Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2002/09/16 00:00

    Se necesitan Competencias

    La articulación entre educación y trabajo es uno de los temas críticos de la política educativa. Margarita Peña, viceministra de Educación y actual secretaria de Educación del Distrito, escribe sobre las competencias que se necesitan en la actualidad para tener éxito laboralmente.

COMPARTIR

La articulación entre educación y trabajo es uno de los temas críticos de la política educativa. A los altos índices de desempleo y la dificultad que encuentran los jóvenes -en especial aquellos con menores niveles de educación- para insertarse en el mundo laboral, se suman las nuevas exigencias de una mayor competitividad del sector productivo, las demandas de las empresas que han introducido nuevas tecnologías y la crisis de los sistemas tradicionales de formación para el trabajo.

Muchas de las respuestas a la pregunta de cuál es la mejor educación para el trabajo se han buscado en la educación superior o en la capacitación laboral específica para quienes no tienen la oportunidad de ir a la universidad. Sin embargo, en la medida en que todos estamos llamados a ser productivos de una u otra manera, ya sea a través de un trabajo formal o de algún tipo de actividad generadora de ingreso, la educación en todos sus niveles, pero sobre todo en aquellos que por definición son para todos -la primaria y la secundaria- debe preocuparse por el desarrollo de competencias generales para la vida laboral.

¿Cuáles son estas competencias? Después de indagar en prestigiosas empresas norteamericanas, investigadores de Harvard concluyeron que los empleadores buscan hoy en sus trabajadores habilidades que no hubieran requerido hace 20 años: comprensión lectora, solución de problemas semiestructurados que requieren formulación y prueba de hipótesis, comunicación oral y escrita y manejo de tareas simples en el computador. Por modestas que parezcan, estas habilidades están en la base de lo que se requiere para desempeñarse en cualquier actividad laboral. Con seguridad, la mayoría de los trabajos van a requerir calificaciones mayores, pero muy pocos van a requerir menos.

Por su parte, la Comisión Scans, convocada por el gobierno de Estados Unidos en la década pasada, recomendó orientar el currículo de las distintas áreas que se enseñan en la secundaria hacia el desarrollo de competencias tales como manejo de recursos, manejo de información, comprensión del funcionamiento de sistemas y utilización de tecnologías. Se trata de competencias laborales generales, que sumadas a las básicas ya mencionadas constituyen el mínimo que cualquier persona debe tener para desempeñarse exitosamente en el mundo laboral.

Como se concluye de las evaluaciones realizadas en el país, los aprendizajes de los estudiantes en las áreas mencionadas están lejos de ser satisfactorios. Es más, en un estudio realizado recientemente por Corpoeducación y la Universidad de Antioquia, 60 empresas colombianas coincidieron en afirmar que existen muchas deficiencias en lectura, escritura y matemáticas, incluso entre empleados con formación universitaria. A lo anterior se suma la incapacidad para transferir conocimientos académicos a situaciones propias del lugar de trabajo. Resultados preocupantes si se tiene en cuenta que sin estas competencias no será posible contar con recursos humanos que respondan a las exigencias del desarrollo de la economía.

Por supuesto, la formación para el trabajo no se agota en la secundaria. Es preciso hacer más pertinentes las ofertas de educación técnica, tecnológica y universitaria frente a las necesidades de un sector productivo cada vez más exigente. No obstante, el esfuerzo resultará insuficiente si no mejoramos significativamente las competencias de nuestros bachilleres. Así, la educación superior podrá centrarse en lo suyo y los títulos y certificados dejarán de ser una simple constancia de años de escolaridad y comenzarán a reflejar lo que una persona realmente "sabe y puede hacer con lo que sabe".

* Viceministra de Educación y actual secretaria de Educación del Distrito.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.