Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/05/06 00:00

Un ‘microchip’ necesario

Sin ir muy lejos, hace cuatro años el candidato Uribe aseguraba que si durante su gobierno se cambiaba el período presidencial, la reforma no debería favorecerlo a él

Un ‘microchip’ necesario

Cambiar de posición según el escenario y la conveniencia se ha vuelto la actitud permanente del presidente Uribe. Varios ejemplos de su inconsistencia han salido a flote en los últimos días. El último de ellos tiene como testigos a dos senadores americanos, al embajador William Wood y al vicecanciller Camilo Reyes, entre otros.

Hace un mes los senadores republicanos Arlen Specter y Jeff Sessions visitaron Colombia y se reunieron con el jefe de Estado.

Specter, presidente del comité judicial del Senado, es el autor de una iniciativa para permitir el ingreso temporal de trabajadores extranjeros a Estados Unidos. Algunos detractores de su proyecto afirman que los trabajadores podrían quedarse ilegalmente después del vencimiento de los permisos.

Sin embargo, el senador Specter anunció una ingeniosa fórmula para que los trabajadores regresen a sus países.

"El presidente Uribe dijo que consideraría implantar microchips en los cuerpos de los trabajadores colombianos, antes de su ingreso a Estados Unidos".

Cuando la noticia llegó a Colombia, el gobierno, a través de sus voceros, la desmintió. Según ellos, el Presidente jamás sugirió implantar dispositivos electrónicos a los trabajadores para tenerlos ubicados como criminales. Una declaración como esa podría hacerle daño a su campaña.

Pero los testigos eran tantos -y tan importantes- que el presidente Uribe no pudo negar sus palabras. Se limitó a reinterpretarlas. En entrevista con Citytv aseguró:

-Lo único que les dije fue que si en Estados Unidos con ese desarrollo de la tecnología, de los chips, no tiene mecanismos para saber si esa persona no regresó, entonces en qué estamos.

-Ah, ¿pero entonces la propuesta si existió

- preguntó el periodista Ernesto Cortés.

-La propuesta… -vaciló el jefe del Estado antes de mostrarse molesto y cortante- Mi tema es el que le acabo de decir Ernesto, no tengo nada qué agregarle, ni qué quitarle.

Unas semanas antes del asesinato de Liliana Gaviria Trujillo en Pereira, el Presidente se regocijaba con los logros de la seguridad democrática en esa zona del país. En respuesta a un oyente de Radio Matecaña, declaró:

-Cuando yo llegué a la Presidencia, Risaralda estaba llena de unas bandas del ELN que secuestraban. Esos individuos están todos en la cárcel… Lo importante es no echar para atrás.

Veinte días después y ante las evidencias:

-El narcotráfico está adelantando operaciones criminales que hacen mucho daño en Dosquebradas, en Pereira y en Cartago.

La tranquilidad de Pereira no era tanta como el Presidente proclamaba unos días antes.

Después del crimen, las cifras de la propaganda desaparecieron para revelar que el secuestro y los asesinatos han aumentado en Risaralda. Los homicidios, por ejemplo, subieron el 23 por ciento durante el último año.

Esta semana, buscando la aprobación de la reelección de alcaldes y gobernadores, tan útil para su propia campaña, señaló:

-Ojalá el Congreso, en un acto de sensatez, apruebe la reelección inmediata de alcaldes y gobernadores. El gobierno insistirá en todo momento. Ahora, y si ganó la reelección, insistiremos en eso para bien de la democracia.

Pero el 7 de mayo de 2002, la reelección de los alcaldes no le parecía tan sensata, ni tan buena para la democracia:

-No soy partidario de la reelección inmediata porque se puede poner el gobierno a buscarla. Le introduce más politiquería al ejercicio de esas funciones en muchas alcaldías colombianas.

Habría que implantarle un microchip a cada declaración del Presidente para ver todo lo que se ha movido y todo lo que se moverá de ahora en adelante.

Sin ir muy lejos, hace cuatro años el candidato Uribe aseguraba que si durante su gobierno se cambiaba el período presidencial, la reforma no debería beneficiarlo a él:

-Si yo como Presidente propongo que se amplíe el período presidencial, debe ser para el siguiente, no para mí. Porque si yo gano la Presidencia, el pueblo va a votar para darme un mandato por cuatro años.

Y aquí vamos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.