Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/12/29 11:21

    2017: año de corrupción, expectativas, e incertidumbres

    A menos de 72 horas de entrar el nuevo año, por los horizontes de nuestra patria, se ve venir un barco navegando por aguas turbulentas, cargado de corrupción, expectativas e incertidumbres.

COMPARTIR

Definitivamente en el 2016, como en años anteriores, don corrupto nos ganó la partida, lideró, ordenó, e hizo trisas las buenas intenciones de quienes  ingenuamente creen, que los organismos de control lo están enfrentando, cuando en honor a la verdad se les metió al rancho, como ocurre en la contraloría distrital; una vez más y con el desempeño tan pobre que muestran los organismos de control, vale la pena reconsiderarlos, con el fin de reestructurarlos, para hacerlos eficientes, o en su defecto liquidarlos, para dar paso a las veedurías ciudadanas.   

Considero que días previos a la llegada del 2017, nos debemos abrochar muy bien el cinturón de seguridad, hacernos un autoexamen en la clínica de la resignación, posteriormente respirar profundo, con el fin de irnos adaptando a la nueva y terrible situación del año que nos espera.

Pero le advierto querido compatriota, que la resaca de navidad y año nuevo, no es la culpable de todo esta debacle que se nos viene encima, piensa en lo feliz que disfrutaste y ahora inicia el nuevo año aterrizado en la realidad, puesto que los congresistas, por quienes votamos en las elecciones pasadas, - con excepción de unos pocos -, resultaron unos arrodillados y más falsos que promesas de político en campaña, recordemos cuando juraron a pie juntillas, que no pasaban la actual reforma tributaria, pero no fue sino llegarles al oído el campanazo de la mermelada, para hincarse de rodillas y como humiles borregos le prometieron al rey de midas lo divino y lo humano, y así llevar al pueblo colombiano a las arcas de la hacienda pública, para negociar en su nombre hasta el último suspiro.   

¿Pero, y ahora quien podrá defendernos? parodiando al chavo del ocho, no hay nadie que diga yo, puesto que en Colombia,- país de las maravillas-, según el presidente Santos, todo es posible aceitando  con “mermeladas, contratos, chanchullos y peculados; la reforma tributaria fue  aprobada a  pupitrazo limpio, sin que mediara debate de fondo, los señores congresistas fueron convocados a sesiones extras en plena novena de aguinaldos,  esto lo debió prever el gobierno, puesto que de esta forma se evitaron las sesiones largas y tediosas, camino más corto para traicionar a sus electores y pasar la navidad en familia, dejando a su paso toda una debacle social que empezará a verse con todas sus consecuencias fatales a partir del mes de enero.

Son seis los fantasmas que acechan el 2017 y que muy seguramente serán los promotores de una reyerta social sin antecedentes en la historia de nuestro país:

1º- El fantasma de Donald Trump: como candidato y ahora como presidente electo, está, cometiendo una serie de arbitrariedades, que muy seguramente países como Colombia, que han sido semiindependientes de los Estados Unidos, llevarán todas las de perder; nadie sabe a ciencia cierta si los aportes por cuatrocientos cincuenta millones de dólares para la atapa posconflicto, prometidos por el saliente presidente Obama, lo vaya cumplir el presidente electo; lo mismo que los tratados de libre comercio firmados entre ambos países, cuando ya empiezan a despegar con pasos firmes, los vaya a sostener, o será sometido a revisión, según lo anunció en su campaña presidencial; existe también mucha preocupación dentro del gobierno nacional, de qué va a pasar con los programas de lucha antidrogas, que si bien promete mano dura para combatir el narcotráfico, no existe ningún manual o cronograma que nos permita mirar a futuro sobre un problema que ha sido bandera de corrupción, violencia y muerte en nuestro País, de donde se han nutrido los grupos guerrilleros y demás organizaciones que operan al margen de la ley.  

2º- El proceso de paz: desde luego que todos los colombianos la queremos y aspiramos que lo acordado en últimos debates, aunque con algunas falencias, se sostenga a través de la etapa posconflicto, puesto que si no despega en forma eficiente de conformidad con lo pactado en la mesa de negociación y transcrito en el acuerdo, corre el peligro de derrumbarse.

3º- La Reforma Tributaria: todos los sectores sociales, económicos y políticos, la están criticando y muchos se atreven a decir que la forma en que se estructuró y se aprobó deja muy mal parado al gobierno y al congreso de la república, que en un principio dijeron a pie juntillas que no la aprobarían y finalmente hicieron todo lo contrario; quedando en la opinión pública la creencia que los señores congresistas con sus salarios extravagantes de casi: treinta millones de pesos cada uno, sin contar otras prebendas, no les importó un bledo que vayan a ser las clases menos favorecidas, las más sacrificadas.

3º- El fenómeno de la corrupción: cuando más tranquilos nos encontramos, los organismos de control y los medios de comunicación nos sorprenden con los  vergonzosos episodios de corrupción, orquestados por altos funcionarios o exfuncionarios del Estado. Pero, lo más grave es que entre más robusto sea el hecho de corrupción, menos avanzan las investigaciones, donde finalmente se aplica la figura de vencimiento de términos, los implicados recobrando su libertad y demandando al Estado por sumas escandalosas, como en el caso de Interbolsa.

4º- El proceso de paz con el ELN: es realmente vergonzoso por la forma en que han venido chantajeando al Estado, con la liberación del ex congresista, Odín Sánchez de la Occa, todas las promesas que han hecho para liberarlo, las han incumplido, este es el momento en que no se sabe a ciencia cierta que vaya a pasar, puesto que es exigencia del alto gobierno para iniciar el proceso de acuerdo de paz, para lo cual se nombró como negociador a Juan Camilo Restrepo, que hasta la presente fecha, le ha faltado más precisión y decisión en el manejo del tema.

5º-- La Reforma a la Política y a la Justicia: los colombianos de antes, de ahora y de siempre, hemos venido insistiendo en una reforma estructural para estos dos temas, que son fundamentales para frenar los nichos de corrupción que se cuecen en todos los ámbitos de la vida nacional       

6º- Reforma a la salud: en los actuales momentos nuestro sistema de salud se va pareciendo a Venezuela, donde las EPS, prácticamente se las han robado los delincuentes de cuello blanco, que andan de farra por todo el País, sin importarles que en su equipaje de diversión y turismo, lleven almacenados todo un martirologio integrado por compatriotas que han fallecido por su culpa.

No quiero ser aguafiestas en este año nuevo, pero la situación para nuestro País a partir del 1º de Enero del 2017 es bien preocupante, total queridos lectores que amarémonos los cinturones, para que la llegada del 2017, no nos coja con pantalones abajo y no se nos suba  la angustia producto de la resaca de las festividades de fin de año.

Sin embargo, pese a todo, feliz año querido compatriota, que la paz sea contigo, pidamos al Dios del nuevo año, que se pose en nuestros corazones y nos permita construir el santuario de la: tolerancia, el perdón, la reconciliación y el amor por Colombia.  

urielos@telmex.net.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.