Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/12/04 17:00

Se experimenta oficina pública de cristal

Parece que se puede lograr lo que siempre añoramos: compras públicas con racionalidad, verdadera transparencia y planeación.

Iván Darío Gómez Lee.

Contrasta con estos logros que para el resto del país el 96% de los contratos de infraestructura de transporte en los municipios se dirigen a un proponente único.

El departamento de Caldas construyó una oficina de contratos de vidrio templado, con cámaras de 360 grados que transmiten por la web lo que allí sucede, lo que se delibera y se decide. En esa plataforma visible, sus funcionarios y asesores cuentan con lineamientos de probidad y de gerencia que hacen parte del denominado Sistema Integrado de Gestión Contractual -SIGC-. Parece que se puede lograr lo que siempre añoramos: compras públicas con racionalidad, verdadera transparencia y planeación.

La "sala transparente" salatransparentecaldas.com hace parte de ese sistema, para que se planeen los procesos contractuales de cara a toda la ciudadanía. Con la participación de los posibles proponentes en la estructuración de pliegos se genera un ambiente de competitividad. Se atenderán además las recomendaciones de los ciudadanos preocupados para mejorar los procesos de selección.
 
Las propuestas se ubican en vitrinas y si las cámaras las vigilan 24 horas, nadie podrá meterles mano para ensuciarlas de corrupción, cambiando las ofertas. La evaluación de esas ofertas por los comités será trasmitida y escrutada con cámaras que operan en tiempo real. La audiencia para adjudicar, además de presencial, será virtual y participativa.
 
Además del virtuoso sistema de transparencia, los caldenses tienen una concepción de la contratación distinta de la que impera en entidades oscuras e ineficientes. Ellos centralizaron en cabeza de la gobernación las decisiones con una junta de planeación previa.

Al presupuesto departamental lo someten a control todos los días a través del Sistema de Administración Presupuestal, SAP. Y han desarrollado una práctica de control social que consiste en que los fines de semana se visitan comunidades para conocer inquietudes o sugerencias sobre las decisiones contractuales en los denominados Encuentros de Prosperidad. Tres ejes de una estrategia exitosa.

¿Qué logros reales alcanzaron con esos controles? El departamento de Caldas estaba en 2013 en la ley de quiebras y con una evaluación de B (negativa). Actualmente ha cancelado el 60% de sus acreencias y está calificado en categoría BBB (positiva). Retomará el rumbo de créditos para importantes proyectos de infraestructura.

Es evaluado por la CEPAL como la tercera entidad territorial más competitiva del país. Es una zona de innovación, tecnología y emprendimiento. Transparencia por Colombia, en su índice de evaluación, lo declara como uno de los tres departamentos más transparentes del país.

Gracias a estas medidas y compromiso, el gobernador redujo la contratación directa a un 27% y en los procesos licitatorios se presentan un promedio de 16 proponentes, según certifica la Sociedad Colombiana de Ingenieros. Pocas entidades cuentan con un balance tan positivo en selección objetiva y en la búsqueda de proveedores de excelencia.

Resulta futurista esta increíble oficina de cristal que impulsó el gobernador Julián Gutiérrez con Gustavo Castañeda, experto en innovación pública territorial. Me alegro por los caldenses. Pero aún son casos aislados que se deben exaltar y replicar y ojalá todo lo bueno dure y no decaiga con la llegada del nuevo mandatario. Estos resultados son un experimento increíble para replicar y certificar con una norma de calidad y control que verifique esa verdadera transparencia.

Contrasta con estos logros que para el resto del país en la Cámara Colombiana de Infraestructura se denunció que el 96% de los contratos de infraestructura de transporte en los municipios, se dirigen a un proponente único. (Ver columna de la Contratación en Bogotá: lo más crítico y lo más invisible) Contrario a lo que pasa en esta zona del eje cafetero ¿qué otras entidades están dispuestas a implementar estas estrategias de gerencia, seguridad jurídica y veracidad?

Nota: En el Código Penal los delitos por contratos indebidos son tan abiertos, que muchos corruptos son considerados inocentes. En cambio, inocentes son perseguidos por peleas personales. Los señores jueces tienen la última palabra, en ellos confiamos y les pedimos que abran el ojo a injustas persecuciones.
*Experto y profesor en contratación y control.

PHD en Seguridad jurídica y responsabilidad
www.gomezlee.com.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.