Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2012/06/23 00:00

    Río+20: proteger el medio ambiente no es suficiente

    Es necesario, en este momento, un acercamiento tridimensional al desarrollo, que combine preocupaciones sociales, económicas y ambientales.

COMPARTIR

Río+20 es un hito para el futuro. Mientras más de 190 países se reúnen en Río, nosotros estamos presenciando un momento histórico. La reciente crisis mundial ha mostrado que las visiones anticuadas sobre el desarrollo son desacertadas. Ahora es tiempo de repensar las propias bases sobre cómo planteamos el desarrollo, el bienestar y la riqueza.

A lo largo de las últimas cuatro décadas, el mundo se ha percatado cada vez más de que nuestros recursos naturales están bajo una seria presión. La creciente toma de conciencia acerca de la necesidad de garantizar la sustentabilidad ha llevado a toda una nueva generación a considerar los requerimientos del desarrollo sostenible en sus decisiones al producir o consumir. Esto no es un logro pequeño. Río 92 fue un gran paso hacia adelante. Importantes textos legales sobre asuntos clave fueron adoptados. Estas convenciones aseguraron un importante progreso que debemos mantener y seguir construyendo.

Enfrentamos ahora un desafío complejo. Proteger el medio ambiente no es suficiente. Necesitamos incentivar a quienes toman las decisiones, entidades públicas y privadas, a incorporar asuntos ambientales y sociales a la planificación económica y estrategias de crecimiento. Esto requerirá una nueva forma de pensar por parte de legisladores, expertos, empresarios, gerentes de proyectos y varias otras personalidades públicas y privadas a fin de que se implanten iniciativas de desarrollo sostenible. De hoy en adelante, es crucial un acercamiento tridimensional al desarrollo, que combine preocupaciones sociales, económicas y ambientales.

Río+20 busca convertirse en la plataforma de lanzamiento para este nuevo modelo de desarrollo. Es por esto, que uno de los principales temas de la conferencia Río+20 es construir consenso alrededor de la necesidad de implementar “metas del desarrollo sostenible”. Esas metas brindarán un anteproyecto para la cooperación internacional sobre el desarrollo sostenible en los próximos años. Las futuras estrategias, ya sean para gobiernos, empresarios o sociedades civiles, deben ofrecer una aproximación equilibrada e integrada abarcando los tres pilares del desarrollo sostenible.

Para lograr este resultado, Brasil ha decidido adoptar nuevos métodos. Han sido presentadas herramientas innovadoras para las reuniones multilaterales, uniendo a los gobiernos nacionales y a la sociedad civil mundial. Los Diálogos para el Desarrollo Sostenible, una iniciativa brasileña acogida con entusiasmo por la ONU, ha abierto medios de comunicación directos entre grupos interesados y la sociedad civil para aspectos claves sobre la toma de decisiones.
 
A través de una plataforma en línea, más de un millón de votos fueron emitidos, expresando visiones sobre 10 cuestiones relacionadas a la conferencia. Los temas variaban desde energía y agua hasta ciudades sostenibles y seguridad alimentaria.
 
Durante cuatro días en Río, compartiendo el escenario de la cumbre, expertos, empresarios, activistas y periodistas realizaron debates en vivo y seleccionaron las propuestas que serán presentadas a los Jefes de Estado y Gobierno.

Los “Diálogos de Río” fueron tan exitosos que la ONU está considerando ahora convertir esta iniciativa en una práctica estándar para las futuras cumbres.

Otro objetivo clave de Río+20 es el fortalecimiento del marco de la ONU para el desarrollo sostenible, buscando una mayor eficiencia y consistencia en torno a los temas.

Río+20 ha lanzado un importante debate sobre la economía verde dentro del contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, basado en el entendimiento de que no existe una única solución para todos los problemas. La economía verde cobra sentido para los países en desarrollo sólo si viene acompañada de una significativa mejoría de la calidad de vida de la población, especialmente de los más vulnerables.

Río+20 incluye una evaluación de los últimos 20 años y una mirada hacia las próximas décadas. Confiamos en que este mensaje permanecerá a través de los años, fomentando nuevas iniciativas que pueden conducir hacia un futuro más sostenible para todos.
 
*Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.