Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2005/09/18 00:00

¿Un país solo para los cachacos?

Adolfo Meisel fustiga a Planeación Nacional por dejar por fuera de su visión para Colombia en 2019 el tema del desarrollo económico regional, en especial el de la Costa Caribe.

¿Un país solo para los cachacos?

El Departamento Nacional de Planeación (DNP) ha preparado un extenso documento en donde propone las principales líneas de lo que debería ser un plan de desarrollo para Colombia en las próximas décadas y que logre elevar la tasa de crecimiento económico a por lo menos el 6% anual.

La publicación empezó a circular en agosto de 2005 y los directivos del DNP han hecho un llamado a la opinion pública para que se discuta ampliamente esa propuesta.

Esta primera versión de Colombia 2019 contiene una gran cantidad de información estadística que se presenta en forma clara y sencilla. Además, ahonda en temas de gran interés nacional, como el de la desigualdad social y las políticas para avanzar en su reducción.

Sin embargo, es sorprendente que este plan contenga una visión que desconoce casi por completo la problemática económica regional colombiana, a pesar de que en los últimos 15 años los economistas colombianos hemos avanzado en el diagnóstico de los orígenes, la evolución y la situación actual de las enormes desigualdades regionales. Peor aún no se propone nada para corregir esa situación.

Pero es que hasta el título del documento es una afrenta para muchos colombianos. En la pagina web del DNP se da una explicación para la escogencia de ese titulo: "El 7 de agosto de 2019 Colombia celebrará dos siglos de vida política independiente". En el DNP o no saben historia de Colombia, o consideran que lo que realmente cuenta es la región andina del país. Esto por cuanto en 1819 amplias zonas de la Costa Caribe continuaban bajo el dominio español. Como lo señaló Gustavo Bell en un artículo sobre el tema, fue sólo hasta el 10 de octubre de 1821 que los últimos soldados del ejercito de Morillo se embarcaron en Cartagena rumbo a Cuba, y los patriotas pudieron recuperar el domino completo de la Costa Caribe.

La visión centralista de la historia nacional que tienen los tecnócratas de Planeacion Nacional está acorde con la ausencia en el documento Colombia 2019 del problema económico regional. Por ejemplo, en un rápido repaso de la bibliografía se puede ver que la amplia producción académica que se ha publicado en los últimos años en revistas nacionales y extranjeras sobre los desequilibrios económicos territoriales en nuestro país no fueron consultados. Me refiero a las investigaciones en esta materia de reconocidos economistas tales como Mauricio Cárdenas, Fabio Sánchez, Ricardo Rocha, Luis Armando Galvis, Jaime Bonet, Luís Mauricio Cuervo, Cecilia López, Juan David Barón, Alberto Abello, Javier Birchenall, entre otros.

No se encuentra en este documento, por ejemplo, una discusión sobre el aumento acelerado de las desigualdades interdepartamentales en Colombia desde comienzos de la década de 1990, precisamente cuando se suponía que la apertura y la descentralización lograrían todo lo contrario. Peor aún, no hay una propuesta de cómo reducir las brechas económicas entre las regiones. Es más, al respecto se juega con el lector. Me explico. En la sección titulada "Cerrar las brechas sociales y regionales" uno esperaría que se presentara una discusión sobre las políticas económicas y sociales para reducir las brechas regionales. Pero para sorpresa del lector no hay nada de eso. Primero se señalan las principales brechas sociales y la manera de combatirlas. Luego se analiza en el tema urbano, algo muy diferente de las disparidades regionales. Para poner un ejemplo de las enormes disparidades regionales baste mencionar que mientras que en Bogotá la cobertura del servicio de acueducto es de 99.7% en Chocó es de 37.7%.

Quisiera resaltar que un componente esencial del problema del desarrollo económico regional en Colombia lo constituye la problemática de los siete departamentos del Caribe continental (así como en Brasil el caso del nordeste y en Italia del Mezzogiorno son cruciales para entender los desequilibrios interterritoriales).

En la Costa Caribe vive el 21% de la población nacional. En los últimos 50 años el PIB per capita de esa región ha crecido al 1% anual en promedio. Es decir, a la tasa que ha crecido el grupo de países que peor les fue en igual período en el mundo: los del África tropical. Con una región importante del país con un desempeño económico tan deplorable, es ilusorio pensar que Colombia podrá elevar a partir de 2013 su tasa de crecimiento del PIB por encima de 6% anual.

Los técnicos del DNP aún no se han percatado de la importancia que para el futuro de Colombia tiene resolver la crisis en el crecimiento de la economía de su región Caribe.

Valdría la pena que en vez de andar pensando que la economía de Colombia es más pequeña que la de Newark, New Jersey, se pongan a analizar que la Costa Caribe nuestra tiene una población mayor que la de Costa Rica, Suecia, Noruega, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Guyana, Trinidad y Tobago, Panamá, Jamaica, Austria, Bulgaria, Dinamarca, Finlandia, Irlanda, entre otros países. Tal vez así caigan en cuenta de la grave omisión de haber dejado por fuera de este documento el tema económico regional.

Aunque sospecho que para que realmente se entienda lo que durante años han venido diciendo los economistas costeños tales como Jorge García García, Antonio Hernández Gamarra, Jairo Parada, Joaquin Viloria y Cecilia López Montaño, habrá que hacerle una reingeniería a fondo a ese ente que es uno de los últimos reductos del modelo centralista de industrialización por sustitución que el país adoptó en forma activa desde la década de 1950, y cuya visión ha sido siempre esencialmente andina.

En el 2021 los colombianos celebraremos el II Centenario de nuestra independencia del imperio español, el cual había excluido a nuestros antepasados del manejo de su destino colectivo, tal como quedó consignado en el Memorial de Agravios de Camilo Torres Tenorio. Y quienes olvidan la historia están condenados a repetirla.

* Investigador económico de la Costa Caribe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.