Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2008/11/08 00:00

Sencillamente reportero

El trabajo del reportero es ese: descubrir la verdad aunque no resulte conveniente para el poder e incluso cuando esa verdad no le gusta a la audiencia

Sencillamente reportero

Poco a poco, y sin que nadie lo note, Colombia se está convirtiendo en uno de esos países donde es más fácil enterarse de lo que pasa por la prensa internacional que por los medios domésticos. Varios casos recientes y graves han salido a flote gracias al trabajo de corresponsales extranjeros. Sin la labor de esos reporteros, Colombia y el mundo habrían quedado limitados a la 'verdad' oficial.

Por ejemplo, gracias al trabajo del periodista Karl Penhaul, de CNN, el mundo descubrió que el Ejército colombiano usó emblemas de la Cruz Roja en la Operación Jaque.

Desde el día del exitoso operativo, el alto gobierno estaba interesado en negar el uso de insignias de organismos de socorro. Esa noche, en vivo y a través de todos los canales de televisión del país, el Presidente insistió en que los militares que llevaron a cabo el rescate no habían utilizado emblemas de organismos humanitarios.

Para darle mayor credibilidad a su afirmación reiterada -e inexplicable hasta ese momento-, el presidente Uribe se lo preguntó a Íngrid Betancourt y al general Mario Montoya, comandante del Ejército.

—Mi general, para repetirle al mundo, ¿no llevaron insignias? -preguntó, afirmando, el mandatario.

—Ninguna insignia, señor Presidente -respondió el militar-, ninguna insignia. Ni de la Cruz Roja, ni de nada parecido, ni de ninguna misión humanitaria, absolutamente. Era una misión especial.

La reiteración era tan enfática, que se volvió sospechosa. Dos días después, cuando el Ministerio de Defensa les entregó a los medios un fragmento de video de tres minutos con algunos detalles de Jaque, un periodista de Caracol Noticias descubrió la fugaz imagen de un militar que llevaba puesto algo que parecía tener las mismas letras del escudo del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Esa primera pista fue sepultada debido al justificado júbilo nacional por el ingenioso rescate.

Sin embargo, unos días después, Karl Penhaul informó en CNN que existían fotos y videos de Jaque que mostraban que por lo menos uno de los militares vistió un peto de la Cruz Roja durante el rescate.

Sólo entonces, el presidente Uribe lo admitió. Sin embargo, buscando un giro que le permitiera lograr el empate, aseguró que el oficial había llevado el peto a espaldas de sus superiores y decidió ponérselo por un ataque de nervios que se apoderó de él, justo en el momento de la operación.

Las imágenes de las que hablaba Penhaul, algunas de las cuales se conocieron días después, mostraron que el peto había sido usado antes de que los helicópteros despegaran hacia el lugar del rescate y que incluso un general se fotografió al lado del hombre de inteligencia, ya disfrazado con el emblema.

Hace unos días, con ocasión de la multitudinaria marcha indígena de Cauca, los paeces denunciaron que miembros de la Fuerza Pública habían usado armas de fuego contra los marchantes. El Presidente lo negó en numerosas ocasiones y escenarios. Incluso afirmó que los indígenas eran quienes agredían a los uniformados y no viceversa.

Nuevamente, Karl Penhaul cumplió con el ingrato deber de desenmascarar la versión presidencial. Un video captado por un indígena con una cámara aficionada, y publicado por CNN, muestra claramente a un policía disparando un fusil. El tirador está parapetado entre los agentes de la fuerza antimotines del Esmad.

El trabajo del reportero es ese: descubrir la verdad aunque no resulte conveniente para el poder e incluso cuando esa verdad no le gusta a la audiencia.

La labor de Penhaul resulta inspiradora para los que trabajamos en este oficio. Es importante que sus colegas lo rodeen de apoyo y solidaridad porque últimamente en Colombia, todo el que se denuncia termina criminalizado.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.