Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2003/07/13 00:00

Una buena peluqueada

Se salvaron de rebote los tres pilares del Estado de derecho: el de la separación de poderes, el de la legalidad y el de transparencia

Una buena peluqueada

Mas por chiripa que por diseño, la Corte medio arregló el entuerto del referendo. La sentencia anunciada en estos días parece que va a parecerse mucho a lo que llaman "fallar en derecho". Y el referendo como quedó escrito va a parecerse mucho a un referendo.

El fallo fue en derecho porque la Corte Constitucional esta vez se limitó a hacer cumplir la Constitución. No entró (esperemos) en filigranas sobre el contenido del referendo, ni apeló a la que llaman "hermenéutica" para lograr que la Constitución diga lo que no dice. Se contentó con mirar si el proceso para aprobar la ley de referendo y si la forma de hacer las preguntas se ciñe o no se ciñe a lo que manda la Constitución:

-La prórroga del período de los alcaldes, la penalización de la droga, la supresión de las personerías y las curules de paz se cayeron -o deberían haber caído- por no salir a tiempo en la Gaceta del Congreso y no cumplir con los debates reglamentarios.

-El voto en bloque, el preámbulo a cada pregunta y la opción de votar en blanco se cayeron -o deberían haber caído- porque el Artículo 378 de la Carta dice que "El referendo será presentado de manera que los electores puedan escoger libremente en el temario o articulado qué votan positivamente y qué negativamente".

Y el referendo ahora sí se parece a un referendo, porque los ciudadanos van a contestar sí o no a 14 preguntas separadas, y porque votarán con menos presión de la maquinaria. Lo que había antes no era referendo sino plebiscito, un voto de aplauso al presidente Uribe, patrocinado -de ñapa- por los 1.097 alcaldes y los 31 gobernadores del país. Al quitar el voto en bloque, la zanahoria de alargar el período y el populismo barato por cuenta de la droga y de la paz, asoma la esperanza de que más ciudadanos voten como ciudadanos y no como borregos: "sí" a lo que les parezca sensato y "no" a los que les parezca insensato.

Cuando digo que fue chiripa y no diseño quiero decir que, más allá de parágrafos e incisos, se salvaron de rebote los tres principios pilares del Estado de derecho. El de separación de poderes: la Corte (esperemos) no se metió a legislar, como otras veces ha hecho. El de legalidad: hay que respetar los procedimientos convenidos (los debates, la Gaceta) porque si no viviríamos en dictadura o en guerra. Y el de transparencia: no se puede inventar un referendo y hacerlo aprobar como si fuera plebiscito.

La chiripa es mayor si se le aumenta que con los puntos perdidos no perdimos mucho ni perderemos mucho si se pierden los demás puntos que dejó la Corte:

-Se perdió lo de alcaldes y gobernadores, que unos eran buenos y otros eran malos; pero ahora elegiremos otros, que unos serán malos y los demás buenos. Se perdió el ahorro de las personerías; pero el ahorro se habría ido en agrandar la Procuraduría. Se perdió la penalización de la droga, pero la droga ya está penalizada. Y se embolataron las curules de paz, pero la paz ya andaba embolatada.

-Queda lo que queda prohibido a los políticos: que tengan suplentes, que administren el Congreso, que voten en secreto, que sean elegidos los corruptos, que se expongan a perder la investidura. Lo cual está muy bien pero o ya existe, o no puede cumplirse, o aprieta donde no era.

-Queda la supresión final y radical de los auxilios en un breve artículo, que otro artículo largo resucita, engorda y embellece hasta enredar y tragarse el presupuesto entero.

-Queda el número menor de congresistas, que salvará sin duda algunos pesos pero castiga al voto de opinión y le da peso al voto clientelista.

-Queda el umbral de 2 por ciento que adoptó la reforma de hace un mes, pero la lista única se entierra sin estrenar y se revive la feria de los avales.

-Queda el paquete económico de congelar el gasto, frenar las pensiones, recortar contralorías y orientar las regalías. Dice el gobierno que sin esto vamos directo al default; pero el hallazgo del hueco de 2,5 billones esta semana deja en claro que el gobierno no sabe lo que dice o que de todos modos vamos al default.

Lo bueno pues no será que pase el referendo o que el referendo no logre pasar. Lo bueno será que gobierno y oposición tendrán que hacer pedagogía y que los ciudadanos tendremos que pensar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.