Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/10/16 10:00

Revista Semana víctima de delincuentes informáticos

Preocupa que en Manizales, a pocos días de las elecciones, se esté generando mediante burdos montajes propaganda negra en contra de personajes de la vida pública.

Revista Semana víctima de delincuentes informáticos

Todos los Caldenses sabemos que la trayectoria política del doctor Octavio Cardona León, es orgullo para su familia, la ciudad de Manizales y el departamento de Caldas, no podemos catalogarlo como persona de malas costumbres, puesto que al suscrito columnista que aparece como presunto autor del pasquín de la referencia nada le consta sobre el particular y la impronta que aparece como de la Revista Semana, jamás ha sido editado en sus talleres editoriales.

El panfleto fue distribuido en forma aleve y cobarde al ser depositado debajo de las puertas de cientos de viviendas de la ciudad de Manizales y varios municipios de Caldas, al suscrito que aparece como su autor le tocó salir a dar explicaciones, lanzar comunicados a la opinión pública, explicando que ni el columnista, ni la Revista Semana, tienen que ver con tan incomodo asunto.

Las personas que acuden a tan detestables prácticas están incurriendo en clara violación del artículo 205 y s -delitos informáticos- del código penal, que da penas privativas de la libertad, y por la gravedad de los hechos relatados en forma fraudulenta, usurpando franquicias de prestigiosos medios de comunicación, señalando autores en forma temeraria, no son sujetos de libertad condicional, además deberán responder civilmente por los daños y perjuicios causados a las empresas editoriales y a las víctimas que son utilizadas, lesionando gravemente su buen nombre, perturbando la tranquilidad social y laboral del medio de difusión, su entorno social y familiar.
 
Es lamentable que en la ciudad de Manizales, que se ha caracterizado por ser cuna de gentes cultas, amables y emprendedoras, existan delincuentes informáticos que con burdos pasquines pretendan enlodar la actividad política, que hasta la presente fecha se está desarrollando sin mayores contratiempos en la ciudad capital y en todo el departamento.

Pretender desestabilizar el desarrollo de una campaña política mediante burdos montajes contra dirigentes de la vida política, no pasa de ser golpes bajos a la opinión pública y a quienes ostentan el poder de ser candidatos legítimamente avalados por los partidos y movimientos, aceptados por la opinión pública.

Es importante dejar en claro, que tan burdo y abusivo montaje no salió de la Revista Semana, ni tampoco es de la autoría de Uriel Ortiz Soto, columnista online, de tan importante medio de difusión, como lo quieren hacer aparecer los delincuentes informáticos, que ya fueron denunciados a la Fiscalía para que adelante las investigaciones pertinentes.

El caso al cual nos referimos ocurre con el candidato a la Alcaldía de Manizales: doctor Octavio Cardona León, con el título: “Octavio Cardona León y sus Amigos”: Mario Castaño, Representante a la Cámara; Carlos Arturo Fehó, ex gerente de la Industria Licorera de Caldas; Arturo Yepes Alzate, Representante a la Cámara; y Jorge Hernán Mesa, candidato a la gobernación de Caldas.

A todos ellos se les hace aparecer con sus respectivas fotografías, con prontuarios delictivos, pero, lo más grave, involucrando a dos damas de la alta sociedad de Manizales, hermanas, y un cuñado del candidato a la Alcaldía de Manizales Octavio Cardona León, como si estuvieran en la cárcel por diferentes delitos, cuando pudimos constatar que es totalmente falso.

Las personas de bien no podemos permitir que se utilicen medios difamatorios en plena campaña electoral y máxime cuando nos estamos acercando a la hora de la verdad, quienes así lo están haciendo han de saber que tienen el repudio social de toda la ciudadanía de Manizales y de Caldas, puesto que estos hechos relatados, ciertos o no, son la antesala de actos violentos que pueden generarse, puesto que quienes figuran como delincuentes en tan abusivo pasquín, si bien son personas pacíficas indudablemente tienen sus seguidores en toda la ciudad de Manizales y del departamento, que exacerbados los ánimos contra la imagen de sus dirigentes fácilmente pueden acudir a las vías de hecho.

Debemos acostumbrarnos a que las campañas políticas hay que hacerlas con altura, sin propinar ofendas y malquerencias a sus contendores, si son ciertas las afirmaciones del panfleto en mención, quienes así están procediendo deben acudir con todos los medios probatorios a los estrados judiciales y hacerlos llegar a los de comunicación con las pruebas pertinentes, caso contrario se desvirtúa cualquier posibilidad de análisis y posterior evaluación para ser publicados.

urielos@telmex.net.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.