Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/03/11 15:21

Exportaciones continuarán cayendo

La principal causa de la caída de las exportaciones, entre muchos otros factores, es el proceso de paz, que de prolongarse su firma, generará más incertidumbre en la inversión extranjera.

Uriel Ortiz Soto.

Hablar de la caída de las exportaciones fuera de la realidad  disfrazándolas con otros factores que no son de su incumbencia, además de ser irresponsable, es desviar la problemática hacia otros sectores de la vida nacional, que nada tienen que ver con el caos que estamos viviendo.

Es apenas lógico que las exportaciones continuaran cayendo, puesto que existen una serie de  situaciones sumamente graves que inciden en la confianza inversionista de nuestro País, dado que nuestro gobierno es inseguro y ambivalente frente a las problemáticas de todo orden que se presentan, sin mirar lo que realmente sucede a su alrededor.

Si los compradores internacionales no ven en el país de compra, una oportunidad de negocio estable y con seguridad jurídica, de que se les vaya a cumplir con la demanda de nuestros productos, podemos estar seguros que por mejores precios que tengamos, así sean los controles de calidad muy estrictos, los inversionistas extranjeros no se arriesgan.

El principal factor del deterioro de las exportaciones está relacionado, aunque no lo creamos, con el proceso de paz, que está generando incertidumbre y desconfianza en todos los sectores de la economía; pero, además, sumado a los hechos de corrupción, la caótica administración de justicia que va a completar tres meses en huelga y no se ve solución por ninguna parte, todo esto está generando temores de los compradores extranjeros al no ver seguridad jurídica para sus inversiones.  

Sin embargo, es conveniente analizar las causas inmediatas que han jalonado la caída de las exportaciones en los últimos años, una de ellas está relacionada con la caída de los precios del petróleo, entre otros factores internos y externos, que se registran en la mala administración de nuestros recursos renovable, que, para ser claros, no tienen nada de innovación con los similares de otros países, que además de tecnificados tienen precios muy por debajo de los nuestros y controles de calidad muy estrictos.

En consecuencia, se debe hacer un análisis de mucha conciencia, puesto que un país que pierde su vocación exportadora, no es sujeto de consideraciones económicas en los foros del comercio internacional y más bien se le mira con compasión, mas no con respeto, puesto que no es factor de confianza y mucho lo que pueda ofertar y aportar para equilibrar la balanza de pagos.  

Las ventas al exterior en el 2015 cayeron un 44.9%, sin importar el alza del dólar, puesto que nunca hemos estado preparados para enfrentar situaciones que se presentan de manera sorpresiva, pero que analizados los mercados de la oferta y la demanda, nos damos cuenta que estamos bastante cortos en el manejo de los factores de productividad y competitividad.

No esperemos que las exportaciones en los meses previos y posteriores a la firma del acuerdo de paz y el desarrollo del postconflicto vayan a reaccionar favorablemente, puesto que el aparato productivo de nuestro país está temeroso y nervioso con lo que pueda pasar, todo esto sumandos a los hechos de corrupción dentro de la administración Santos con los casos de: Isagen, Reficar, Colsalud, entre muchos otros desastres que inciden en la confianza productiva e inversionista de nuestro País.

La parálisis en la justicia, sumado a la amenaza del apagón como consecuencia del robo de las hidroeléctricas  y la nueva reforma tributaria que se avecina, muestran a las claras que los inversionistas extranjeros ven en nuestro País un factor de riesgo para comprar sus productos, puesto que todos los incidentes anteriormente relacionados generan desconfianza, por la inestabilidad jurídica que se presenta a la hora de iniciar procesos judiciales, por el incumplimiento de contratos al contratar mano de obra calificada. 

Hay una pregunta que nos debemos hacer y es ¿porqué el dólar caro, no disparó las exportaciones? La respuesta hay que buscarla con los Estados Unidos, que es uno de los potenciales compradores de productos colombianos, lamentablemente los manufacturados tienen componentes de materias primas importadas, razón por la cual hay rubros que no compensan la manufacturación con productos importados por el excesivo precio del dólar.

Las únicas exportaciones que si están creciendo son las de las zonas francas, puesto que existe una serie de prerrogativas y beneficios que las hacen menos vulnerables a los sistemas primarios de la producción, sin embargo, la mayoría de los productores y exportadores, no tienen acceso a ellas, puesto que inicialmente los costos de inversión e inmediato beneficio no se compadecen con los resultados de mercadeo, que solo empiezan a percibirse a largo plazo y eso dependiendo de la estructura logística de la zona franca.  

Pero es claro que mientras no exista confianza inversionista, no es posible que los mercados internacionales miren hacia Colombia para adquirir sus productos, si se logra que el proceso de paz en su etapa postconflicto tenga éxito, podemos estar absolutamente seguros que las exportaciones empezarán a despegar de nuevo, puesto que son muchas las expectativas internacionales que se están generando en torno de este proceso.

Una vez firmado el acuerdo de paz, el desarrollo de la etapa postconflicto irá marcando la pauta para que de acuerdo a este comportamiento se reactiven, siempre y cuando también los factores de corrupción bajen y la justicia opere como garantía de dar seguridad jurídica a nuestros compradores y transacciones internacionales.

Continuamos creyendo que los productos terminados de sector agropecuario podrían ser una bandera exportadora, pero con la marca: postconflicto, con el fin de mostrar al mundo que el acuerdo de paz firmado va en serio y que los grupos guerrilleros y desplazados se han incorporado a la vida productiva de nuestro país, esto se podría dar siempre y cuando los factores de productividad y competitividad sean prenda de garantía con procesos de agro industrialización, con todas las normas técnicas reguladas por organismos nacionales e internacionales.

urielos@telmex.net.co    

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.