Jueves, 2 de octubre de 2014

| 2013/03/29 00:00

Salud, dinero y amor

El congresista, a manera de explicación, aseguró que su correo electrónico debió haber sido clonado, porque jamás le pidió plata a SaludCoop. No hay prueba alguna de la clonación.

Salud, dinero y amor Foto: Jhon Calson

El autor de la iniciativa parlamentaria para la reforma del sistema de salud, recibía plata de SaludCoop. Hay evidencias de que el representante a la Cámara Holger Díaz Hernández tiene fuertes vínculos con el intervenido pulpo de la salud y que además le recibía y le pedía dinero a su presidente Carlos Palacino. La semana pasada, el 19 de marzo, el congresista Díaz radicó un proyecto para reformar integralmente el sistema nacional de salud.

En julio del 2011, en esta misma columna fue publicado un correo electrónico enviado al presidente de SaludCoop, Carlos Palacino. La comunicación fue despachada desde la dirección electrónica particular del representante Díaz. El correo electrónico, cuyo uso por parte del parlamentario por largo tiempo está también documentado, es holgerdíaz@hotmail.com. 

Allí el representante Díaz le dice al entonces presidente de SaludCoop: “Buenas noches, te envío el texto definitivo del proyecto aprobado en las comisiones séptimas, te quiero molestar porque hace 2 meses, no han vuelto a consignar, NIT 804010319-3. Muchas gracias. Holger”. (Ver correo)

Si dice que no le han vuelto a consignar es porque antes le habían consignado. El Número de Identificación Tributaria (NIT) que le envía a SaludCoop para que le consignen corresponde a la empresa Salud con Calidad Limitada, una compañía de Santander, la tierra natal de Holger Díaz, que ha tenido negocios con SaludCoop. (Ver NIT)

El propio representante a la Cámara Holger Díaz fue gerente de esa empresa. En la hoja de vida que él mismo publicaba en su página de internet para los días de la denuncia figuraba que había sido “Gerente General de Salud con Calidad IPS”. (Ver hoja de vida 2011)

Después de la denuncia de esta columna, la hoja de vida de Holger Díaz cambió como por arte de magia. Ya por ninguna parte aparece su vinculación con Salud con Calidad Limitada. (Ver comparación hojas de vida)

El congresista, a manera de explicación, aseguró que su correo electrónico debía haber sido clonado porque jamás le pidió plata a SaludCoop. No hay prueba alguna de la clonación que él argumenta. Por el contrario, las propiedades electrónicas del documento enviado a Palacino muestran que pasó por un computador de la Cámara de Representantes asignado a la oficina de Holger Díaz.

Pese a las evidencias, la investigación va en cámara lenta en la Corte Suprema de Justicia que dos años después no ha tomado ninguna acción al respecto.

La comprometedora comunicación está fechada el lunes 29 de noviembre del 2010 a las 10:07 de la noche. Holger Díaz llevaba cuatro meses como congresista y sabía perfectamente que no podía intervenir en ningún asunto que tuviera que ver con SaludCoop.

Unos meses atrás había entregado en la Cámara de Representantes una declaración escrita de su puño y letra donde consta: “Mi esposa es gerente regional de SaludCoop en Santander”. (Ver registro de intereses)

El documento es el llamado registro de intereses en el que debe quedar constancia pública de las actividades particulares del congresista y de su familia. Este registro tiene por objeto impedir que los legisladores participen en la creación de normas que puedan favorecer sus intereses personales o familiares.

Holger no había acabado de firmar cuando empezó a pasarse por la faja el impedimento.

Primero entró a la comisión séptima que se encarga de los asuntos de salud. Poco después, empezó a promover una reforma a la salud que comprometía múltiples intereses de SaludCoop y sus semejantes. Después hizo parte de una comisión de conciliación que eliminó el artículo que prohibía a las EPS contratar con sus propias clínicas amparando la integración vertical que permitió que SaludCoop se convirtiera en el pulpo que fue.

Su participación en estos trámites por sí sola es causal de pérdida de investidura, pero no hay un proceso andando en el Consejo de Estado.

Esta pasividad de la Justicia y la convicción de que aquí no pasa nada, ha llevado a Holger a convertirse ahora en el flamante autor de la nueva reforma al sistema de salud. Sin importar, por ejemplo, que pese a todo su esposa Gloria Lucía Quiroz Hernández siga siendo hoy la gerente en Santander de –la ahora intervenida- SaludCoop. (Ver certificación)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×