Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2010/10/19 00:00

    ¿Quién sabe algo de los 74 mineros muertos en Amagá?

    Si a los medios de información les faltó mayor dedicación a la tragedia local, a las autoridades regionales les faltó mayor compromiso con las víctimas para salir a reivindicar sus derechos.

COMPARTIR

¿Qué se sabe hoy de los 74 mineros del municipio de Amagá, Antioquia, muertos el 16 de junio de este año en el socavón de la mina San Fernando? ¿Recordamos sus nombres? ¿Sabemos algo de sus historias personales? ¿Los medios de información le han hecho un seguimiento a la entrega de indemnizaciones, pensiones y demás prestaciones económicas y asistenciales a que tienen derecho sus familias? ¿Se sabe algo de las investigaciones sobre la responsabilidad de la empresa Carbones San Fernando S.A.? La verdad, sabemos más del exitoso proceso de rescate en Chile y de cada uno de los mineros rescatados que de nuestra tragedia local.

La de Amagá fue una cobertura periodística rápida, coyuntural, de esas a las que nos tienen acostumbrados los medios de información colombianos. Estuvieron en la zona, hicieron sus reportes desde el “lugar de la noticia”, pero cuando se revisan las noticias lo que se puede observar es un cubrimiento superficial, sin prolongadas emisiones en vivo, centrada en el conteo de los muertos rescatados por los equipos de socorro, pero nada más. Poco contexto, pobre análisis y asepsia total en cuanto a las responsabilidades políticas y económicas.

Como si aún estuviéramos en la época de la Colonia, una de las noticias que más circuló relacionada con el accidente vino desde España. Se trató de un mensaje de solidaridad enviado por el monarca de ese país: “Rey Juan Carlos de España envía mensaje de solidaridad a las víctimas de la explosión de Amagá”. Su reiteración en las páginas de los diarios, en las emisiones de radio y televisión e internet revela, a mi juicio, una fuerte mentalidad colonial, así se haya transmitido el mensaje a través de una llamada telefónica y no en un pergamino.

Cuando se leen las notas producidas sobre la tragedia de Amagá, se descubren errores en la identificación de las víctimas: se dijeron nombres que no eran y se trocaron los apellidos. Además, pocas veces se tejieron alrededor de ellos sus historias de vida y aún se sigue diciendo que fueron 73 las víctimas, cuando en realidad son 74. De los mineros chilenos supimos hasta de sus relaciones afectivas extra maritales.

No es la primera vez que la mina San Fernando afronta accidentes de esa naturaleza. Pasará a la historia por las tragedias que han ocurrido en sus socavones. La primera de ellas ocurrió el 14 de junio de 1977, en esa triste ocasión fallecieron 86 personas. El origen del accidente tuvo relación con las altas temperaturas y la acumulación de gases. Desde año y hasta hoy han perdido la vida más de 180 personas. Una cifra considerable si se tiene en cuenta que es una empresa privada.

Pero si los medios de información les faltó mayor dedicación a la tragedia local, a las autoridades regionales les faltó mayor compromiso con las víctimas para salir a reivindicar sus derechos. Una vez ocurrido el hecho, el Gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, salió en defensa de los empresarios y aún sin tener los resultados de una investigación afirmó que la mina "San Fernando tenía las disposiciones y requisitos legales al día". En Antioquia es sabido que primero se defiende el capital, eso ya es una tradición paisa.

Mucho se ha hablado del “ejemplo chileno” y dado que la prensa nacional no se quería quedar atrás frente a lo vivido en el desierto de Atacama, le dio amplio despliegue al accidente ocurrido en una mina de carbón del municipio de Tasco, Boyacá, donde perdieron la vida Hernán Alonso Barrera y John Fredy Ordoñez. Si esta tragedia no hubiese estado precedida por lo ocurrido en la mina San José, la cobertura de este hecho habría sido una noticia breve impresa en algunos periódicos y en Internet o de pocos segundos en radio y televisión, sin otra voz estatal que la de algún funcionario local explicando la situación.

Se espera que la mina San Fernando sea reabierta en los primeros días de noviembre, una vez las autoridades mineras certifiquen las condiciones de seguridad del socavón. Pero esa no debería ser la única condición de reapertura. Se debería también establecer como requisito el pago total de las obligaciones económicas a las que tienen derecho las familias de los mineros fallecidos en este tipo de accidentes. Si no se ha cumplido con esas erogaciones, se debería aplazar el inicio de las labores de extracción de carbón hasta su total cumplimiento. Además, se deberían hacer públicos los resultados de las investigaciones realizadas después de la tragedia como un acto de responsabilidad empresarial.

Como una manera de honrar la memoria de los mineros de Amagá y recordar que la tragedia aún embarga a sus familias, escribo sus nombres: Adrián Colorado, Albeiro Bustamante Holguín, Alberto Restrepo Trujillo, Alejandro Montaño Cano, Alfredo Sampedro M., Álvaro Antonio Muriel, Álvaro Antonio Rojas Carmona, Ángel Toro Jaramillo Ángel Gabriel Restrepo, Antonio Parra Holguín, Carlos A. Santamaría, Carlos Alonso Muriel A., Carlos Arturo Durán H., Carlos Mario Bolívar J., Carlos Mario Vanegas, Deivy Julián Ossa C., Diego Fernando Vasco, Dubán Andrés Castañeda Trujillo, Edgar de Jesús Moncada Cardona, Efraín de Jesús Zapata Parra, Eugenio Antonio Usma Holguín, Gabriel Ángel Ossa, Gerardo Ossa Villa, Gilberto Rivera Rojas, Gonzalo de Jesús Flórez Chavarriaga, Héctor Adolfo Pizarro Taborda, Héctor Sánchez Velásquez, Hugo Arley Ossa, Idier Fernando Cano R., Iván Darío Sánchez, Jaime de Jesús Ardila Uribe, Jairo Ossa Vanegas, Javier Bedoya Henao, Javier Zapata Rivera, Jhon Jairo Correa A., John Jairo Franco Puerta, John Jairo Restrepo Ossa, Jhonny Andrés Escobar Ruda, Jorge Alexander Cano López, Jorge Eliécer Álvarez Velásquez, Jorge Enrique Sánchez, Jorge Iván González, Jorge Mario Higuita Cano, José Gregorio Jurado, José Isaías Castrillón Sepúlveda, José Iván León Gil, José Sigifredo Gómez Guzmán, Juan Caro Lopera, Juan Gabriel Pérez Orrego, Luis Aurelio Rojas, Luis Carlos Zapata Rendón, Luis Enrique Gutiérrez Aragón, Luis Fernando González, Luis Fernando Ossa Ossa, Luis Fernando Vélez Montaño, Luis Orlando Ángel Vergara, Marco León Orozco, Mario Humberto Vanegas Palacio, Moisés Antonio Holguín, Nelson Holguín Chica, Nolberto Jiménez Holguín, Orlando Gómez Gil, Oscar Arena Montoya, Oscar Baena Montoya, Oscar de Jesús Moreno Estada, Oscar Tirado Garcés, Over Enrique Álvarez Escobar, Rodrigo Jiménez León, Rubiel de Jesús Urrego Caro, Steven Herrera Arboleda, Wilson Alberto Fernández Sánchez, Wilson Ferney Salinas Aricapa, Yirlei Stid Vásquez J., Yoni Alexander Herrera.

(*) Periodista y docente universitario
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.