Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 1998/01/12 00:00

    ROSSO: VICE

COMPARTIR

Lo primero que hay que hacer cuando el general Rosso José Serrano niega estar considerando la posibilidad de ser vicepresidente de la República es no creerle. Pero no porque el general sea un mentiroso, Dios nos libre. Sino porque no decir la verdad en ese campo se ha vuelto una costumbre nacional, una regla de etiqueta, una norma de prudencia que convierte al que la practica en un presidenciable de lujo.Pero hasta que llegue el momento de decir sí, no es suficiente solo con mantener el interés oculto. Hay que negarlo, no una sino varias veces. Con sonrisa pícara, pero mezclada con un tonito semiindignado. Hay que sonar humilde, pero digno. Y si de paso puede volver a negarlo, hágalo. El general Serrano es hoy lo que hace cuatro años era Noemí Sanín: fórmula vicepresidencial ganadora de cualquier candidato, en su momento tanto de Samper como de Pastrana. Este papel se creyó que lo jugaría en estas elecciones Antanas Mockus, pero lastimosamente se le ha ido bajando la espuma.Hoy, ese papel lo juega a la perfección el general Serrano. Y aunque indudablemente sería fórmula ganadora para cualquier candidato, al que más le aportaría sería a Horacio Serpa. También la actual Canciller, con sobradas razones, ha sonado mucho para ser candidata a esta vicepresidencia, porque la opinión considera que ha sido una excelente Ministra. Pero la verdad es que frente a lo que Rosso le aportaría a Serpa, no es realmente mucho en cambio lo que le aportaría María Emma.Sobre esta última se ha dicho que como fórmula a la vicepresidencia le garantizaría al candidato liberal un poco de votos antioqueños, un poco de clase dirigente y el voto de la mujer, además del brillo que trae consigo ser una mujer bonita, elegante, joven, y capaz de nadar con destreza en las aguas más difíciles.De todo eso, lo único cierto es lo del brillo. Porque lo de los votos antioqueños es relativo: en primer lugar ella ya no es antioqueña, sino nacional. No despierta esa identificación regional de los que viven de tiempo completo en su departamento. Pero además, los votos en Antioquia siguen siendo más de maquinaria que de opinión. Sus verdaderos dueños son un Valencia Cossio o un Uribe Vélez, y no parece haber una razón clara para que decidan endosárselos a María Emma, bajo una especie de mandato regional. Lo de levantar votos en la clase dirigente, pues a esta no hay que conseguirla: llega sola, después de que salga la primera encuesta en la que el candidato quede de favorito.Y lo de la mujer, no hay nada más machista que una mujer que vota. Preferimos a los hombres, pero si quieren que lo diga más suavemente, si entre las mujeres existiera espíritu de cuerpo, o de sexo, la próxima presidente de Colombia sería Noemí Sanín, que se lo merece con creces.El problema de Serpa no está en la clase dirigente, ni en Antioquia, ni en los votos femeninos. Su problema es Estados Unidos, preocupación que se hizo manifiesta en su primer discurso de campaña pronunciado la semana pasada durante un homenaje en el Hotel Tequendama. Y aunque la fórmula vicepresidencial de María Emma no empeora el problema, porque es indudable que en Estados Unidos la Canciller tiene su hinchada, tampoco lo soluciona.En cambio Rosso José Serrano sí. Como vicepresidente de Serpa le daría una señal clarísima a Estados Unidos. Y su función en ese cargo, lejos de ser la de un estadista preparado para asumir el poder _Serrano jamás ha pretendido serlo_ sería la de la lucha contra las drogas, una especie de jefe antinarcóticos en ejercicio de la vicepresidencia, en lugar de que este cargo lo ocupe el jefe de una división de la Policía. ¿Podría imaginarse un mejor negocio para Estados Unidos?Esta es la razón por la cual el general Serrano sería la mejor inversión de Horacio Serpa. No solo le resuelve el problema con Estados Unidos, sino que de todos los posibles candidatos a vicepresidente, es el que más votos aportaría.Por eso, si el general niega nuevamente sus aspiraciones, calma...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.