dinero; a los políticos a que apoyen nuestros planes; a los latifundistas a que abandonen la tierra y la dejen en manos de quien debe poseerla; a los gerentes de empresas para que apoyen los pliegos de hs sindicatos. A quien sea necesario vamos a extorsionar para que nos colabore, se vaya o se muera".
Navarro 90: "Ya no se le quita la propiedad a nadie por la fuerza (...). El miedo que nos tienen a nosotros porque vamos a tocar la propiedad privada es infundado. Vamos a mantener el artículo 30 de la Constitución, sin quitarle un punto ni una coma".
Otero 82: "Los secuestros son una forma de conseguir expropiaciones. Los ricos de Colombia han logrado su dinero explotando al pueblo. Por lo tanto, ahora el pueblo lo que hace es recobrar el precio de su sudor. No nos importan las lágrimas de las víctimas, ni el lloriqueo de la familia. Nos interesa su plata para sostener esta guerra, que cada día es más costosa."
Navarro 90: "Me parece que en el terreno de la economía, el marco constitucional que tenemos es muy bueno, porque permite diferentes visiones dentro de la democracia y dentro del capitalismo, porque en eso estamos"·
Otero 82: "En cuanto a la muerte de agentes del gobierno, las cosas las vemos en el M-19 así: nos interesa el fusil en manos de quien lo tenga, así haya que matarlo. Por eso lo hacemos y lo seguiremos haciendo".
Navarro 90: "El Estado tiene que defenderse, lo reconozco. Es más, las Fuerzas Armadas benen que recuperar el monopolio de las armas. A unos convenciéndolos, como a nosotros, a otros quitándoles los salvo conductos, ya otros como sea. El Estado bene que hacerse respetar".
Otero 82: "Raquel Mercado fue secuestrado y condenado a muerte porque teniendo ocasión de defendera los trabajadores, se entrega a la oligarquía por un plato de lentejas".
Navarro 90: "La esencia de todas las instituciones debe ser la práctica de latolerancia, de la cultura de la vida, del respeto por la opinión ajena".
Otero 82: "La oligarquía de Colombia es débil y fácil de destruir, porque carece de moral. No tiene méritos para seguir vivienda. Por lo tanto, o se mueren, o se van, o se suman a nuestro movimiento".
Navarro 90:No, no somos comunistas. Nunca lo hemos sido".
Se necesitaron apenas ocho años para que el M-19 hiciera esta revolución ideológica, que a países como la URSS les tomó 80. Pasaron del odio a la tolerancia, del asesinato al respeto por la vida, de la lucha de clases al pluralismo ideológico, de la revolución a la democracia, del combate feroz contra el Ejército al reconocimiento de la necesidad de que éste recupere el monopolio de las armas, de la propiedad colectiva a la propiedad privada, de la revolución del pueblo a la reducción del Estado.
No es que yo diga que este cambio no se pueda producir. Supongamos, que así quiero creerlo, que tamaño salto ideológico se dio efectivamente en un tiempo tan corto. Personalmente creo en la sinceridad de Navarro, a quien he escuchado en un par de ocasiones hacer ecuánimes y documentados diagnósticos del país.
¿Peró, y el resto del M-19? ¿Quedarán entre sus militantes "joyitas" ideológicas como Otero? ¿Quién heredaría a Navarro? ¿Hay unanimidad política en el seno del M-19? ¿Dónde se acornoda mejor Rosemberg Pabón: en el modelo 82, o en el modelo 90? ¿Y los demás ex guerrilleros de la lista para la Constitiyente?
He escuchado al propio Navarro hablar de los del Palacio como "un error". ¿Pero alguna vez se han arrepentido públicamente del asesinato de Mercado? ¿Del secuestro de Camila Michelsen? ¿Del de Alvaro Gómez, o del asesinato de su escolta? ¿ Del frustrado atentado contra la vida de Jaime Castro? ¿De haber tomado las armas? ¿De haberlas utilizado?
Mi propósito no es condenar al M-19 porque pensara de esa manera hace ocho años. Sino asegurarme de que, verdaderamente, eso fue hace ocho años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×