Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/05/10 00:00

    Se cambian togas por votos

    Basta mirar los más recientes sucesos para corroborar la fatal tesis del mundo al revés.

COMPARTIR

Un país en el que la política se juega en los estrados judiciales y la justicia se define en las casas de los políticos está ciertamente condenado al fracaso.

Precisamente eso es lo que nos está sucediendo, con el agravante de que el cruce de cables nos coge en plena campaña presidencial, distorsionando por completo una elección que debería ser determinante en la construcción del futuro de nuestro país.

Basta mirar los más recientes sucesos para corroborar la fatal tesis del mundo al revés, comenzando por la elección de alcalde mayor de Bogotá, que ya no se decide en las urnas sino en las salas plenas.

Después del tire y afloje de unos tribunales de menor rango que ponen en jaque a otros de mayor jerarquía y una tutelatón abusiva que casi nos lleva a pensar que la culpa de todos nuestros males era de la más sagrada institución jurídica que tenemos -y la única que sirve- como es la tutela, esta semana puede llegar otra decisión que nos vuelva a dejar locos: a Gustavo Petro quizá le nieguen la medida cautelar que solicitó en el Consejo de Estado y entonces habrá qué esperar a lo que resuelva otra Corte (la Suprema) para ver si Petro se vuelve a ir o si en definitiva se queda.

Tremendo rollo sólo superado por los escándalos de las dos campañas presidenciales con más opciones de pasar a segunda vuelta: asesores principales que negocian con narcos y directores espirituales que tienen tratos con chuzadores cibernéticos. Lindo panorama que... adivinen dónde se resuelve: en la Fiscalía y más tarde en un juzgado, y de lo que nos digan Montealegre y sus muchachos dependerá el rumbo que tomen las elecciones.

¡Si esto no es haber judicializado la política, entonces ¿qué será?! Pero si faltaran ejemplos, está lo ocurrido con la dichosa convención conservadora, cuya candidatura oficial dependió la mitad de la campaña de lo que pudiera decir el Consejo Nacional Electoral, integrado por políticos que se las dan de jueces.

Las cosas, ya lo advertíamos, también están trastocadas por los lados de la justicia. El siglo de los jueces que el exmagistrado boyacense Augusto Ibáñez vaticinó llegó acompañado de una politiquería nunca antes vista en las altas cortes en donde, por estos días, los magistrados andan más ocupados escogiendo terna para contralor que fallando con prontitud los miles de procesos que tienen represados en sus escritorios.

La elección de la nueva magistrada de la Corte Constitucional comprueba por qué la justicia no la determinan los jueces sino los políticos. Nadie puede negar a estas alturas que la meritoria Gloria Stella Ortiz llegó a ser elegida no sólo por sus capacidades, sino, sobre todo, por los empujones políticos que recibió.

El lobby del fiscal, como lo habíamos anticipado hace varias columnas, iba a producir una votación proporcional al número de llamadas que salieron de su despacho. Luego vino la intervención del propio presidente Santos, que, tras consultar con un par de exmandatarios colombianos, dio la orden a su bancada de votar por Ortiz para “tener magistrada”. ¡Si esto no es una muestra de la politización de la justicia, entonces ¿qué será?!, digo otra vez.

En conclusión, mientras los jueces obren como políticos y la política se resuelva en los despachos judiciales, estamos jodidos.

***

No vamos a permitir que se embolate el triunfo del voto en blanco en las elecciones del Parlamento Andino. Tampoco vamos a consentir que se repitan esos inútiles comicios. Los politiqueros rondan el Consejo Nacional Electoral y buscan cambiar los resultados. ¡No los dejaremos salirse con la suya!

*Twitter: @JoseMAcevedo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.