Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2008/02/09 00:00

    Uribe, uno, dos y...

    Óscar Fernando Sevillano reflexiona sobre la posibilidad de un tercer mandato del presidente Álvaro Uribe Vélez.

COMPARTIR

Muy a pesar de que el presidente Álvaro Uribe ideológicamente se encuentra en la orilla opuesta de su homologo venezolano, hay algo en lo que si parecen estar de acuerdo, y es en creer que si no es con ellos a la cabeza, Colombia y Venezuela se desmoronan. No niego que hay aciertos durante el actual mandato, pero no creo que sea motivo suficiente para que se crea que si no es con Uribe, Colombia no tiene futuro, por esta razón es bueno preguntarle, ¿Por qué Presidente, por qué?, ¿Por qué sus amigos se empeñan en creer que si no con usted, la Nación se acaba?

Ahora que por fin se empiezan destapar las cartas y quienes rodean a Uribe han dicho de forma clara que están dispuestos a promover una segunda reelección del primer mandatario, sería bueno que el jefe de Estado diga de una buena vez y de manera clara si esta o no está aspirando a un tercer mandato.

Dice el viejo y conocido refrán que ”el que calla otorga”, y tanto silencio y tantas evasivas generan sospecha, mucho más si recordamos que Uribe asumió actitudes similares cuando por primer vez se propuso el tema.

Muy cierto es que el conflicto colombiano no da tregua y todo lo que tiene que ver con la respuesta militar a los ataques subversivos necesita continuarse, pero eso no quiere decir que necesariamente tenga que mantenerse una persona eternamente al mando, ejemplo claro de esto es el progreso que ha tenido la ciudad Bogotá, la que de manera progresiva ha sido gobernada trabajando sobre lo construido, sin importar la visión ideológica o política de los diferentes gobernantes. Es así como a partir de que el ex alcalde Jaime Castro promueve el Estatuto Orgánico de Bogotá, quienes lo relevaron en el cargo continuaron gobernando la capital del país a través de ese ordenamiento jurídico, obviamente imponiendo su estilo de trabajo y su toque personal, y cada uno de estos le da continuidad a lo exitoso de su antecesor y gracias a esto, el desarrollo de la ciudad no se ha truncado

Estoy seguro de que lo importante no es que Álvaro Uribe siga en el primer cargo del país, aquí lo que debe interesar es que a los proyectos que se han venido desarrollando a lo largo de los últimos años se les dé continuidad para beneficio de todos los colombianos, pues, como bien lo dije en una columna anterior, no se puede alterar el orden constitucional cada vez que se divulgue una encuesta y esta sea favorable para el Jefe de Estado, y se argumente que como ha sido buena la gestión, este debe seguir, pues si la cuestión es esa, repito, lo que se debe hacer es prolongar los planes, no la persona.

Como van las cosas, es ya un hecho que el Partido de La U no dará marcha atrás en su idea, y el Presidente seguirá respondiendo con evasivas, mientras sus amigos cumplen el mandado, por esa razón quienes hoy se encuentran en la oposición deben pensar en la manera como van a enfrentar una hecatombe reeleccionista y asegurarse y ejercer el control político, cosa de que por ahora el primer mandatario se dedique a gobernar, mientras se considera la idea de ejecutar una coalición que lo enfrente desde la primera vuelta de las elecciones presidenciales para el periodo 2010-2014, porque si no es así, Colombia tendrá quién sabe hasta cuando a Álvaro Uribe a la cabeza del país.


sevioscar@hotmail.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.