Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2007/10/20 00:00

Reescribamos nuestra historia

Lo que resulta difícil de sostener es que el doctor Uribe no sabía quién era el dueño del helicóptero, pero sí sabía que no era Pablo Escobar

Reescribamos nuestra historia

En ninguna democracia es normal que los gobiernos se autoinvestiguen y se autoabsuelvan. No hay garantía de independencia cuando los subordinados de un Presidente son los encargados de certificar su buena conducta. Tampoco es aceptable que la historia se reescriba de acuerdo con las conveniencias de quien tiene el poder.

Por eso deja un inconfundible sabor a república bananera que el director de la Aerocivil lea un comunicado desde la Casa de Nariño -es decir, desde el despacho del presunto afectado, y a la vez jefe suyo- para desmentir informaciones periodísticas de 1983. Informaciones sobre las cuales nadie les reclamó a los autores durante estos 24 años.

Sobre el tema del helicóptero y el Presidente, se ha recordado lo que informó el diario El Mundo de Medellín, pero lo que no se ha dicho es que la noticia también fue publicada, con el mismo alcance, por El Tiempo.

En efecto, el jueves 16 de junio de 1983, en la página 8 A, y bajo el título 'Uribe Sierra se enfrentó a 20 guerrilleros de las Farc", El Tiempo relata cómo el ganadero fue asesinado al lado de su helicóptero y añade: "Un segundo helicóptero de propiedad del parlamentario Pablo Escobar Gaviria, entre tanto, despegó a las 6:45 de la tarde del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, con el fin de trasladar al joven herido hasta esta ciudad".

Dos medios de comunicación, en tres noticias distintas -jamás rectificadas-, le atribuyen a Pablo Escobar la propiedad del helicóptero que transportó a Álvaro Uribe a la zona.

El propio Presidente dijo en abril de 2002, que no sabía de quién era el aparato: "Me monté de noche en el primer helicóptero…El periódico 'El Mundo' dijo al otro día que era del hacendado Pablo Escobar". En una reciente declaración radial indicó: "Yo en medio del dolor, del desespero, si a uno le dicen que se está montando en un helicóptero de Pablo Escobar, no se monta". Es decir, el Presidente admitió que abordó el aparato sin saber a quién pertenecía.

Lo que le resulta muy difícil de sostener para el gobierno, es que el doctor Uribe no sabía quién era el dueño, pero sí sabía que no era Pablo Escobar. Más aun, si Uribe fue quien solicitó el permiso especial de vuelo.

En la Aeronáutica no está el plan de vuelo. Fue destruido hace años, con autorización legal, por eso no tienen manera de probar documentalmente cuál es el helicóptero del enredo. El comunicado se sustenta sólo en el dicho de una persona.

"Afortunadamente salió el señor Juan Gonzalo Ángel que lo manifestó en todos los medios de comunicación", explicó aliviado el coronel Carlos Montealegre, director encargado de Aerocivil.

El propio señor Ángel aseguró: "Si yo me quedo callado, nadie se entera de la verdad". Lo que no dijo es por qué decidió decir esa verdad sólo ahora, y la evitó en los 24 años anteriores, a pesar de que prensa y libros le han atribuido la propiedad del helicóptero a Escobar.

Ángel afirmó que su relación con el capo se limitó a coincidir en una "obra de beneficencia llamada Medellín sin tugurios, que se desprestigió cuando Escobar se vinculó". Pero hay documentos que indican que Escobar estaba en allí desde el comienzo. Los fundadores de 'Medellín sin tugurios' son Pablo Escobar, Juan Gonzalo Ángel, el representante Jairo Ortega y los curas Elías Lopera y Hernán Cuartas; que fungían de oradores en los foros contra la extradición.

La otra parte del comunicado de Aerocivil dice que otro helicóptero, de matrícula HK 3081, fue importado después del asesinato de Alberto Uribe. Nadie había dicho lo contrario.

El coronel Montealegre contó que la promocionada investigación realmente había sido una consulta en Internet en donde encontraron un escrito de Gonzalo Guillén. Según Guillén, el helicóptero de Pablo Escobar había sido entregado después a la Armada. Y el helicóptero incautado que tiene la Armada tuvo esa matrícula.

Nada tenía que ver con lo dicho en esta columna, pero igual trataron de sacarle provecho. Lo ilustrativo es que ese otro aparato -que Aerocivil señala como proveniente de la mafia- tampoco figuraba a nombre de Pablo Escobar. Es curioso, quienes aparecen en el registro son otras personas.

?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.