Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/07/07 09:23

    Hijos del viejo Caldas: ejemplo de superación

    Por estos días se celebran los 50 años de segregación de los departamentos Quindío y Risaralda ¿Qué tan conveniente fue esta desmembración?

COMPARTIR

Por estos días se celebran los 50 años de segregación del departamento del Quindío y para finales de año el de Risaralda,- ambos del viejo Caldas-, ¿Qué tan conveniente fue esta desmembración? 

Lo que sucedió con los departamentos de Risaralda y Quindío, fue que no se sintieron conformes con los manejos político – administrativos y financieros, que de tiempo atrás se les venía dando desde el palacio amarillo de la gobernación de Caldas, con sede en Manizales. Lo más grave azuzados por las oligarquías de la época, residentes en la ciudad de las puertas abiertas. 

Fueron muchas las controversias que se generaron entre las tres ciudades: Manizales, Pereira y Armenia, puesto que siempre las dos últimas eran maltratadas en el aspecto político administrativo y financiero, manejado en su época por quienes ostentaban el poder centralizado desde la gobernación de Caldas y el Congreso de la Republica. 

Los departamentos de Risaralda y Quindío, que se desmembraron en la década de los sesenta de lo que fue el viejo caldas, alzaron vuelo en todos los aspectos de su vida: social, económica, política y administrativa, como lo demuestran con orgullo en sus cincuenta años de independencia; para lograr tal objetivo, se libraron entre las partes álgidos debates en el parlamento y en las plazas públicas, donde los argumentos de parte y parte eran razonables. Pero, finalmente la balanza parlamentaria de la época, se inclinó por dar la razón a quienes pedían justicia para sus regiones a través de la desmembración.  

 El viejo caldas que los abrigó con intereses mezquinos desde las épocas de la colonización antioqueña, se ha quedado rezagado en el olvido y en el ostracismo, corroído por los vicios de la corrupción en todos los órdenes,  es vergonzoso tener que decirlo: se encuentra a punto de colapsar, toda vez que en los últimos años está siendo víctima del virus: Guido Echeverry Piedrahita, que como un huracán siniestro se lo está llevando por delante, negociando fraudulentamente las pocas pertenencias que nos quedan, producto del esfuerzo de los caldenses durante varias décadas.

 Lamentablemente, la clase dirigente del actual - y arruinado - departamento de Caldas, no oye, ni ve, ni entiende, antes por el contrario, ante semejante ola de destrucción y corrupción, al muy cómodo senador Mauricio Liscano, seguramente que lo ungirán a partir del próximo 20 de julio, como presidente del Senado de la República, para que con su anuencia y poder legislativo, continúe dándonos garrote, acabando con lo poco que queda del viejo Caldas, gracias a los efectos del virus: Guidista, que de no apartarse de la gobernación, terminará liquidándolo, puesto que no ha podido salir  de la ley 550. Esperamos que el presidente Santos, tenga compasión por nuestro departamento y resuelva tan angustiosa situación lo más pronto posible.

Vemos cómo el departamento del Quindío, está celebrando sus cincuenta años de independencia mostrando un impresionante desarrollo en todos los órdenes: agroindustrial, agro-turístico, industrial,  cultural y deportivo, permitiendo crecer en su comercio nacional e internacional, hasta ubicarse en ser un departamento modelo, que no obstante sus limitaciones geográficas, sus dirigentes no dejan pasar oportunidad para promoverlo nacional e internacionalmente. Además, es poseedor de un valioso recurso natural y humano, que lo sabe aprovechar muy bien, encausándolo mediante programas de emprendimiento y procesos de desarrollo, que siempre terminan en verdaderos emporios comerciales e industriales. 

No obstante el terremoto que sacudió hace casi 20 años a su capital Armenia y sus alrededores, hoy muestran con orgullo cómo se levantaron de los escombros a punta de esfuerzo, sacrificio, constancia y perseverancia; disponen de un valioso portafolio de exportaciones con sus respectivas fichas técnicas, que permite a los compradores internacionales adquirir sus productos con pleno conocimiento de causa.  

El parque del café y sus cafés especiales, son verdaderos atractivos turísticos, que le permiten al visitante un motivo de tranquilidad y esparcimiento conociendo las diferentes variedades de cafés especiales, que ya están siendo promocionados por todo el mundo; en las recientes exposiciones de cafés especiales, los del Quindío han sobresalido por su aroma, textura y calidad, es dueño de un emporio económico hecho a pulso por sus habitantes, que una vez se independizaron del viejo caldas, se dieron a la tarea de ser innovadores, están generando empresas y diferentes fuentes de empleo.

Risaralda, que también se separó en la misma forma por la década de los años sesenta, tiene un impresionante desarrollo para mostrar y muy seguramente que para fines del presente año en sus también 50 años de independencia muestre el portafolio de sus avances en procesos de desarrollo.

Además, ambos departamentos junto con el viejo Caldas, forman parte de lo que es el Paisaje Cultural Cafetero, declarado por la Unesco: patrimonio de la humanidad, la parte agro-turística y agroindustrial de ambos, son  ejemplo de superación para el País, puesto que no obstante también Pereira con sus limitaciones geográficas, superan a varias regiones en sus records de desarrollo: agro-turístico, agroindustrial, industrial y comercial.

Esperamos que la simpática y bella: María Camila Múnera Galeano, que acaba de ser elegida reina nacional del café, nos ayude a promocionar el paisaje cultural cafetero, que para ser sinceros requiere de planes y programas de desarrollo que impulsen sus regiones, puesto  que cada una son
verdaderos emporios de riqueza

Elegía por el eje cafetero

En la tierra del Eje Cafetero/ queda una flor que lentamente fructifica

Por el aire se esparcen sus aromas/ y en la tierra se siembran las semillas 

Esa flor es la hidalguía de sus gentes/ hijos del gran Caldas y la tierra montañera

Porque son orgullo de Colombia y sus cimientes/ y no claudican, ni ante el dolor, ni en la tragedia 

Conscientes del presente y seguros del futuro/ extraen de las ruinas sólidas esperanzas

Para abrir nuevamente los caminos/ otrora senderos de Antioquia en las enjalmas 

Continuad pues con furia de titanes/ que el mundo entero os aplaude y os admira

Abrid fuentes de paz y de progreso/ y que dios y el cielo por siempre os bendiga.

 

urielos@telmex.net.co*

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.