Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2007/09/29 00:00

    Su lucha

    No sé si William vinasco peca de malo o de bruto, de inhumano o de ignorante, pero hay buenas razones para reclamarle

COMPARTIR

Esta semana encontré una declaración de William Vinasco que no debe pasar inadvertida. Al final de un reportaje de página completa en El Espectador, el locutor deportivo y ahora aspirante a la alcaldía de Bogotá enumera los cinco personajes a quienes invitaría a su casa. Son ellos Juan XXIII, Rafael Pombo, Tiger Woods, Jorge Eliécer Gaitán y Hitler.

Fernando Araújo Vélez, el periodista que lo entrevistó, debió asombrarse cuando oyó que el candidato agrupó al Papa Bueno, al autor de Rin Rin Renacuajo, a uno de los golfistas más destacados del mundo, al asesinado caudillo liberal y al peor criminal de todos los tiempos.

Vinasco explicó los motivos que tiene para querer llevarlos a su casa: "A Pombo, porque siempre me gustó la poesía; a Hitler porque debió ser sumamente interesante, no cualquiera pone el mundo a sus pies, y a Woods, para que me dé las claves de su calma".

Queda claro, pues, que es una lista de personas que él admira, y no que desprecia.

Sinceramente no sé si William Vinasco peca de malo o de bruto, de inhumano o de ignorante, pero en cualquier caso, hay buenas razones para reclamarle.

Si le parece admirable el hombre que mató a seis millones de personas por cometer el pecado de ser judíos. Si encuentra "sumamente interesante" el mayor genocidio de todos los tiempos y la más sangrienta guerra que haya conocido el mundo. O si, simplemente, nunca le dijeron quién era Hitler.

Semejante salida en falso coincide con la última moda que pretende vendernos al hombre que "narraba con caché" como el fenómeno electoral de Bogotá.

Ya casi nadie se pregunta quiénes lo animaron a presentarse nuevamente como candidato a la Alcaldía. Y muy pocos han querido mirar los números menudos de la encuesta que le da 17 puntos de intención de voto para la elección de alcalde.

Empecemos por la encuesta. Lo que hizo Gallup fue un sondeo telefónico a 400 personas en Bogotá. El resultado de ese estudio tiene un margen de error grande: el 6 por ciento, hacia arriba o hacia abajo. Es decir que lo que anticipa Gallup es que Vinasco puede obtener entre 11 y 23 puntos de los votos de los habitantes de Bogotá que tienen teléfono. Un rango de predicción casi tan certero como el de la astrología.

Sobre el origen de su aspiración, William asegura que lo convencieron con una llamada a Canadá, los directivos del partido Afrouincca, que agrupa a los estudiantes afrodescendientes de la Universidad Incca. Él estaba en Montreal acompañando a un campo de verano a sus hijos Williamcito y Bryan. Por eso tuvo que inscribirse en el consulado.

Otra versión da un cercano amigo y consejero suyo. Asegura don Luis Montoya Moreno que él fue quien animó a William para que se lanzara. En esa charla, que tuvo lugar hace meses en el Pomeriggio, Vinasco habló de buscar el aval del partido del "primer primo" Colombia Democrática, o de Convergencia Ciudadana, orientado por el cuestionado senador Luis Alberto Gil. El señor Montoya lo convenció de ampararse en un partido que "no tuviera connotación especial", como el de María Isabel Urrutia, pero resultó primero el aval de Afrounincca.

Luis Montoya es amigo y habitual visitante del asesor presidencial José Obdulio Gaviria. Fue cónsul general en Puerto Rico, hasta el año pasado, como cuota de Luis Guillermo Giraldo, secretario general del partido de La U, y dice vivir de "varios negocios", de los cuales no entrega información.

Valdría la pena que Vinasco contará qué efecto buscaban con su candidatura.

De momento, y en su defensa, tengo que decir que su admiración por Hitler parece estar por debajo de su necesidad de aceptación social. William pidió hace unos meses ser admitido como miembro usuario del Carmel Club de Bogotá, una institución social de la comunidad judía. Allí juega golf, al lado de descendientes de las víctimas del personaje que "puso el mundo a sus pies".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.