Viernes, 19 de septiembre de 2014

| 2013/08/30 00:00

¿Quién es el real desestabilizador?

por Guillermo Rodríguez M.*

Lo que comenzó como un paro campesino y marchas pacíficas, fue transformándose en caos, amenazas a diestra y siniestra, muerte y saqueos.

Guillermo Andrés Rodríguez Foto: SEMANA

Momentos tensos viven grandes ciudades de Colombia. Lo que comenzó meses atrás por el Catatumbo, zona golpeada por la violencia, las guerrillas y el narcotráfico, ahora se trasladó prácticamente a todo el país. 

En esa ambiciosa región para grupos criminales que se financian con narcotráfico, comenzaron las primeras señales de un proceso desestabilizador en el interior del país que, obviamente, no es originado por la gente honrada de Colombia y mucho menos por campesinos que reclaman sus derechos. Es causada por vándalos e infiltrados de las Farc. 

Lo que comenzó como un paro campesino y marchas pacíficas, fue transformándose en caos, amenazas a diestra y siniestra, muerte y saqueos. Justo en medio del cese de actividades que empezó una gran parte del sector agropecuario del país, vándalos y agitadores profesionales infiltrados del llamado movimiento Marcha Patriótica aprovecharon la jornada para robar, agredir a la fuerza pública, saquear el comercio e intimidar a los ciudadanos de bien. 

¿Dónde termina el derecho a la manifestación pacífica? ¿Dónde marcar ese límite entre el derecho a la reunión y a protestar pacíficamente, con el derecho a sembrar caos y terror? ¿Y quiénes deben responder ante la justicia por su accionar?

Las recientes declaraciones del ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón confirman que el grupo criminal de las Farc habría aprovechado a sus anchas la protesta social para generar caos en el país. Otra prueba más de que poca voluntad tienen de contribuir en un verdadero proceso de reconciliación. Estos hechos contradicen lo que supuestamente intentan los negociadores en La Habana, mientras acá en Colombia siguen reclutando y armándose para el campo de batalla.

Hay que advertir que con los hechos del jueves pasado podría afirmarse que empezó esa campaña desestabilizadora de las Farc: crear caos, anarquía y zozobra es lo que más saben hacer, máxime cuando pretenden llegar al poder en medio de las balas y de soldados, policías, y civiles muertos a causa suya. Todo en medio de la parafernalia de La Habana. 

Así mismo empezó el modelo castro-chavista en Venezuela, ese que tanta desgracia ha traído a los "Chamos" y ese mismo modelo que sirve de guarida a los delincuentes de las Farc. 

Duele ver como los mismos agitadores de la Universidad Pedagógica y Universidad Nacional posaban el jueves de campesinos, con ruanas a sus hombros destruyendo todo lo que se atravesara en su camino. ¡Qué desgracia! No solo por lo que sucedió, sino también porque estamos seguros de que en La Habana sobran sonrisas al ver la magnitud del problema aquí. 

También allá deben cruzar los dedos para que los negociadores del gobierno les pidan "cacao" para que frenen los actos de sus simpatizantes agitadores. 

Las Farc poco se congracian con el gobierno, por no decir que poco ayudan a quienes les está dando juego de una falsa paz. La corte les declaró exequible el Marco Jurídico para la Paz, no sin antes crear unas condiciones macro, condiciones que claramente no van a cumplir dado que para ellos es mejor negocio la coca y estar en armas que reincorporarse a la sociedad como gente decente.

Lo peor del problema, es que esos señores de las Farc pretenden llegar al Congreso y crear un "Congresito" para que desde allí se convoque a un referendo, con el cuento de refrendar una supuesta paz. Lo más peligroso de todo es tener un grupo en armas como las Farc haciendo política en medio del caos, con fusiles al hombro "pidiendo" votos. Pavoroso el panorama, ¿Qué más tenemos que aguantar? ¿A dónde quiere llevar el gobierno Santos a los colombianos? 

*Abogado, Docente Universitario, Gobierno Seguridad y Desarrollo, Ex miembro Directorio Nacional Conservador. 

Twitter: @GuilloRodrig 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×