Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/03/01 00:00

‘That is the question'

En lo que respecta al Gobierno y a la marcha del 6 de marzo, ¡Què mal ha manejado el tema!

‘That is the question'

Como los argumentos que exponen los columnistas sirven para aclarar las ideas de los lectores, bien para estar de acuerdo con ellos o para estar en absoluto desacuerdo, me siento en la obligación de comentar mi posición frente a la marcha del 6 de marzo, aunque ya casi todos los columnistas lo han hecho. Pero deben ser cientos, para no decir miles,
los ciudadanos que todavía se debaten entre marchar o no marchar. That is the question.

Mi resumen de los argumentos a favor de una u otra posición son los siguientes:

MARCHE EL 6:

l Porque no hay que dejar que el antiparamilitarismo sea solamente una bandera de la izquierda colombiana.

l Porque hay que demostrar que las víctimas no tienen color político.

l Porque a pesar de que sus citantes han convocado a protestar contra "las víctimas de los agentes del Estado", la mayoría de colombianos entendemos que nuestras Fuerzas Militares no son paramilitares, y que si ha habido vasos comunicantes, ha sido en casos aislados que requieren de toda la sanción de la ley. El 6 de marzo seguramente va a haber quienes salgan a protestar contra nuestro Ejército, pero seremos más los que saldremos a apoyarlo.

l Porque no creemos que el Estado colombiano ni el gobierno Uribe ejerzan una política de ejecuciones extrajudiciales contra indígenas, sindicalistas ni campesinos, como creen los que pretenden que esta marcha sea para demostrar que sí.

l Porque los uribistas no queremos que la marcha se convierta en una protesta contra el Presidente de la República, en la que sólo marchen los antiuribistas.

l Porque los desplazados crecieron en 2007 ¡un 38 por ciento!

l Porque estar contra las Farc y contra el paramilitarismo no son de ninguna manera actitudes excluyentes.

l Para que el Polo asimile esta última premisa.

l Para que Plinio Mendoza acepte que en Colombia hay mamertos, sindicalistas, despistados y nosotros, los demás, que tenemos dolor de víctima. De cualquier víctima.

l Para que el ex ministro Fernando Londoño entienda que si uno cree que hay militares cómplices de masacres, eso no implica que uno crea que nuestro Ejército esté conformado por masacradores.

l Porque José Obdulio dice que no marchemos.

NO MARCHE EL 6:

l Si cree que porque el paramilitarismo está en proceso de desmovilización, sus horrores han quedado enterrados.

l Si cree que el antiparamilitarismo es una actitud mamerta.

l Si cree que hay que dejar que se riegue la bola de que nuestro Ejército comete crímenes sistemáticos de Estado.

l Si cree, como Plinio, que si marcha, no se salva de convertirse en un mamerto, en un sindicalista o en un despistado.

l Si cree, como Fernando Londoño, que no ha habido en la historia de Colombia un solo militar culpable de algo.

l Si cree, como el Polo, que, o se es antiFarc, o se es antiparamilitar, pero de ninguna manera se puede ser las dos cosas al tiempo.

l Si no le importa que el año pasado los desplazados hubieran crecido en un 38 por ciento.

l Si cree en los consejos de José Obdulio.

En lo que al gobierno respecta, ¡qué mal ha manejado el tema! Al invitar a no marchar a través de José Obdulio, perderá con cara y perderá con sello.

Dirán sus opositores que si la marcha es un fracaso, será porque los colombianos interpretaron equivocadamente que marchar contra el paramilitarismo era marchar contra Uribe.

Pero si la marcha es un éxito, dirán que fue porque los colombianos efectivamente marcharon contra Uribe.

En cambio, si el gobierno a tiempo hubiera apoyado las voces que invitaban a marchar contra el paramilitarismo, habría desactivado la carga que unas minorías le quieren meter a nuestras Fuerzas Militares a través de esta marcha.

Yo voy a marchar. Pero advierto que no sé que sea peor para el gobierno. Si que la marcha salga bien, o que salga mal.



ENTRETANTO… Qué falta nos va a hacer el humor bogotano con el que Kendon McDonald escribía sus columnas sobre culinaria. ¿Sabían que además de cocinero, fue un excelente profesor de inglés?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.