Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 1982/07/05 00:00

¿ QUE PASO CON LA IZQUIERDA ?

¿ QUE PASO CON LA IZQUIERDA ?

Estamos compitiendo en crisiscon el antes "gran partido liberal". Ya en las pasadas elecciones parlamentarias se había puesto de manifiesto un gran retroceso de la izquierda que se expresaba entre otras cosas en pérdida de votos y de la mitad de las posiciones en las corporaciones públicas.
¿Cuáles son algunas de las causas que desde luego permiten hacer una interpretación autocrítica y no justificativa?
1. El fortalecimiento del militarismo y un evidente reflujo en las luchas populares en los últimos 4 años. Esta no es la manida disculpa de que las condiciones no dan la oportunidad a la izquierda. Es claro que no es lo mismo participar en elecciones después de paros cívicos, huelgas, manifestaciones populares y obreras triunfantes que después de tener muchos dirigentes asesinados, torturados, desaparecidos. De ilegalizaciones a cualquier protesta democrática, de cierre de espacios políticos por la institucionalización del terror como una forma de ejercicio del poder.
2. Es cierto también que en otras ocasiones incluso con Pérnías y Piedrahítas, se sacaron más votos con el mismo régimen electoral arcaico y tramposo que ahora con un candidato de la talla intelectual y moral indiscutible del maestro Molina. Pero bien vale la pena repetir que no existen condiciones iguales para los candidatos. Por ejemplo el que llegue la papeleta y pueda votar depende de la capacidad financiera del candidato que puede hacer miles de millones de votos y repartirlos por el espacio infinito de ciudades y pueblos. ¡Y esto cuenta!
3. Veamos algunos de nuestros errores: empezamos tarde la campaña, pues aunque ya estaba propuesta la candidatura de Molina, varios meses se desperdiciaron en buscar en las filas del bipartidismo "personajes" desteñidos para que en comisión, unos días, le sirvieran de voceros al pueblo, mientras reencauchados buscaban reacomodos. Esto es una grave manía de algunos sectores de la izquierda, que demuestra una desconfianza en las fuerzas y personalidades populares.
4. Se hizo una convención en No viembre del 81, se proclamó el candidato, se votó unánimemente una plataforma, se creó un organismo que coordinara la gira y la campaña nacionalmente. Sólo quedaba por fuera el M.O.I.R. que noquiso venir, porque está lejos de lo que pasa en este país, dedicado a demostrarle al gobierno y a los militares que ellos no son de los que hacen paros cívicos ni de los que hacen foros por los derechos humanos.
Pero luego vino lo de siempre, se violaron todos los acuerdos. El más grande quiso coparlo todo, controlar hegemónicamentre el candidato. Aprovechar la unidad para infiltrar a sus afiliados (cuando hay millones de personas a quienes llegarles, nos disputamos los escasos miles de militantes de uno u otro grupo).
5. No se enfrentaron las candidaturas del bipartidismo oficialista o disidente mostrando que nuestra campaña era alternativa a todas ellas. Elogios a Galán se hicieron en "Voz proletaria", a quien se presentaba como la avanzada contra la corrupción Y el personero de la democracia. Afirmaciones de que el mal menor era López y que sólo Belisario representaba el peligro fascista se repitieron en el citado semanario.
Esto hizo que no sólo perdiera la izquierda su fisonomía sino además que se desplazaran votos a Galán y López.
6. Un error que se pagó caro fue la ambiguedad frente al decreto 474 del gobierno sobre amnistía. Esto posibilitó ataques equivocados de Bateman a Molina que acompañó con una desesperada posición de un anunciado saboteo terrorista a las elecciones, al tiempo que hacía elogios a López y Galán.
7. Falta arraigo social de la izquierda y capacidad de acercarse con objetividad a los procesos sociales y políticos nacionales. La dependencia de Moscú o Pekín contribuye a esta desubicación y hace pagar caro apoyos como el que el partido comunista le dio al golpe militar en Polonia. Era una gran contradicción aparecer luchando por los derechos humanos y contra el Estatuto de Seguridad en Colombia y apoyar la utilización de mecanismos represivos similares contra los obreros polacos para aplastar sus demandas de justicia e igualdad.
¿Qué fracasó entonces, el marxismo? ¿Hay que irse ahora con la socialdemocracia para hacer oposición? No, el fracaso es de una dirección mayoritaria que ha copado y controlado los escasos espacios de actuación de la izquierda con métodos antidemocráticos, dogmáticos y sectarios. Se necesita una dirección de carácter revolucionario que sea capaz de unificar fuerzas, de formar una oposición democrática contra el avance del militarismo, propiciado y querido por el bipartidismo, que avance en la formación de un proyecto alternativo, partidista como el que propuso el maestro Molina sin agitarlo en su campaña. Un partido socialista que enfrente el desafío que significa la propuesta de buscar una alternativa capitalista: la social-democracia como solución a la crisis social que vive el país. Socialdemocracia que se presenta habilidosamente como socialista y que aunque no triunfó electoralmente sí creó confusión. Partido socialista que con una política de no alineamiento internacional presente de manera concreta las propuestas de solución a los problemas económicos sociales y políticos, configurando una salida creíble y viable para la mayoría de los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×