Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/10/22 00:00

    Sospecharina

    Quizás el montaje contra el próximo alcalde de Montería no sea tan burdo como pensaba el periódico de su suegro. Los conspiradores se consiguieron un actor igualito al reconocido seguidor del candidato.

COMPARTIR

Lo inexplicable es que se trata de un candidatura que no necesita hacer esto para ganar. Si hay lógica, Carlos Eduardo Correa será el próximo alcalde de Montería. Con él están el Partido Conservador, el Partido Liberal e incluso algunos sectores del Polo Democrático.
 
Su aspiración tiene el apoyo de Arleth Casado, la poderosa senadora que heredó la curul de su esposo el condenado parapolítico liberal Juan Manuel López Cabrales. 
 
También lo acompaña la senadora conservadora Nora García Burgos, investigada por presuntos nexos con paramilitares y madre del actual alcalde de Montería Carlos Daniel Pineda. Curiosamente la progenitora del mandatario quiere que Correa lo suceda bajo la consigna “el cambio es nuestro”. 
 
Como si le faltaran fortalezas, Carlos Eduardo está casado con la hija del dueño de El Meridiano de Córdoba, el principal periódico de la región. Su suegro William Salleg -que tantas primeras páginas le ha prodigado a esa causa- fue grabado hace unos años conversando por teléfono con Salvatore Mancuso, cuando estaba en la clandestinidad, en términos que le parecían comprometedores a varias personas y que no han merecido explicación por parte del zar de la prensa cordobesa y sucreña.
 
Con semejantes poderes empujando su carro sería insólito que la campaña de Correa necesitara alguna otra ayuda cuestionable.
 
Sin embargo esta semana conocí un video que muestra a personas que lucen camisetas de la campaña de Carlos Eduardo Correa y de su compañero de alianza el candidato a la gobernación Victor Raúl Oyola, en un barrio marginado de Montería. Los hombres hablan con los habitantes y después el visitante de mayor jerarquía va hasta una camioneta y le señala el baúl a uno de los pobladores que saca de ahí un bulto de bienestarina. No se alcanza a ver si en el vehículo hay más bultos. (Ver video Bienestarina Montería)
 
La bienesterina, es un alimento producido por Bienestar Familiar para complementar la dieta de niños necesitados. Por lo tanto no es comercializable, el ICBF lo entrega de manera gratuita. No es para engordar animales como fue descubierto hace un tiempo en el Chocó y tampoco puede ser repartido por campañas políticas.
 
El video no ha sido publicado por nadie, pero el periódico del suegro advirtió el viernes pasado que se estaba tramando un horrible montaje contra Carlos Eduardo. Bajo el título “Ni para jugar sucio se cuidan”, la imparcial noticia reza: “se estaría fraguando el montaje de un video, en el que falsos miembros de la campaña de Carlos Eduardo Correa, vistiendo camisetas verdes, dramatizan la entrega ilegal de dádivas como bienestarina y otros elementos a algunos ciudadanos, para supuestamente condicionar el voto a su favor”.(Ver artículo El Meridiano)

Vi el video varias veces y encontré que la placa de la camioneta que transporta la bienestarina parecer ser la OEE 174, una matrícula oficial que el Ministerio de Transporte no ha asignado a ningún vehículo. Si la placa es falsa realmente todo puede ser un montaje.
 
Sin embargo en El Meridiano, el periódico que ha cubierto con tanta devoción la campaña de Carlos Eduardo, hay una imagen que me devolvió a la duda. Se trata de la foto el día de la inscripción de la candidatura. (Ver inscripción)
 
Allí, al lado del feliz aspirante a la alcaldía, hay un hombre sorprendentemente parecido al protagonista del video. (Ver Buelvas) El periódico lo identifica como Charles Buelvas, un médico auditor que en ese momento aspiraba al concejo de la capital cordobesa respaldando la candidatura de Carlos Eduardo y que después fue remplazado en la lista por Darly López.
 
Según una fuente de la campaña conservadora Buelvas se hizo a un lado para que la lista cumpliera con la cuota femenina pero aspira a que se acuerden de él, cuando Carlos Eduardo llegue a la alcaldía.
 
Quizás el montaje contra el seguro próximo alcalde de Montería no sea tan burdo como pensaba el periódico de su suegro. Los conspiradores se consiguieron un actor igualito al reconocido seguidor del candidato. (Ver comparación)
 
 
 
 
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.