Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2000/05/22 00:00

    Revancha

    Hay un rosario de acusados, en su mayoría conservadores y/o pastranistas, plato de lechona para el nominador del Fiscal

COMPARTIR

Hechos unas pascuas deben estar los nuevos ‘conspiradores’, o el samperismo en pleno, con la lista de comprometidos, indagatoriados, detenidos o a tiro de juicio, que ha logrado reunir la Fiscalía General de la Nación, a cargo de un funcionario designado por Ernesto Samper, contra todo lo que se diga en contrario.

Será reírnos, porque en unos casos la Fiscalía ha tenido razón sobrada, a las primeras luces de una noticia (lo que hoy en día se puede llamar fallos de prensa), y en otros posiblemente no, o vaya uno a saber. Son asuntos judiciales, que deben esperar una providencia, para decir la última palabra. Digo reírnos porque el rosario de acusados crece y se trata en su mayoría de ciudadanos conservadores y/o pastranistas. Y es una justicia de risa la que nace de un criterio vengativo y de revancha.

Miren ustedes la lista: se comenzó, si mal no recuerdo, con el ministro de Desarrollo, doctor Araújo Perdomo y el asunto Chambacú. Iniciativa y trabajo investigativo del periodista Ignacio Gómez, en el entonces diario de Bavaria (hoy de C. Ll., de la F.). El ministro cayó, ha sido indagatoriado, por lo que pudo haber sido un favorecimiento a particulares en un entretejido de amigos, que fueron más tarde colaboradores del ministro, y alcaldes y funcionarios del IDU, en su momento. Gobernaba Samper, sin que tuviera que ver mayor cosa en el asunto. En todo caso, fueron ocurrencias anteriores, que hoy salen a relucir como presuntos peculados de esta administración. Hay que sonreír.

Vino el caso Dragacol, mucho más terrible. Ocurrió recién inaugurada esta administración, aunque venía siendo instrumentado en ministerios del anterior gobierno. Tuvo siempre la oposición de algunos funcionarios honestos. Al entrar el doctor Cárdenas, la conciliación milmillonaria se decidió inexcusablemente. Para mí tengo (y eso a quién le importa) que fue inexperiencia del novel ministro. Ni médico novel, ni confesor doncel, decían las abuelitas del doctor Serpa. El fiscal, gozoso, ha rastreado las llamadas del ex presidente del directorio conservador y hombre clave de este gobierno, doctor Fabio Valencia Cossio. Las llamadas al ministro y al gerente de Dragados dejan mucha inquietud, más si la relación del hijo de Valencia con Dragacol era como la describe la prensa, de muy cercano asesor de imagen. Alfonso Gómez Méndez, en esta bolera, ha tumbado nada menos que a un futuro candidato presidencial del Partido Conservador, favor que le hace a doña Noemí Sanín, futura presidenta de Colombia, gracias a su indefinición (“Tal vez todos tengan la razón, ¿cierto ?”).

Por el mismo caso Dragacol el señor Fiscal tiene confinado en su casa, en calidad de detenido y enjuiciado a otro ex director del Partido Conservador, al doctor Hugo Escobar Sierra, enredado en estos asuntos por nexos familiares y abogadiles. El lo afirma, y yo le creo (y eso a quién le importa) que no derivó del caso ni siquiera honorarios profesionales. Aunque no se entiende que quienes han sido altos funcionarios del Estado, representen la contraparte del mismo, en cuantiosas sumas. Tan cuantiosas, que alguna vez se dijo en esta columna, que más valía licitar los daños y perjuicios y el lucro cesante, que los mismos servicios al Estado.

El doctor Jaime Calderón Brugés, quien fuera secretario general del Partido Conservador y registrador del Estado Civil al ser elegido Pastrana, fue a dar con sus huesos a una estación de policía, en calidad de detenido de Alfonso Gómez, quiero decir de la justicia, por haber recibido, hace muchos años, unos dineros en préstamo. Con el ítem de que tales sumas las facilitó el periodista, entonces bastante ‘prestante’, Alberto Giraldo. Calderón ha salido libre, pero, según entiendo, aún subsisten apelaciones de la Fiscalía.

Tres miembros del Consejo Nacional de Televisión, alguno representante personal del presidente Pastrana, han sido llamados a indagatoria por la Fiscalía de Gómez Méndez, por haber favorecido presuntamente al conglomerado de Ardila Lülle, conservador, en la prórroga de una deuda millonaria. Su enfrentado es Caracol Radio y Televisión, del liberal Santo Domingo.

No tengo mucho espacio. Ahora es acusado y me temo que será llamado a indagaciones el secretario general del Presidente, don Juan Hernández Celis. No se entiende que hubiese aceptado tan alta posición, manteniendo una industria familiar de cuantiosos contratos con el Estado, así viniera de años atrás. Estaba impedido. Plato de lechona para el Fiscal y su poderdante, Ernesto Samper P.

Los acusados de la Cámara de Representantes son, ante todo, llamados aliancistas, no importa que uno de ellos haya pertenecido hasta hace unos días al Directorio Liberal, que dejó constituido el doctor Horacio Serpa, jefe indiscutible del partido y viajero de Marazul.

El plato de lechona tolimense está servido, acompañado de insulsos y guarapo y el ‘doctor Gordito’ se debe estar regodeando en la recepción que le ofrece su Fiscal general, esta vez sin dejar que el acto social se filtre a la prensa, como se filtró a Jet Set la estadía de Gómez Méndez en Madrid, atendido por el notable ex presidente, que allá estuvo, pero allá si no se quedó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.