Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2018/04/14 21:53

    Sin Petro no hay paraíso

    Vemos a la secretaria Ángela María Robledo sentada en la recepción, con la diadema puesta. Ingresa Álvaro Uribe, quien lleva de la mano a Iván Duque.

COMPARTIR

Esta columna obtuvo de manera exclusiva el primer libreto de la nueva telenovela de Gustavo Bolívar, Sin Petro no hay paraíso, que a la fecha ha obtenido más del 25 por ciento de rating en todas las encuestas.

ESCENA 1. CONSULTORIO PETRO.

El doctor Petro revisa unos papeles. La bata semiabierta deja entrever un collar de cuentas. Se ve atractivo y seductor. Gustavo Bolívar lo interrumpe.

PETRO: ¿Y la señorita es?

GUSTAVO BOLÍVAR (EXTRAÑADO): Soy Gustavo, jefe.

PETRO: Me refiero a la señorita que está detrás de ti…

DAMA: Soy una dama llamada Colombia, pero míreme, doctor: me siento horrible y quiero un cambio.

Puede leer: Un calmante para soportar elecciones

PETRO: Petro, o sea yo, te puede colocar un cambio, pero no un cambio climático…

DAMA: No me gustan mis senos…

PETRO: Tranquila: yo te hago una intervención para que pueda salir con las y los galanes bien chéveres, como estos de mi equipo.

La cámara toma a Bolívar y a Gregorio Pernía, quienes, torsidesnudos, muestran sus aceitados bíceps en diversas poses. Hollman levanta la ceja, seductor.

DAMA: Ay, doctor, pero ¿será que eso duele?

PETRO: No, no, mamita, mira: siéntese ahí en la camilla que no le expropio es nada…

DAMA (TEMEROSA): Bueno, doctor, haga una transformación bien profunda…

PETRO: Listo, le voy a colocar un subsidio acá, en el pecho, y lo verás que quedas bien…

DAMA (CON NERVIOS): Me da como miedito…

PETRO: Ten la seguridat de que a Petro, o sea a mí, no le queda grande es nada: ponte esta bata y colóquese allí, detrás de ese biombo.

ESCENA 2. SALA DE ESPERA.

Vemos a la secretaria Ángela María Robledo sentada en la recepción, con la diadema puesta. Ingresa Álvaro Uribe, quien lleva de la mano a Iván Duque.

URIBE: ¿Acá es la clínica estética?

SECRETARIA: Sí, Clínica Humana, para servirle.

URIBE: Traigo a este muchacho para que lo encanen…

SECRETARIA: ¿Cómo así, señor?

URIBE: Para que le pinten canas en esos crespos, mejor dicho…

SECRETARIA: ¿Canitas de qué tono?

URIBE: Castaño ceniciento.

SECRETARIA: Bueno, tome la ficha y ya el doctor le hace la intervención, que él es bien intervencionista.

ESCENA 3. QUIRÓFANO.

Vemos a la dama Colombia acostada en el quirófano. La cámara toma a Gregorio Pernía, que, descamisado, muestra sus pectorales frente a un espejo, y a Gustavo Bolívar, quien se aplica keratina en el pelo lacio. Hollman Morris levanta la ceja.

PETRO: Gustavo, díganle al anestesiólogo que vamos a empezar…

Le sugerimos: El viacrucis de la finca en Semana Santa

BOLÍVAR: Él renunció.

PETRO: ¿Navarro renunció?

BOLÍVAR: Sí, dice que va a hacer tareas con los hijos…

PETRO: Entonces hazlo tú…

BOLÍVAR: Pero yo nunca he anestesiado a nadie.

PETRO: No importa… Léale tu libro (A HOLLMAN): Y tú: colóquese de este lado y me ayudas a operar.

HOLLMAN: Pero yo soy el publicista, Gus…

PETRO: No importa. A GREGORIO: Y tú trae el bisturí.

GREGORIO: No tenemos.

PETRO: Entonces ese megáfono.

BOLÍVAR: ¿Esta mascarilla se pone así?

ESCENA 4. SALA DE ESPERA.

La secretaria Ángela María atiende a un nuevo paciente.

HUMBERTO DE LA CALLE: Buenas, señorita…

SECRETARIA: ¿A sus órdenes?

DE LA CALLE: Vengo para un blanqueamiento: es que tengo esos dientes negros de tanto tomar café…

SECRETARIA: Tome la ficha 83 y ya lo llamamos.

De la Calle sale del cuadro; entra Fajardo.

FAJARDO: Señorita, vengo para una operación estética…

Le recomendamos: Caballerizas, 8 de agosto de 2018

SECRETARIA: ¿Senos?

FAJARDO: No, señorita… MIRA HACIA LOS LADOS, CON PUDOR: Es que me suda solamente la axila derecha… Y no quiero estar cargado hacia ningún lado… Y busqué en un Google, pero no sale nada.

SECRETARIA: Tome su fichita y aguarde.

ESCENA 5. CONSULTORIO.

Sentada en la camilla, vemos que Colombia ya despertó de la operación.

DAMA (ATERRADA): Doctor, pero estos senos son del tamaño de un aguacate…

PETRO: Sí, Petro piensa que el aguacate es en sí mismo una revolución agraria…

DAMA (INTERRUMPIÉNDOLO): Y yo quería unas papayas…

PETRO: Petro no da papaya…

DAMA (ATERRADA): ¡Ay, no doctor, esto quedó horrible!

PETRO: Yo te las expropiaría, pero ya te quedaron colocadas allí…

DAMA: Si al menos me las hubiera puesto adelante…

PETRO: Te guías por el criterio de los ricos, que siempre tienen senos adelante: pero si no cambiamos los paradigmas, nunca lograremos operaciones estéticas humanas.

DAMA (INDIGNADA): ¡Su trabajo es una basura!

PETRO: Ahora les digo a los del acueducto que recojan la basura…

ESCENA 6. SALA DE ESPERA.

La sala es un hervidero. Uribe insulta a Fajardo; Duque tutea irónicamente a De la Calle. En esas, sale la señorita Colombia maltrecha, adolorida y con los senos por la espalda. Detrás aparece Petro.

PETRO: Señorita, que pase el siguiente.

SECRETARIA: ¡Uy, doctor, esto es un despelote!

Vemos que Vargas Lleras se integra a la escena.

VARGAS LLERAS: Buenas, vengo para una reconstrucción…

La algarabía de la sala crece.

PETRO (A LA SECRETARIA MIENTRAS SEÑALA A VARGAS): A ese opéralo tú…

SECRETARIA: ¿Yo? ¡Si yo nunca he operado!

PETRO (DÉSPOTA): ¡Hazlo!

SECRETARIA: ¡Qué despelote! ¡Renuncio! (SE PARA). ¡Me voy a hacer tareas con mis hijos! (TIRA LA DIADEMA Y SE MARCHA).

PETRO (GRITA): ¡Hollman!

HOLLMAN INGRESA A LA ESCENA CORRIENDO.

HOLLMAN: Dígame, jefecito…

PETRO: Petro quiere que te quedes de secretaria.

HOLLMAN: Pero nunca lo he hecho…

PETRO: No importa, aprendes…

HOLLMAN: Lo que ordene, jefecito.

Hollman toma la lista de pacientes y saca un megáfono.

HOLLMAN: Número 82, su turno… 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com