Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/22/2011 10:19:22 PM

2011: UN AÑO GRIS, PASADO POR AGUA

gaviotas+Areu2.jpg

2011: UN AÑO GRIS, PASADO POR AGUA


Popayán, diciembre 22 de 2011

 

El 2011 fue un año gris y pasado por agua. La política en Colombia fue del mismo tenor. Más de lo mismo y llovió sobre mojado. Tempestades, avalanchas y grandes inundaciones en lo físico-climático y ambiental. Amagues de tormenta, pequeños deslaves políticos y míseros aluviones fue lo que ocurrió en la política. 2011: lánguido y empapado.

 

La “tormentosa” relación Uribe-Santos no pasa de ser una pelea entre compadres, alentada y sublimada por los medios de comunicación. Cada uno debe defender lo suyo; saben que no pueden pasar a más, porque tienen mucho que perder y ocultar. Al fin y al cabo sólo se trataba de salir de Uribe para salvar el negocio. Y por ahora lo han conseguido.

 

Los deslaves políticos son de la misma naturaleza. Se “re-constituye” el partido liberal para hundir el verdadero liberalismo. Se divide a la “U” para salvar al conservatismo. Se creó el partido “verde” para destruir lo poco de vergüenza moral que tenían sus fundadores. Se desparrama el Polo para que cada quien mantenga sus pequeñas capillas y sus liderazgos de grupo. La fuerza y el aluvión social es lo que menos importa. Sigue disperso y sin norte.

 

Salieron a flote – a medias – los detalles de los crímenes de Uribe y su combo criminal, pero sólo se echaron “perros flacos” a la hoguera. Se destaparon grandes ollas podridas de corrupción, pero sólo se hizo eco del “cocinado” de Bogotá. Lo demás se quedó en anuncios. Los verdaderos corruptos y perpetradores de los delitos siguen amasando grandes fortunas en los bancos y grandes empresas trans-nacionalizadas. El negocio va muy bien.   

 

Se comprobó el desplazamiento de más de 4 millones de colombianos y el despojo de más de 6 millones de hectáreas de tierra, pero las víctimas están en la penumbra. Se legisló sobre reparación y restitución de tierras pero la mayoría de dolientes están desperdigados en ciudades sin que efectivamente surja un movimiento social de retorno al campo. Todo apunta a que el proyecto de agricultura sin campesinos será lo que termine imponiéndose.

 

En medio de esa pintura grisácea –  insubstancial –, alcanzan a despuntar varios  hechos y figuras que se destacan. El movimiento estudiantil universitario; la lucha de los nuevos trabajadores petroleros; el desencanto con las marchas por la Paz, contra el secuestro y demás causas desgastadas y manipuladas; el trabajo serio de la Fiscal que cuando empezaba a morder más arriba le organizaron su propio escándalo; Petro y Fajardo que tienen que ser de verdad “sociales” en sus gobiernos para consolidarse como presidenciables para el 2018, y… hasta allí, pare de contar.

 

Gris y mojado no sólo ha sido el año y la política. Frente a un mundo y una Sudamérica en permanente cambio y en ebullición política y social, Colombia se muestra vacilante, tímida, indecisa, irresoluta, frente al futuro. Mientras en los países árabes, en Europa y en los mismos EE.UU. se levanta la juventud contra la dictadura de la plutocracia financiera internacional, en Colombia sólo un incipiente movimiento estudiantil saca la cara por las luchas sociales. Santos refleja esa inseguridad: cacarea y no pone huevos, se asusta con la más mínima protesta social y pretende llevarle la idea a todo el mundo. Piano, piano, va montando su reelección mientras entrega los últimos rescoldos de soberanía.

 

Y tal parece que no podría ser de otra manera. Recién salimos del “embrujo autoritario”. Empezamos a superar el “trauma guerrerista”. Las nuevas generaciones, entre ellas millones de campesinos recientemente urbanizados, sólo ahora se percatan de su nueva situación. Los cientos de miles de jóvenes profesionales van evolucionando en forma acelerada. De simpatizar con Uribe (No más FARC, 2008-9) saltaron a la “ola verde” (2010) y hoy buscan nuevos rumbos. Hay que ser pacientes.

 

Esperamos que en el año 2012 las profecías mayas se concreten. No en un gran cataclismo para la humanidad sino en la consolidación de ese movimiento planetario que tuvo su debut el pasado 15 de octubre (15-0). Igualmente que en Colombia, la crisis de las prácticas políticas falsamente alternativas sirva para que se retome el camino de la construcción de un movimiento democrático con alto contenido ético, fuerte compromiso social y grandeza espiritual. Feliz año.  

 

Nota: A nivel internacional se presentó el libro “EU am Ende”, Primer Modelo Post-capitalista del Mundo en Berlin. Ver: http://www.amazon.com/Zukunft-jenseits-Kapitalismus-Kommandowirtschaft-ebook/dp/B006FKS3Z8;

http://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com/2011/12/primer-modelo-postcapitalista-del-mundo.html

 

      

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.