Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2014/05/10 00:00

    Voces desde la tumba

    La reciente detención de Gerry Adams en Irlanda reitera el profundo dilema que hay entre paz y justicia y debería suscitar unas cuantas reflexiones en la mesa de La Habana.

COMPARTIR

Un libro tiene temblando a Irlanda. Voces desde la tumba, una investigación académica, se ha convertido en la base para que la Fiscalía de ese país eventualmente le abra un proceso judicial a Gerry Adams, emblemático dirigente del Sinn Féin y artífice de los acuerdos del Viernes Santo, por un homicidio aterrador.

En 1972 una mujer llamada Jean McConville, de 37 años, viuda y madre de 10 hijos, fue desaparecida en Belfast, luego de que un grupo de IRA irrumpió en su casa, y se la llevó a la fuerza con rumbo desconocido. Apenas en 1999, en el marco del proceso de paz, miembros de ese grupo admitieron haberla asesinado y cuatro años después su cuerpo apareció enterrado en una playa desierta. Su cráneo tenía varios orificios de bala.

Dos excombatientes del IRA, antiguos amigos y camaradas de Adams y luego enconados contradictores, dijeron ante las grabadoras de investigadores universitarios que ese crimen lo había ordenado Adams. Los “reinsertados” hablaron bajo la promesa de que el libro se publicaría después de su muerte, tal como ocurrió.

De manera inusual la justicia logró que el Boston College, custodio de las grabaciones originales, se las entregara y fueran usadas como material judicial. Así, Adams estuvo detenido el pasado 30 de abril y durante 48 horas fue interrogado una y otra vez por la Policía. El proceso de paz ha estado en jaque desde entonces y aunque es remoto que se le llegue a acusar, el golpe a su legitimidad es brutal. Máxime cuando se aproximan las elecciones.

Helen, una de las hijas de la difunta, no se ha resignado a enterrar la verdad sobre los motivos y los autores del crimen de su madre. Dice que la ofende que Adams haga política nada menos que en el condado donde ella fue asesinada. Se siente doblemente agraviada: por la falta de verdad y justicia y porque los autores de la muerte de su madre ahora están en el poder.

Este episodio es la prueba más reciente del profundo dilema que hay entre justicia y paz, y lo difícil que es cumplir con la una, y la otra. Si bien la detención de Adams es un exabrupto político y desconoce un acuerdo que le ha traído infinitos beneficios a esa nación; desde el punto de vista de la víctima individual, es más que justo su reclamo de verdad y de castigo.

El caso es oportuno para iluminar la discusión que en poco comenzará en La Habana sobre el tema de las víctimas. Irlanda ha sido un modelo muy observado por las FARC, y del que al parecer quieren retomar muchos aspectos. El mensaje que envía el episodio Adams es que sin unos mínimos de verdad y justicia, el posconflicto se convertirá en un eterno retorno de los muertos y no será posible consolidar una paz duradera.
 
Personalmente me gusta la fórmula que se aplicó en El Salvador con Joaquín Villalobos, el más brillante de los dirigentes del FMLN, cerebro y principal figura de la negociación de paz en su país. Dada la gravedad de los crímenes contra civiles que se cometieron bajo su comandancia, se le inhabilitó para ocupar cargos públicos por 20 años. Eso no impidió que otros miembros del FMLN ocuparan cargos y curules y que ese movimiento llegara a la presidencia este año por segunda vez consecutiva, ahora en cabeza de un exguerrillero.

La justicia transicional no consiste en encontrar fórmulas para beneficiar a quienes en nombre de la revolución o de la seguridad del Estado ordenaron o cometieron actos atroces y de lesa humanidad; sino de encontrar una respuesta moral y jurídica que permita superar el pasado, sin pisotear la memoria de quienes perecieron.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.