Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/11/14 00:00

    El Vaticano pregunta desde su incertidumbre sexual

    El Papa pregunta sobre convivencia extramatrimonial, divorcio, uniones monoparentales, anticonceptivos…

COMPARTIR

Durante mucho tiempo la jerarquía de la iglesia católica ha vivido siglos atrás de la experiencia vital de la mayoría de sus fieles. Francisco que tiene mucho de jesuita, de esos que tradicionalmente trabajan junto al pueblo, está bastante preocupado por la brecha entre doctrina y realidad y ha planteado una “encuesta” mundial en la que la mayoría de las preguntas se relacionan con la sexualidad, cuyos resultados se darán a conocer a los obispos en un año.

En la encuesta la Santa Sede reconoce que "La crisis social y espiritual, tan evidente en el mundo de hoy, se está convirtiendo en un desafío pastoral de la Iglesia en su misión evangelizadora en lo referente a la familia", y destaca que hay "muchas nuevas situaciones que requieren la atención de la Iglesia y los cuidados pastorales".

Por supuesto el Papa responde a una crisis interna de la iglesia que no solo es con la feligresía sino entre la misma jerarquía. Él mismo ha afirmado que la Iglesia Católica se ha bloqueado a sí misma con "reglas para mentes estrechas" y ha evidenciado como la presión mediática y de las realidades sociales ha obligado a que buena parte de la Iglesia se haya tenido que enfocar demasiado en predicar sobre temas controversiales, frente a los cuales la respuesta de ésta no ha sido la más misericordiosa. Francisco incluso ha dicho a los medios  que él no es digno de juzgar la orientación sexual de los sacerdotes como también ha sido claro en su rechazo a la pedofilia.

El cuestionario se divide en nueve categorías: 1.- Difusión de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia sobre la familia; 2.- Matrimonio de acuerdo con la ley natural; 3.- Pastoral de la familia en el contexto de la evangelización; 4.- Pastoral para afrontar algunas situaciones matrimoniales difíciles; 5.- Uniones de personas del mismo sexo; 6.- Educación de los hijos en el sino de situaciones matrimoniales irregulares; 7.- Apertura de los esposos a la vida (paternidad responsable y anticonceptivos); 8.- Relación entre la familia y la persona; y, un tema que deja abierto: 9.- Otros desafíos y propuestas.

No me voy a referir a todas las categorías de análisis, solamente a las más controversiales (2, 4, 7 y 5) y únicamente a algunas de sus preguntas.

La Ley natural

Al respecto pregunta: a) ¿Qué lugar ocupa el concepto de ley natural en la cultura civil, tanto en ámbito institucional, educativo y académico, como en ámbito popular? ¿Qué ópticas antropológicas se sobreentienden en este debate sobre el fundamento natural de la familia?; b) El concepto de ley natural con relación a la unión entre el hombre y la mujer ¿es comúnmente aceptado como tal de parte de los bautizados en general?

La iglesia católica no ha avanzado mucho después de Santo Tomás, quien igualmente retoma de los griegos la idea de que “Las leyes naturales determinan el tipo de comportamiento que corresponde a cada cuerpo o ser natural”. Tomás acepta  dicha idea, de la que se desprende que la conducta puede ser buena o mala (antinatural) pero plantea que las conductas descansan en último término en Dios, en consecuencia la ley natural no es convencional (no es un acuerdo humano), es inmutable (siempre será igual) y es la misma para todos (universal).

Recordemos que para de Aquino «El bien ha de hacerse y buscarse; el mal ha de evitarse». Es el principio fundador de todos los preceptos. En esta idea se basa la iglesia para atacar el matrimonio monoparental, la adopción por parte de parejas del mismo sexo, la anticoncepción y el aborto. La pregunta sobre las ópticas antropológicas deja entrever que es evidente que la iglesia reconoce un cambio de perspectiva en este debate como fundamento natural de la familia, puesto que para quienes no siguen a Aquino no hay diferencia entre matrimonio y unión civil, dado que la unión no atenta contra el bien, quienes pretenden adoptar no pretenden hacer el mal como tampoco lo desean quienes deciden no engendrar hijos, ya sea por anticoncepción o por aborto, porque saben que “el mal ha de evitarse”.

Igual criterio puede aplicarse a la convivencia "ad experimentum" (experimental) y las uniones libres de hecho frente a las que pregunta si son “una realidad pastoral de relieve en la Iglesia particular y local y si hay datos estadísticos fiables, al respecto.

Uniones de personas del mismo sexo

En este ítem plantea cuatro preguntas: a) ¿Existe en vuestro país una ley civil que reconozca las uniones de personas del mismo sexo equiparadas de alguna manera al matrimonio? b) ¿Cuál es la actitud de las Iglesias particulares y locales tanto frente al Estado Civil promotor de uniones civiles entre personas del mismo sexo, como frente a las personas implicadas en este tipo de unión? c) ¿Qué atención pastoral es posible tener hacia las personas que han elegido de vivir según este tipo de uniones? d) En el caso de uniones de personas del mismo sexo que haya adoptado niños, ¿cómo comportarse en vistas de la transmisión de la fe?

En Colombia existen normas civiles que reconocen las uniones homoparentales; ya sabemos que incluso se han pagado páginas a todo color en periódicos de amplia circulación para expresar las opiniones en contra y que algunos “jerarcas” como #MonseñorProcurador han pretendido usar un mecanismo que protege los derechos, para buscar que se vulneren, pero que todos se han mostrado “respetuosos” del “pecador pero no del pecado”.

Las preguntas “C” y “D” son supremamente realistas pues parten de una idea concreta, las relaciones y las adopciones existen entonces hay que hacer algo con ellas; de ahí que interrogue sobre qué atención pastoral es posible tener hacia estas personas y cómo comportarse en vistas de la transmisión de la fe a los hijos adoptados. En prospectiva estos interrogantes dejan entrever que existe la posibilidad del reconocimiento de las uniones y las adopciones, como fundamento para poder llevar una pastoral a ellos.

Aun cuando el cuestionario en el ítem 6 habla de parejas heterosexuales, reconoce que hay las que viven en “situaciones matrimoniales irregulares” por lo que se evidencia algo similar con su aceptación, pues se pregunta cuál es la proporción estimada de niños y adolescentes con relación a los niños nacidos y crecidos en familias regularmente constituidas y sobre la educación de estos hijos.

Apertura de los esposos a la vida

La iglesia, machista, sexista y falocrática como suele serlo se pregunta por la paternidad responsable y su relación con la doctrina planteada en la encíclica "Humanae Vitae". Le preocupa la conciencia de la “evaluación moral” de los distintos métodos de regulación de los nacimientos y cae en su propia ignorancia al preguntar ¿Qué profundizaciones se podrían sugerir sobre ello desde el punto de vista pastoral? 

Partamos de una idea real, los métodos naturales son los respetan la moral católica y que los hijos se procrean para la mayor gloria de Dios, porque engendrarlos es traer nuevos católicos al mundo, por lo que píldoras anticonceptivas, uso de preservativos, esterilización… son contrarias al “bien del matrimonio” que solo acepta la abstinencia como alternativa.

La iglesia sabe que nadie cree en la abstinencia que regula la penetración de acuerdo a los periodos de ovulación de la mujer y que abstenerse se ha modificado por la aceptación del “método de la marcha atrás”, con el agravante de que no es un método, no funciona pero si deja una gran insatisfacción en ambos, por lo que interroga sobre si esta doctrina moral es aceptada. 

En este tema se pregunta ¿Cuáles son los aspectos más problemáticos que hacen difícil su aceptación en la mayoría de las parejas? La respuesta es obvia. Cabría aquí reflexionar sobre un hecho real, para los jerarcas católicos el coito es una cosa y follar es otra. Coito o Cópula sexual para la iglesia tiene un fin procreativo, follar tiene para la gran mayoría de seres humanos un fin recreativo. Las metas son diferentes y el valor que se les da también lo es. 

Ahora bien en este tema la iglesia no desea recular, incluso pretende abrir posibilidades pues pregunta ¿Qué métodos naturales se promueven de parte de la Iglesias particulares para ayudar a los conyugues a poner en práctica la doctrina de la "Humanae vitae"?

Recordemos que hay otros métodos, todos ellos naturales: el de Billings o del moco cervical, el basado en la temperatura basal, el del ritmo, calendario u Ogino Kaus, el aplicado durante la lactancia materna, el sintotérmico y más recientemente se comercializa un producto que se utiliza para detectar el aumento de estrógenos a través de la saliva o el fluido vaginal. 

El problema es que ninguno de ellos es totalmente seguro, dado que su índice de fracaso es bastante alto: 20% al 30 %, no son recomendables para mujeres con ciclos menstruales irregulares, dependen de condiciones que son fácilmente modificables por el medio y no deben emplearse en mujeres próximas a la menopausia, con un gran agravante ¡No previenen contra infecciones de transmisión sexual incluida la del VIH, virus que causa el sida!

Además de las dudas que esta encuesta plantea dejo aquí algunas otras preguntas que muy seguramente merecerían cada una de ellas un post adicional ¿Será que la iglesia va a seguir negando el riesgo al que se exponen mujeres y hombres cuando no utilizan un método de barrera? ¿No disminuiría su aceptación el número de embarazos indeseados y de abortos? ¿La doctrina católica debería influir sobre las decisiones de los países laicos y sobre la vida sexual de los no católicos?

965903518 maricarmen

Carta a comité de ética UA
MRB solicita que directora
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.