Martes, 17 de enero de 2017

| 2004/01/19 00:00

Tras el telón de 'Trinidad'

Parece casi un chiste que se publique que la Fiscalía depende de un folleto de las Farc para probar la jerarquía de 'Trinidad' en las Farc

Tras el telón de 'Trinidad'

Mas impresionante, por sorpresiva, que la captura de 'Simón Trinidad' es el descubrimiento que vino a continuación por cuenta de una cadena de equivocaciones. Quedó claro que ni las autoridades colombianas estaban preparadas para capturar a un alto líder de las Farc, ni las Farc estaban preparadas para que le capturaran a un alto líder. El primer problema se presentó cuando el Ministro del Interior de Ecuador resultó con una versión distinta a la de su colega, el Ministro de Defensa, quien a su vez tenía una versión distinta a la de las autoridades norteamericanas, las que a su vez manejaban una versión diferente a la de las autoridades colombianas. Todos los anteriores estuvieron metidos en el operativo 'Trinidad'. Pero ninguno podía aceptarlo públicamente. Mingobierno ecuatoriano hablaba de una redada rutinaria. Mindefensa ponderaba que la policía ecuatoriana y la colombiana hubieran compartido tanta información e inteligencia. El Departamento de Estado de Estados Unidos se felicitaba por haberles dado a las autoridades ecuatorianas el entrenamiento y el equipo para realizar un operativo semejante. Las autoridades colombianas también apoyaron la versión del operativo conjunto, pero a los pocos días metimos el rabo entre las piernas y nos pasamos a la tesis de que esta había sido una maniobra estrictamente ecuatoriana: por bocón el gobierno colombiano había alebrestado a la oposición de dicho país contra el presidente Lucio Gutiérrez, y provocado toda suerte de molestias diplomáticas. Pero al tiempo que entre todos se tiraban esta papa caliente, surgieron otras dos versiones: que la información la había dado un informante, y que las autoridades colombianas venían siguiendo hace meses a 'Trinidad' porque tenían datos de que cinco jefes del estado mayor y del Secretariado de las Farc se paseaban como Pedro por su casa en Ecuador. Sobre dichos seguimientos nos enteramos por la existencia de un video que las autoridades colombianas, a mi manera de ver con mucha ingenuidad y poco rigor profesional, se encargaron de exhibir. Nuevamente saltó Ecuador: su Ministro de Gobierno advirtió que ese video violentaba sus procedimientos internos. Pero si el objetivo era la captura de 'Cano' o de varios jefes del estado mayor, la sola captura de 'Trinidad', ''el guerrillero de la pashmina verde'', podría despertar perspicacias sobre un posible fracaso. Si a eso se añade que los mecanismos de la inteligencia colombiana son exhibidos, como el video, proporcionando información que debería ser privativa de las autoridades, tenemos que concluir que aquí falta discreción estratégica. Otra prueba de ello es que parece casi un chiste que se publique la información de que la Fiscalía está dependiendo de un folleto de las Farc para probar la jerarquía de 'Trinidad' en la organización. Si eso es así, no se divulga. Y si eso es así, nuestra debilidad judicial contra Palmera es bastante preocupante. A lo anterior se suma la opinión de varios expertos en el sentido de que la captura de 'Trinidad' complicará de manera sensible las relaciones con las Farc, específicamente en lo relacionado con el canje humanitario. ¿Cómo un éxito semejante, la captura del primer dirigente de las Farc de significativa jerarquía, se puede voltear tan rápido? Pero si nosotros no estábamos preparados, tampoco lo estaban las Farc. El osazo de los comunicados expedidos recién capturado 'Trinidad' lo demuestran. Después de asegurar en el primero que ''no hace parte del estado mayor, ni es comandante del bloque Caribe, ni jefe de finanzas'', les debió parecer que lo habían menospreciado un tantillo. Por eso un par de días después, 'Trinidad' pasó de ser un profesor de urbanidad de las Farc a un negociador clave en la misión de concretar el intercambio humanitario, en su papel de ''destacado cuadro político de las Farc''. Y claro: el gobierno francés se lavó las manos, y las Naciones Unidas se lavaron las manos: ninguno de los dos aceptó estar manejando tal asunto con 'Trinidad' en Ecuador. Mientras las autoridades militares y judiciales colombianas maduran sus métodos, y las Farc aprenden a manejar menos tontamente sus adversidades ante la opinión, varios datos poco conocidos del señor 'Trinidad' deben estar rondándole por la cabeza en su celda. Debe haber recordado, por lo menos una vez, sus días de militante en el galanismo. Debe haber recordado cuando en una oportunidad fue arrestado en Santa Marta por sus nexos subversivos apenas incipientes, y liberado por la presión y la insistencia de la sociedad vallenata, sus entonces amigos que él se encargó de traicionar. Y debe haber recordado a la familia Palmera, su familia, sobre la que se posó la sombra de la tragedia, hoy exiliada en el Paraguay, en medio de unas grandes penurias económicas que sus más allegados no se cansan de lamentar.
ENTRETANTO...Lástima que un muy buen servicio al cliente en TV Cable se lo tire una pésima programación. No sólo ya no hay deportes, sino que la ramplonería y la violencia de su contenido alcanzan límites intolerables.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.