Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/10/30 00:00

    Regalías: festín de funcionarios corruptos

    De los proyectos presentados y aprobados para ser desarrollados con recursos de las regalías, en más de un 50 %, además de inútiles, se convierten en obras inconclusas y elefantes blancos.

COMPARTIR

Por Ley 1606 de 2012, se adoptó el plan de distribución de regalías, para el periodo: 1º de enero del 2013 al 31 de diciembre del 2014, por un valor de: $17 billones y medio de pesos.

Lamentablemente a la fecha muchas de estas partidas han sido saqueadas por los mismos funcionarios, y son varios los proyectos reportados como inconvenientes, obras suntuarias, proyectos inconclusos y elefantes blancos.

¿Será que los Organismos de Control no le están haciendo el seguimiento de rigor a las obras proyectadas con estos recursos? Me temo que no, hay moros en la costa y serios nubarrones que amenazan una gran debacle de chanchullos, saqueos, robos y peculados.

Pareciera que hemos perdido el sentido de pertenecía en nuestros departamentos y municipios, puesto que no mostramos ningún interés por el destino que se le vaya a dar a las regalías que se apropian para: educación, salud, agua potable y obras de infraestructura, todo lo dejamos a merced de los politiqueros de las regiones y municipios, para que las dilapiden a como bien lo consideren. 

Para evitar que las regalías continúen mal utilizadas, antes de ser giradas a los departamentos y municipios, se debería verificar si existe la conformación de una veeduría ciudadana lo suficientemente seria y bien estructurada para así proceder a su giro.

Casi que podríamos decir que el mal uso y robo de las regalías, petroleras y mineras, se debe a la negligencia de las comunidades, que, no se organizan como debe ser, con el fin de hacer valer sus derechos ante los gobernadores y alcaldes, que son inicialmente los encargados de ejecutar los proyectos aprobados por las comunidades.

Las regalías tal cual se están distribuyendo, se han convertido en el festín de funcionarios corruptos donde aparecen implicados: parlamentarios, agentes del alto gobierno, gobernadores, diputados, concejales y alcaldes.

Como nos encontramos ad portas de las elecciones regionales, se hace indispensable que se adopten medidas urgentes para impedir que las que están próximas a aprobarse, sean utilizadas como medio de financiación de campañas políticas en las elecciones del 2015.

¿Pero cómo es que se las roban? una vez se anuncia el monto de las mismas, se procede a conformar el grupo de quienes van a ser sus beneficiarios. Cuando los dineros llegan a órdenes de la tesorería del respectivo departamento o municipio, le caen como aves de rapiña y los proyectos que fueron formulados en las épocas de campaña para ser desarrollados con estos recursos, por lo regular desaparecen.

Existen casos tan vergonzosos sobre destinación de regalías, que muchas veces los gobernadores y alcaldes, se inventan gastos u obras suntuosas que han provocado la burla de organizaciones nacionales e intencionales, tejiéndose a su alrededor leyendas que dejan muy parado al gobierno nacional, puesto que no se ha dignado poner orden en su administración y manejo. 

Todos entendemos que las regalías son el producto de recursos económicos originarios de las explotaciones mineras y petroleras, que son recibidas por el Estado para que a su vez las distribuya entre los departamentos y municipios con el fin de desarrollar programas de: educación, salud, aguas, ciencia y tecnología.

El manejo de las regalías en Colombia ha sido toda una vergüenza, hasta hace poco, los principales departamentos beneficiados con sumas astronómicas, fuero los  petroleros: Casanare, Santander, Arauca y Putumayo, que lamentablemente las manejaron tan mal, que buena parte de sus mandatarios regionales y locales, fueron destituidos y muchos encarcelados por el mal uso y destinación que les dieron.

El Gobierno Nacional, preocupado con tan delicada situación, modificó el esquema de reparto  extendiéndolas a otros departamentos y municipios, pero, lamentablemente el remedio resultó peor que la enfermedad. En los actuales momentos con esos dineros en las tesorerías, se disparó la danza de los millones, es tan vergonzosa la situación en algunos municipios y departamentos que se las roban descaradamente a ojos vistos y quienes se atrevan a denunciar ponen en peligro su integridad física, ya se han presentado asesinatos y desplazamientos forzados por estos casos.
 
Con fin de buscar soluciones, el gobierno presentó nuevamente al Congreso de la República el Acto Legislativo No.13/ 2010, pero, muy habilidosamente amarrándolas a sus conveniencia para que una vez aprobadas, utilizarlas como agenda de campaña en sus ambiciones reeleccionistas, por esta razón fueron varios los congresistas que se marginaron del debate por considerarlo nocivo para la inversión social propuesta, puesto que lo que pretendía era darles trámite a su libre conveniencia.

Finalmente el Acto Legislativo se convirtió en Ley de la República, pero advirtiendo a los departamentos y municipios que deberían invertir el 80% y 50% respetivamente en obras de infraestructura y desarrollo, con la aprobación de las respectivas comunidades utilizando uno de los mecanismo de Participación Ciudadana, contemplados en el artículo 103 de la constitución Política,
Considero que para que las regalías tengan un adecuado aprovechamiento, lo primero que debe hacerse es crear las veedurías ciudadanas, conformadas preferiblemente por personas que no estén vinculadas a la administración de ninguno de los dos niveles:

Estas instituciones deben estar dotadas de estatutos muy claros con definiciones y objetivos concretos, con personería jurídica, y una junta directiva integrada por personas honorables, con un representante legal que haga las convocatorias, - previa consulta con las comunidades.

El gobierno no puede seguir permitiendo que este tipo de abusos continúen, puesto que son dineros de los municipios, por eso se hace indispensable crear conciencia, para que la veedurias ciudadanas, cumplan con su función específica cual es la de supervigilar porque los dineros de las regalías se han bien aprovechados y evitar que caigan en manos de funcionarios y politiqueros corruptos.

urielos@telmex.net.co
urielos@hotmail.es
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.