Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/07/23 00:00

    ¡Vote Arias 2030!

    Solo usted podrá derrotar a los demás candidatos: Santiago Pastrana, Karen Vinasco y Horacio José Serpa.

COMPARTIR

Me pareció excesiva la celebración por la suspensión que el procurador le decretó al Pincher Arias y que lo deja por fuera del servicio público por los próximos 16 años. La noticia surgió el martes 19 de julio y al día siguiente ya habían decretado festivo, la gente izaba el pabellón tricolor en sus casas y los militares organizaban un desfile para celebrar la noticia: ¿no era demasiado? ¿No creen que estos fallos deberían recibirse de manera respetuosa?

Es verdad que el paso del Pincher por el Ministerio de Agricultura fue polémico. Dejó de otorgar subsidios para drenajes a gente que de verdad los necesitaba, como Fernando Araújo o Fabio Valencia Cossio, en caso de que se tratara de drenajes faciales; y en lugar de ello se los asignó a Valerie Domínguez, que fue la prueba reina del escándalo.

No he sido un efusivo seguidor de Arias, pero reconozco en él a la mascota ideal que sabe hacer sus gracias en la tierra. Por eso lamento que la justicia se haya ensañado en su contra: con el procurador le fue como a los perros en misa; en lugar de acogerlo en las rodillas, como hace con sus perros chihuahuas, la contralora le congeló las cuentas; Gegar Kennels vetó su ingreso y la fiscal pidió que lo apresaran.

De acuerdo. Repréndanlo. Pero ¿no existe una manera menos cruel de hacerlo? Mándenselo a César Millán, si quieren. Pero ¿pedir que lo encierren en un guacal? ¿Suspenderlo por 16 años humanos? ¿No comprenden, acaso, que su gestión como ministro fue la venganza del animal sobre el campesino que siempre lo somete? ¿Dónde están las asociaciones defensoras de animales? ¿Dónde está Fedegán, al menos, para proteger al exministro Andrés Fernández, el famoso 'Compincher'?

Como miembro de su generación, me resisto a dejar de verlo en la vida pública. Por eso, elevo mi voz desde esta tribuna para pedirle al doctor Arias que, desde ya, acepte ser candidato en las elecciones de 2030.

Lo postulo. Doctor Arias: acepte este humilde pedido. Hágalo por todos nosotros, los de su generación. Usted nos inspira. Sobre todo a los humoristas. No se ha perdido nada todavía. En este momento está naciendo una camada entera de primivotantes que en 18 años no tendrán idea de qué era Agro Ingreso Seguro. Para entonces Valerie Domínguez será una especie de María Eugenia Dávila, y haberle otorgado subsidios será visto como un gesto humanitario, no como un delito.

Prepárese desde ya para las elecciones de 2030. Solo usted podrá reivindicar el uribismo y derrotar a los demás candidatos: Santiago Pastrana, Angelina Garzón, Karen Vinasco, Horacio José Serpa y José Galat. Ah, y Noemí Sanín, o su nueva versión, que es Gina Parody. Después de los ocho años de Santos, de los ocho de Vargas Lleras y de los cuatro que no alcanzará a terminar Samuel, el turno será suyo. Y ahí sí que tiemblen los que hoy se ríen; ahí sí que digan cuál es la risa.

Agite desde ya el trapo azul; cómprele corbatín a Ernesto Yamhure para que aliste Ministerio; convoque a la ministra Beatriz Uribe para que gerencie una campaña de expectativa que vaya abriendo el apetito del electorado desde ahora: "Faltan solamente 5.840 días para que regresen la mano negra y el corazón grande".

Y una vez en el poder, devuelva la honra que los terroristas de civil le han quitado al uribismo. Indulte a José Obdulio; nombre embajadora en Panamá a la hija de María del Pilar Hurtado; haga que devuelvan las acciones de Invercolsa a los nietos de Fernando Londoño; facilite el ingreso de Sabas Pretelt al programa Viejitos en Acción; paute generosamente en la versión en línea de El Colombiano; cierre la renacida revista Cambio; exima de impuestos al sanatorio donde esté internado el doctor Uribe; asígneles minas, resguardos indígenas y nuevas zonas francas a los citicos. Y restitúyales a los pobres terratenientes las hectáreas que les arrebató de forma ruin el gobierno traidor de Juan Manuel Santos para otorgárselas a unos campesinos que ni siquiera saben qué hacer con ellas.

Véalo por el lado bueno: 16 años se pasan volando. Son apenas cuatro mundiales de fútbol, a los que de todos modos no vamos a clasificar: en dos nos eliminarán bajo la dirección técnica de Bolillo y en los otros dos bajo la de Pacho Maturana. Y, para el 2030, usted ya será mayor de edad. Además, este resbalón le sirve para perder la virginidad en política, tema que está de moda desde que Uribe confesó en Twitter, esta semana, que alguien lo había penetrado. ¿Quién penetró a Uribe? ¿Y cómo? ¿Fue en un callejón? ¿En una caballeriza? ¿La penetración también fue a sus espaldas? ¿Por qué la política colombiana parece un ejercicio pornográfico? Miren el caso de los verdes, que se dejaron penetrar por el gobierno: no fue sino que Juan Manuel Santos los invitara a desayunar para que Lucho le entregara el partido a cambio de una mimosa. Esa fue la tal ola verde.

Doctor Arias: nada de tristezas. Afuera esos pucheros. Arriba esa carita. Regáleme una sonrisa, que esto apenas comienza. En 2030 usted ya tendrá experiencia, tendrá cancha: pero la cancha tiene cura, no se afane. Sueño con verlo de presidente, dispuesto a reivindicar los tres huevitos de Uribe que, para entonces, ya estarán muy grandes: ya serán unos huevones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.