Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/02/01 00:00

    Se busca vicepresidente

    Santos llegó a pensar en sus ministros de Transporte o Defensa, pero al ellos no haber renunciado un año antes, tendrá que desistir de esa idea. Se enfocará en dos nombres que sí están a su disposición: Óscar Naranjo y Germán Vargas Lleras.

COMPARTIR

Aunque Juan Manuel Santos llegó a pensar en algún momento en los nombres de sus ministros Juan Carlos Pinzón y Cecilia Álvarez como posibles candidatos a la vicepresidencia, la prohibición constitucional que aplica para ellos por no haber renunciado un año antes a sus cargos hizo que el primer mandatario se desmontara de esa idea y se enfocara con gran pragmatismo en dos nombres que sí están a su entera disposición: Óscar Naranjo y Germán Vargas Lleras. 

Sin embargo, la decisión de irse por uno o por otro no es nada fácil. Con este par de candidatos en la mira, la siguiente pregunta que se hacen por estos días en Palacio es quién tiene los votos. La respuesta parece obvia: Vargas Lleras se ha fogueado en mil elecciones, ha demostrado tener un caudal significativo de seguidores y una imagen favorable, incluso superior a la del propio presidente-candidato.

El problema con Vargas es que Santos lo conoce bien y no termina de confiar en él. Puede que al nombrarlo vicepresidente lo neutralice, pero puede, también, que se convierta en una rueda suelta difícil de lidiar o que su intervención en la nómina estatal no se quede simplemente en el personal que maneja en la inocua Vicepresidencia y vaya por más. 

El otro lío que le surge a Vargas Lleras es la probada antipatía que genera dentro de los miembros de la unidad nacional. La guerra fría de Germán Vargas y la familia Gaviria no se ha desactivado, mientras por los lados del partido de la U, Armando Benedetti y Roy Barreras se le han vuelto públicamente una piedra en el zapato. 

Óscar Naranjo, en cambio, le aporta a Santos ‘paz’ dentro de la Unidad Nacional, pero es incierto cuántos votos le ponga. Su imagen positiva sigue siendo significativamente alta a pesar de no haber estrenado su derecho a elegir y ser elegido después de su paso por la Policía.

La decisión no parece tomada y más elementos surgen en esta partida de póker en la que Santos se juega mucho. 

Que la inscripción del presidente-candidato se haga en el último momento que fija la ley dizque para acortar las semanas de campaña es un puro "pajazo mental". Detrás de los tiempos para inscribir la candidatura de Juan Manuel Santos puede estar la clave para saber quién será el sucesor de Angelino Garzón. 

Fíjense ustedes: si el primer mandatario se inscribe antes del 15 de febrero y su candidato a la Vicepresidencia no resulta ser Germán Vargas Lleras, Santos corre el peligro de que el ‘descartado’ se enfurezca y arme toldo aparte cuando todavía tiene tiempo de montarle competencia.

En cambio, si la inscripción se alarga hasta el último momento, cuando sea imposible que Vargas Lleras arme pataleta y se largue, Juan Manuel Santos podría darse el lujo de escoger con más tranquilidad.

Por eso, no resulta un mal consejo para Santos que se tome su tiempo y lleve también al límite a Vargas Lleras y a Naranjo. El último ya se movió para decir que le gustaría ser vicepresidente. Vargas, en cambio, calla sagazmente como lo ha hecho desde cuando salió del ministerio, sin que ello implique que esté quieto.

Aunque los dos son extremadamente mediáticos, las lealtades de la mayoría de opinadores con influencia en el país están inclinadas hacia el lado de Vargas Lleras y no sorprendería que ese factor –al que le pone tantas bolas Santos– fuera determinante para que se decida por el exministro de Vivienda.

Lo cierto es que el presidente-candidato tomará en pocos días una decisión sobre su ‘vice’. Ahora sólo le falta ganar.

Twitter: @JoseMAcevedo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.