Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/04/25 00:00

    Santos, sin política de género

    En uno de los debates presidenciales del año pasado, Sergio Fajardo le dirigió a Juan Manuel Santos la siguiente pregunta: ¿Usted qué propuesta tiene para las mujeres en Colombia?

COMPARTIR

En uno de los debates presidenciales del año pasado, Sergio Fajardo le dirigió a Juan Manuel Santos la siguiente pregunta: ¿Usted qué propuesta tiene para las mujeres en Colombia? En su respuesta, el actual presidente se limitó a enumerar a las mujeres con quienes había trabajado en el Ministerio de Comercio Exterior y a anunciar que le gusta trabajar con mujeres por su capacidad, talento e inteligencia. Su política concreta de igualdad, según aquella respuesta, sería darles prioridad a las mujeres en posiciones importantes en el Gobierno y mejorar el sistema educativo.

El entonces candidato no demostró que entendiera el concepto de perspectiva diferencial. Este enfoque es importante en materia de políticas públicas porque parte de la premisa de que existen diferentes formas de discriminación frente a una población en particular –en este caso las mujeres- y busca brindar un conjunto de respuestas que atiendan a esas necesidades específicas. Es decir que, al diseñar programas y políticas públicas, se toman en cuenta las diversidades e inequidades existentes, para hacer visible la discriminación y brindar una adecuada atención y protección de los derechos.

Es posible argumentar que un presidente no puede conocer a fondo todas las temáticas. Puede que sea así, pero por lo menos debería tener el criterio de reconocer su importancia y rodearse de personas competentes que lo puedan asesorar. Sin embargo, tampoco ha hecho esto. De todas las Altas Consejerías de la Presidencia, la Alta Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer es la única en la que Santos aún no ha designado a una Alta Consejera, sino que después de casi nueve meses de haber empezado su gobierno apenas ha nombrado a una funcionaria en provisionalidad.

También se ha visto poco de la prometida prioridad a las mujeres en posiciones importantes en el Gobierno. De los 13 ministerios existentes, solamente cuatro son dirigidos por mujeres. Es decir, a duras penas cumple con la ley de cuotas que establece un mínimo del 30% de mujeres en los cargos de los más altos niveles decisorios.

Adicionalmente se podría argumentar que en Colombia no hacen falta políticas públicas con perspectiva diferencial de género, pues ya las mujeres tienen todas las oportunidades que necesitan y solo tienen que aprovecharlas. Es cierto que ha habido avances importantes y que existen pocos impedimentos legales a la igualdad de género, pero la legislación está lejos de la práctica. Según cifras del propio Gobierno, las mujeres ganan en promedio 20% menos que los hombres, a pesar de tener un mayor nivel educativo; una de cada tres mujeres ha sido víctima de violencia física por su pareja o ex pareja; y ni siquiera alcanzan el 16% de representación en el Congreso. Estos son simplemente algunos ejemplos de la desigualdad aún existente entre hombres y mujeres en la sociedad y que demuestran la necesidad de implementar políticas públicas para combatirla.

¿Qué políticas ha impulsado entonces el Gobierno Santos? En el Plan Nacional de Desarrollo, que da los lineamientos estratégicos de las políticas públicas formuladas por el Gobierno, se dedican 9 páginas - de un total de 620- al tema de igualdad de género. En éstas, se propone disminuir la desigualdad salarial en un punto. Es decir, a finales de 2014, las mujeres ganarán 19% menos que los hombres en vez de 20%. Y ni siquiera se dice cómo se logrará esta reducción. Por su parte, frente a la violencia de género se propone solamente la creación de un Observatorio Nacional de Violencias, y para enfrentar la baja participación femenina en la política solo se habla de acciones afirmativas que no se especifican. Respecto al último tema, en la reciente reforma política se incluyó una cuota para incentivar que las mujeres accedan a cargos de elección popular. Ojalá sea más eficiente que la Ley de cuotas para cargos de designación que ya cumplió 10 años sin haber sido implementada en todos los niveles.

Cabe destacar que en el día de la mujer de este año fue anunciada una prometedora iniciativa por parte del Gobierno: un proyecto de ley que aspira recoger toda la normatividad existente sobre la equidad de género en una “Ley de Mujeres”. Si bien este proyecto puede brindar herramientas importantes para la exigencia de derechos, hace falta mucho más esfuerzo del Gobierno. Para garantizar una verdadera igualdad de género en la práctica y no solamente en el papel, el Gobierno debe proponer políticas más proactivas y no limitarse a reunir lo que ya se ha hecho anteriormente.

*Investigadora asistente del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad – DeJuSticia (www.dejusticia.org)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.